Portugal con 1.500 casos diarios y la variante delta amenazan el verano

Portugal con 1.500 casos diarios y la variante delta amenazan el verano

Foto: Agencias

Portugal registró hoy 1.496 nuevos casos de covid y una víctima mortal, una tendencia que, unida al avance de la variante delta del virus -considerada la más peligrosa-, amenaza la temporada de verano para el sector turístico, locomotora de la economía lusa.

El informe de la Dirección General de Salud confirma que hoy se contabilizó el mayor número de casos en un domingo desde febrero, cuando el país se encontraba confinado por el avance de la pandemia.

La víctima mortal responde a la región Norte del país, aunque Lisboa y el Valle del Tajo continúan como la zona roja de la pandemia, con el 66% de los nuevos casos y predominio -en un 70%- de la variante delta.

El Gobierno mantiene las restricciones sobre la región -cordón perimetral del área metropolitana de Lisboa los fines de semana y cierre anticipado de restaurantes y establecimientos comerciales- y no descarta avanzar con nuevas medidas si se mantiene la tendencia en los próximos días.

Los datos más recientes indican un leve descenso en el índice de transmisión en el país, que se sitúa en un 1,15, aunque la incidencia supera los 137 casos por cada 100.000 habitantes.

En conjunto, con una población de 10 millones de habitantes, Portugal suma 874.547 positivos y 17.084 muertos desde el inicio de la pandemia.

 

Revés para el turismo de Portugal

El avance de la enfermedad y el predominio de la variante delta están pasando factura a Portugal. Se ha quedado fuera de la «lista verde» británica y ha sido incluido en la llamada «lista roja» de Berlín, lo que implica que los visitantes de ambos países tendrán que guardar cuarentena a su regreso.

La decisión de Londres -principal mercado del sector turístico luso- cayó como un jarro de agua fría sobre el Algarve, que todavía tenía esperanzas de recuperar a los ingleses y salvar la temporada con alemanes, españoles y turismo nacional.

Sin embargo, Berlín incluyó el sábado a Portugal en su lista «roja» y miles de turistas alemanes comenzaron hoy a abandonar anticipadamente las playas lusas para evitar la cuarentena a su vuelta a casa.

El Algarve y Madeira son los más afectados. Solo en el archipiélago, las autoridades reconocían hoy más de 6.000 cancelaciones de las reservas alemanas previstas para las próximas semanas.

Un revés para el turismo, que reclama más ayudas al Gobierno para sobrevivir.

 

Madeira, en la lista verde británica

Pese al golpe que supone la decisión de Berlín, Madeira confía en salvar la temporada después de que Londres haya aceptado el criterio de «discriminación positiva» para colocar a las islas en su lista verde en la última revisión, el pasado día 24, debido a la mejora de la situación epidemiológica.

El anuncio de Londres se ha traducido de inmediato en un aumento de las reservas: Más de 65.000 plazas de británicos para julio y agosto, según el secretario de Turismo de la isla, Eduardo Jesus.

De acuerdo con el funcionario, en los últimos días, algunos operadores han registrado en una sola jornada tantas reservas británicas como era habitual en una semana antes de la pandemia.

Madeira, según las autoridades sanitarias lusas, registra 60 casos activos de covid y ninguno presenta la variante delta.

El objetivo ahora es conseguir que Berlín siga los pasos de Londres y saque a Madeira de su lista roja, incluso aunque mantenga al Portugal continental.

 

La amenaza Delta y las vacunas

La amenaza de la variante delta preocupa mucho, tanto a Portugal como a Bruselas.

En las últimas horas se ha detectado en Dinamarca el primer caso de la variante delta plus, una mutación nepalesa, en un pasajero de un vuelo procedente de Portugal.

Según medios lusos que citan a las autoridades sanitarias danesas, el positivo se detectó el pasado día 21 y la secuencia del genoma que confirma la gravedad se completó el día 25.

Tanto el pasajero infectado como el resto de los viajeros del avión están en aislamiento.

Mientras, el Gobierno luso anima a los portugueses que vuelven a casa en vacaciones a que se vacunen antes de viajar y anuncia que solo aceptará las vacunas aprobadas por la UE: Pfizer/BioNTech, Moderna, AstraZeneca y Janssen.

Los visitantes vacunados con la china, rusa, india o cubana, necesitarán un test negativo para entrar en Portugal.

 

Lea también: El mundo totaliza 180.8 millones de contagios; Europa concentra la mayoría de casos

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

AP