Celebraba su cumpleaños en un bar con karaoke, una TV le cayó encima y la mató

Celebraba su cumpleaños en un bar con karaoke, una TV le cayó encima y la mató

Fue a festejar su cumpleaños a un bar y, en pleno karaoke, murió aplastada por televisores

La víctima se llama Tatiana Pokhorenko y cumplía 35 años. Todo quedó registrado por una cámara de seguridad. El dueño del local, en Surgur, Rusia, fue investigado y declarado culpable después de tres años.

Tatiana Pokhorenko decidió festejar sus cumpleaños número 35 en un bar karaoke con sus amigos. Pero lo que nadie se imaginó es que la noche terminaría con una trágica muerte.

Los hechos ocurrieron en un local nocturno llamado Gallery Club de la ciudad Surgur, ubicada al este de Rusia, y todo quedó registrado por una cámara de seguridad del estableciento.

En el video, se ve a Tatiana bailando bajo las pantallas de karaoke instaladas en una estructura que cuelga del techo. Pero de repente, los seis televisores gigantes, que en conjunto daban un peso de casi 200 kilos, cayó sobre ella.

De inmediato se pueden ver a al resto de los presentes que sorprendidos se acercan a la escena y retiran la estructura de metal arrugada. Allí se puede ver a Tatiana tumbada inmóvil en la pista de baile.

Rápidamente se comunicaron con los servicios de emergencias, pero los paramédicos al llegar comprobaron que la cumpleañera ya estaba sin vida.

«Estaba levantando las pantallas para que los clientes del primer piso también pudieran disfrutar del karaoke. En un momento, las pantallas de karaoke cayeron y mataron a la mujer», dijo a los medios locales David Skvortsov, quien era el DJ del local esa noche.

El caso conmocionó a la ciudad y Semen Kopaigora, el dueño del lugar, fue investigado y declarado responsable de la negligencia que causó la muerte de Tatiana. El empresario recibió la condena el pasado el 6 de julio y fue sentenciado a tres años de cárcel en suspenso por el incidente, que ocurrió en 2018.

Los fiscales sostuvieron que Kopaigora «instaló la estructura con pantallas de karaoke sin asegurarse de que cumple con los requisitos de seguridad».

El tribunal de la ciudad de Surgut explicó que el veredicto tuvo atenuantes porque se consideraron a los dos hijos pequeños de Kopaigora, sus acciones para enmendar a los familiares de la víctima -tuvo que indemnizarlos- y que admitió su culpa, informaron los medios locales.

 

Por Crónica