Perú cumple cinco días sin conocer ganador de balotaje, pero izquierda latinoamericana saluda a Castillo

Perú cumple cinco días sin conocer ganador de balotaje, pero izquierda latinoamericana saluda a Castillo

Castillo Perú

Perú cumple cinco días sin conocer ganador de balotaje, pero izquierda latinoamericana saluda a Castillo. Foto: Agencias

Cinco días después del balotaje entre la derechista Keiko Fujimori y el izquierdista Pedro Castillo, Perú sigue sin conocer quién será su próximo presidente, en medio de un recuento trabado por impugnaciones de actas de votación y denuncias de fraude, aunque líderes de la izquierda latinoamericana abrazan «victoria» del maestro rural.

El mandatario interino, Francisco Sagasti, comenzó a hacer esfuerzos para calmar los ánimos en un país polarizado que espera desde el domingo la definición de la contienda electoral, que entró el viernes a una fase cada vez más compleja.

Pese a que aún no hay ganador oficial en Perú, Castillo sumó felicitaciones de los expresidentes de Brasil y Ecuador, Dilma Rousseff y Rafael Correa. «Su victoria sobre la extrema derecha es un estímulo para las fuerzas progresistas latinoamericanas», dijo la exmandataria.

En la semana celebraron su «triunfo» también los exmandatarios Evo Morales de Bolivia, Luiz Inácio «Lula» da Silva, también de Brasil, la primera dama de Nicaragua, Rosario Murillo, y los actuales jefe de Estado de Bolivia, Luis Arce, y de Argentina, Alberto Fernández, quien lo llamó «presidente electo».

Ante estas expresiones el gobierno peruano «se ha visto en la obligación de entregar una Nota de Protesta a los embajadores de dichos países en Perú, indicando que los resultados finales de las Elecciones Generales 2021 aún no han sido anunciados oficialmente por las autoridades electorales», indicó la Cancillería en un comunicado.

Castillo tiene una ventaja de 60.000 votos, con el 99,5% de las mesas escrutadas, pero el Jurado Nacional Electoral (JNE) de Perú todavía debe resolver los pedidos de impugnación de miles de sufragios presentados por ambos postulantes y sobre todo por parte de Keiko Fujimori.

«Fujimori está desafiando a las autoridades electorales. Primero denunció fraude y luego ha hecho una serie de cuestionamientos, pero la gente ha votado democráticamente y con el reconocimiento de los organismos internacionales» de observación electoral, que afirmaron que el proceso fue limpio y transparente, dijo a la AFP el analista Hugo Otero, exasesor del extinto presidente Alan García.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) repudió el acoso contra el diario La República y de su director, Gustavo Mohme, por parte de seguidores de Fujimori. La organización instó a la candidata a instruir a sus partidarios para que cese el hostigamiento y la responsabilizó «por una posible escalada de violencia».

 

Que «impere la calma»

Mientras el JNE, que debe proclamar al vencedor en el balotaje, resuelve los pedidos de nulidad, Sagasti habló con personas ligadas a ambos candidatos para pedirles que impere la calma cualquiera sea el ganador, reveló en un mensaje en Twitter.

Con el objetivo de propiciar la calma en un momento «complejo», Sagasti dijo que se había comunicado «con varias personas». «Una de esas personas fue Mario Vargas Llosa», señaló. 

El laureado escritor de 85 años ha estado apoyando a Fujimori activamente desde España, donde reside, a pesar de que en el pasado fue un furibundo antifujimorista.

De hecho, el hijo del escritor, Álvaro Vargas Llosa, confirmó este viernes que su padre habló con Sagasti: «Sería una infidencia revelar el contenido de la conversación porque fue privada», dijo a la radio RPP.

Según su versión, terminada la llamada con Sagasti su padre le pidió a él contactarse con Fujimori «para reiterarle en términos inequívocos su respaldo a lo que está haciendo, cosa que él considera perfectamente ajustada a lo que son las normas de conductas democráticas», precisó Álvaro Vargas Llosa.

 

Perturbaciones

La tensión aumentó el jueves, luego de que un fiscal anticorrupción pidiera prisión preventiva para Fujimori por supuestamente infringir las reglas de su libertad condicional por el caso de los aportes ilegales de la constructora brasileña Odebrecht, por el que estuvo en prisión preventiva por 16 meses.

Según la candidata, que debe ir a juicio si pierde el balotaje, «hay una clara intencionalidad de distraernos, perturbarnos del proceso» electoral por parte del fiscal.

Esa petición del fiscal crispó más los ánimos y luego la Marina de Guerra peruana negó en un comunicado la veracidad de un audio sobre una supuesta conspiración de jefes navales «contra el orden constitucional».

Fujimori denunció el lunes «indicios de fraude» y el miércoles pidió anular 200.000 votos, acentuando el clima de incertidumbre tras años de convulsiones políticas, que llevaron incluso a juramentar a tres presidentes en cinco días en noviembre pasado.

La organización de la cúpula empresarial peruana, Confiep, que en anteriores comicios apoyó a Fujimori, pidió a ambos candidatos «respetar la decisión final» del JNE.

Lea también: Al menos 17 muertos al caer autobús a abismo en Ruta Andina de Perú: el chofer era venezolano

Las solicitudes de revisión demorarían más de una semana en decidirse en el JNE, por lo que la contienda sigue abierta, con caídas desde el lunes de la bolsa limeña y un dólar que va alcanzando precios récord de 3,9 soles.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

AFP