'Élite': Las incógnitas que tendrá que resolver la quinta temporada

‘Élite’: Las incógnitas que tendrá que resolver la quinta temporada

Las Encinas funciona así: pueden cambiar los directores del instituto, pueden cambiar los inspectores de policía, hasta puede cambiar el alumnado, pero hay una cosa que nunca cambia, y son las tragedias. Tras tres temporada en torno al asesinato de Marina (María Pedraza) y sus consecuencias, Élite regresa con un nuevo crimen en el colegio más pijo de la TV.

“Si, en las primeras temporadas, arrancábamos con tres chicos becados llegando a un mundo de ricos, ahora hacemos lo contrario: los que llegan son más rico que los ricos. Ya no es tanto el choque de clases como lo nuevo contra lo antiguo”, nos cuenta Carlos Montero, creador de la serie junto a Darío Madrona.

En este caso, lo antiguo equivale a los alumnos veteranos que repiten curso (Miguel Bernardeau, Claudia Salas, Itzan Escamilla, Omar Ayuso, Arón Piper y Georgina Amorós) y lo nuevo representa a Benjamín (Diego Martín), un director dispuesto a reconducir el colegio, y a sus tres hijos (Carla Díaz, Martina Cariddi, Manu Ríos), cuya aparición provoca desencuentros, amores y otra tragedia.

Asimismo, los novatos son la excusa para abordar nuevas y crudas realidades, esas que tanto gustan a los guionistas de Élite, como esa trama especialmente delicada que afecta a Mencía (Cariddi); esta usa su cuerpo como moneda de cambio con Armando (Andrés Velencoso), pero su ‘Sugar Daddy’ termina obsesionándose con ella.

Y aquí no acaba la cosa porque hay un quinto fichaje que también tiene lo suyo: se trata de Phillipe (Pol Granch), un príncipe europeo de dudosa reputación que pronto se convierte en el sapo de Cayetana (Amorós). Analizamos el final de la cuarta temporada de Élite y repasamos las incógnitas que tendrá que resolver la quinta entrega, que se rueda en Madrid.

El primero episodio de la nueva entrega de Élite repetía fórmula de arranque: ha habido una tragedia, los protagonistas son interrogados y, al final, conocemos la identidad del afectado. En este caso, se trata de Ari (Díaz), la alumna más repelente y caprichosa de Las Encinas, que acaba hospitalizada tras ser encontrada inconsciente en el lago que hay frente al club donde van los protagonistas.

El último episodio nos traslada a ese lago en el que se celebra la fiesta de nochevieja de Phillipe. Mencía y Armando, que está chantajeando a la joven para que se acueste con él, protagonizan una discusión en el muelle. Rebeka (Salas) los ve y acude a rescatar a su novia (o ex en ese momento), seguida de Ari, que también lo sabe todo gracias a Rebe. La primera consigue golpear a Armando y huir con Mencía, pero en ese momento llega Ari y se enfrenta a Armando, al que amenaza con contárselo todo a su padre y hundirle la vida.

Guzmán (Bernardeau), por su parte, va a buscar a Ari al muelle y se encuentra con la joven tendida en el suelo tras haber sido atacada por Armando. Cuando la reanima, ella le dice que vaya a por su agresor, pero, una vez sola, cae inconsciente al lago. Guzmán consigue alcanzar a Armando y, tras forcejear con él, lo termina matando con una pistola de bengala.

El hermano de Marina, aún en shock, regresa a la fiesta y cuenta su encontronazo con el gran villano de esta temporada a Rebeka y Samuel. Sus amigos deciden que es mejor no decir nada y le ayudan a deshacerse del cuerpo lanzándolo al lago. Así, la quinta temporada girará posiblemente en torno a la desaparición de Armando.

Tras varias desilusiones amorosa (Nadia y Ari en menos de una temporada) y una muerte a sus espaldas, Guzmán decide dejar el curso a medio acabar e irse a recorrer el mundo con Ander, un plan que este último ya no quiere seguir posponiendo por Omar. En los últimos minutos de la cuarta temporada, vemos cómo Rebeka, Cayetana, Samu y Omar se despiden de ellos mientras cargan sus mochilas en el coche.

Antes de irse, Guzmán pide a sus cómplices que no cuenten nada a Omar y Cayetana; Samu y Rebe son los únicos que saben qué ha sido de Armando. Así, aunque Guzmán no esté allí para rendir cuentas, sí lo estarán sus amigos, que deberán mantener el secreto. Esta misión se complica si tenemos en cuenta que, al final del capítulo, Mencía confiesa a su padre Benjamín (Diego Martín) y a Patrick (Ríos) todo lo que ha ocurrido con Armando.

