Esta mujer inspiró al morir el vallenato mas sentimental de la historia

Esta mujer inspiró al morir el vallenato mas sentimental de la historia

Esta mujer inspiró una de las canciones vallenatas mas hermosas: Alicia adorada. Cuentan algunos que el poeta compositor y acordionero, Juancho Polo Valencia cantó esos versos al encontrar en su casa la noticia de que su amada esposa había muerto.
En la voz del propio Juancho Polo Valencia el tema fue un éxito en Colombia y gran parte de Latinoamérica, sin embargo, fue Carlos Vives quien lo hizo sonar en todas las emisoras del continente.

Sobre esta dama y su fotografía el periodista Jaime Pérez Parodi en su cuenta de IG jaimeperezparodi comenta:
«Y esta es, Alicia Cantillo, la mujer de «Juancho Polo Valencia» que murio en la bella poblacion de «Flores de Maria»

Juan Manuel Polo Cervantes (Corregimiento Candelaria, Cerro de San Antonio, Magdalena, 18 de septiembre de 1918 – Fundación, Magdalena, 22 de julio de 1978), más conocido como Juancho Polo Valencia, fue un juglar compositor de música vallenata, conocido por canciones como Alicia adorada, Sombrero blanco, El duende, Lucero espiritual, Marleny y Sí, sí, sí.

Sus composiciones vallenatas fueron grabadas e interpretadas por importantes cantantes del género vallenato como Carlos Vives, Diomedes Díaz y Jorge Oñate.

El día 22 de julio de 1978 Juancho Polo fue encontrado muerto en una casa, acostado en una hamaca con una botella de licor a su lado, viejos amigos organizaron su funeral y dispusieron los arreglos fúnebres del célebre compositor Magdalenense. Sus restos reposan en el panteón del Corregimiento Santa Rosa de Lima de Fundación. (Wikipedia)

Como Dios en la tierra no tiene amigos
Como no tiene amigos, anda en el aire
Como Dios en la tierra no tiene amigos
Como no tiene amigos, anda en el aire
Tanto le pido y le pido ¡ay hombe!
Siempre me manda mis males
Tanto le pido y le pido ¡ay hombe!
Siempre me manda mis males
Se murió mi compañera, ¡que tristeza!
Alicia mi compañera, ¡que dolor!
Alicia mi compañera, ¡que tristeza!
Alicia mi compañera, ¡que dolor!
Y solamente a Valencia, ¡ay hombe!
El guayabo le dejó
Y solamente a Valencia, ¡ay hombe!
El guayabo le dejó
Pobre mi Alicia, Alicia adorada
Yo te recuerdo en todas mis parrandas
Pobre mi Alicia, Alicia querida
Yo te recordaré toda la vida
Allá en Flores de María
Donde to’el mundo me quiere
Allá en Flores de María
Donde to’el mundo me quiere