Mencía también reconoce ante Ari que está algo intranquila por no saber si Armando volverá a su vida, por lo que no sería de extrañar que Rebeka termine contando a su novia qué fue del depredador. Por otro lado, y si bien Samu y Rebe son unos expertos en el arte de encubrir (ya lo vimos con Lu en la temporada pasada), no sería descabellado que el cuerpo de Armando termine saliendo a la superficie y esconder lo ocurrido se convierta en un asunto más delicado.

Ari (Carla Díaz), Mencía (Martina Cariddi) y Patrick (Manu Ríos) con su padre, Benjamín (Diego Martín), el nuevo director.Ari (Carla Díaz), Benjamín (Diego Martín), Mencía (Martina Cariddi) y Patrick (Manu Ríos).cinemanía
Como decíamos, en el último episodio por fin Mencía consigue perdonarse a sí misma por la muerte de su madre y decide abrirse a su padre para contarle todo lo que ha pasado con Armando. Este reacciona con rabia y enfado, rompiendo mesas de cristal y golpeando objetos. Sin duda, Benjamín no se va a quedar de brazos cruzados y va a querer castigar al hombre que ha hecho daño a sus hijas.

Recordemos que Benjamín es un ejecutivo poderoso, que incluso tiene contactos con la realeza europea, por lo que es muy posible que termine descubriendo qué ha pasado con Armando. Otra cosa es que delate a Guzmán, Rebe y Samu, su protegido. Y, si a eso añadimos que los inspectores de policía de Las Encinas no suelen ser los más espabilados, es muy posible que, como decíamos, haya una alianza para proteger a los responsables del crimen.

Y a Cayetana le ha tocado descubrirlo por las malas, con un príncipe al que primero idolatraba y que terminó por intentar propasarse con ella, y con un diseñador al que admiraba y que quería ver algo más que sus dibujos. Mucho nos tememos que, pese al final de la cuarta entrega, en la que la joven ignora las proposiciones de la madre de Phillipe y deja al príncipe, su historia no ha acabado.

¿Se atreverá Élite a redimir a un agresor sexual? ¿Dará Cayetana una segunda oportunidad a esta persona que no sabe aceptar un ‘no’ por respuesta? Esperemos que, por una vez, la protagonista piense en ella misma y se concentre en su faceta como diseñadora (ese momento de sororidad con Ari podría apuntar en esa dirección), y se olvide de Phillipe.

Élite no sería Élite sin sus líos amorosos. Sin duda, la gran historia de amor en esta cuarta entrega ha sido la protagonizada por Rebeka y Mencía, pese a la crisis sufrida a causa de Armando. En cuanto a Guzmán y Samu, casi pierden su amistad por Ari, que confiesa haberse enamorado de los dos.

Y para relación confusa, la de Omar y Ander, que han vuelto a ver peligrar su amor por un nuevo tercero en discordia, Patrick. Tocará esperar a la quinta entrega para ver cómo avanzan todas estas historias: ahora que Ander ha optado por vivir la vida y viajar tras haber sufrido cáncer, ¿habrá futuro para ‘Omander’? ¿Se consolará Omar en brazos de Patrick? ¿Apostarán Samu y Ari por lo suyo, o aún hay esperanzas para ‘Carmuel’? ¿Cómo afectará el secreto de la muerte de Armando a Rebeka y Mencía?

Aún no hay sexta temporada de Élite confirmada, aunque Carlos Montero nos ha asegurado que nos les faltan ideas ni ganas: “Va a ser clave el éxito de la cuarta porque, aunque no es una serie nueva, casi lo parece. La trama está muy viva en las entregas 4 y 5, y estamos pensando en la sexta. No está confirmada, pero los guionistas tenemos ganas. Nos salen historias, personajes y nos apetece seguir contando. Si la cuarta funciona, creo que habrá Élite para rato”.

El elenco está terminando de rodar ahora la quinta entrega y ya hay fans que temen el adiós de Rebeka y Samu tras varios mensajes enigmáticos que los actores han compartido en redes y que suenan a despedida. De ser así, esto determinaría el rumbo de la relación entre Rebe y Mencía, así como el futuro de ambos personajes.

Tampoco se trata de una noticia descabellada ya que Escamilla lleva sufriendo infortunios en Las Encinas desde la primera temporada y Salas desde la segunda. Es probable que, de confirmarse su adiós, Ayuso también salga de la ficción, pasando así el testigo a los nuevos.

Recordemos que dos nuevos alumnos entrarán en Las Encinas en la quinta entrega. Se trata Sofía, interpretada por la actriz argentina Valentina Zenere (Soy Luna, Las chicas del cable), y Gonzalo, al que da vida el brasileño André Lamoglia (Juacas). De momento, se desconoce qué papel jugarán en la trama, pero estamos seguros de que enredarán un poco más la ya agitada vida de los protagonistas. No esperamos menos de ellos.

El mensaje de Adamari López a Toni Costa por el Día del Padre (+fotos)

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Agencias