Edward quiere dar un techo seguro a su familia

Las penurias lo agobian, pero no le hacen perder la fe: Edward quiere dar un techo seguro a su familia

Edward

Las penurias lo agobian, pero no le hacen perder la fe: Edward quiere dar un techo seguro a su familia – Foto: Gustavo Baüer

Edward Nava se adentra en las aguas del Lago de Maracaibo, cada madrugada, siguiendo un ritual que conoce desde niño. Es pescador como su padre, de manera que la oscuridad que reina a esas horas no lo intimida. De esa jornada depende el sustento de su familia, esa razón basta y sobra para no dudar.

En la casa dormitan su mujer, Reina Romero, junto a sus 5 hijos, todos menores: Ervi, Kevin, Cris, Cristiano y Edimar, la más pequeña, de apenas un año de edad. Un accidente fatal le arrebató tiempo atrás a Cristian, cuando apenas daba sus primeros pasos.

Viven a orillas del estuario marabino, en la comunidad de Capitán Chico, en Santa Rosa de Agua. Edward tiene cinco hijos de una relación anterior, uno ellos con discapacidad. Eran seis. Al mayor lo mataron en diciembre de 2019, a los 23 años, en un confuso procedimiento policial, en el cual, según refieren los lugareños, hubo excesos.

 

Foto: Gustavo Baüer

Foto: Gustavo Baüer

 

Una vida signada por la humildad, pero que en los últimos años ha sido golpeada por la pobreza y las vicisitudes. Ninguno de sus hijos en edad escolar ha pisado las aulas. “No se ha podido, pero lo vamos a hacer, yo quiero que estudien”, asegura.

La labor de pesca puede durar todo el día, aveces unas pocas horas de la mañana. Trabaja a punta de anzuelo; quisiera tener un buen chinchorro, pero no lo ha logrado. Las corvinas y bagres suelen ser el fruto que trae a tierra firme, para la casa y para la venta. Cuando le va mejor, reparte entre los vecinos. Esos mismos que le tienden la mano, cuando la necesidad apremia.

 

Foto: Gustavo Baüer

 

Antes usaba un cayuco ajeno, pero los piratas que abundan en el lago, lo atacaron, lo robaron, lo dejaron sin trabajo. Fue entonces cuando agarró una carretilla y se lanzó a la calle a hurgar entre la basura, cualquier cosa antes de que sus muchachos se acuesten sin comer. Sin embargo, no siempre lo logra.

 

Edward

Foto: Gustavo Baüer

 

Con ayuda de su padre, quien está postrado por diversas dolencias, pero que sigue atento a socorrer a sus descendientes, pudo construir su propio cayuco, con herramientas prestadas, lo cual le permitió volver a la pesca.

Sin embargo, cuando la situación aprieta vuelve a la calle a rebuscarse. Dos de sus hijos también lo hacen con regularidad. Estos últimos piden en semáforos, a la salida de comercios. Todos en procura de la comida, pero a veces consiguen más. Siempre hay gente generosa que se les cruza en el camino.

A Edward se le da bien la carpintería y la reparación de motores. Si tuviese los implementos, otro gallo cantaría. “Sierra, esmeril, taladro y cepillo eléctrico”, repasa la lista de lo que necesita. 

 

Edward

Foto: Gustavo Baüer

 

El ranchito en el que vivían se vino abajo, fue entonces cuando se instaló con los suyos en una antigua estación de transmisión de una emisora, en la misma comunidad. No pierde las esperanzas de darle un techo propio y seguro a su mujer e hijos, aunque dice que ha recibido, a lo largo de los años, al menos 30 visitas de funcionarios gubernamentales que le hacen promesas y no vuelven más.

Las carencias en las que viven Edward, Reina y sus pequeños hijos son tan comunes como rudas. Padres y madres de familia viven sitiados por la crisis y la falta de asistencia oficial hacia quienes más lo necesitan. 

 

Edward

Foto: Gustavo Baüer

Foto: Gustavo Baüer

 

Sin embargo cree, está convencido, que Dios no lo abandona y que llegará esa ayuda que precisa para sacar hacia adelante a sus muchachos. Tiene fuerza, ganas y salud para trabajar.

Al preguntarle cuál es su mayor necesidad, su mirada recorre el lugar en el que habitan, ese sitio improvisado que les sirve de morada. “La casa de mis hijos”, dice sin dudar, mientras dirige la mirada a ese Lago que forma parte de su esencia.

 

Foto: Gustavo Baüer

Foto: Gustavo Baüer

Foto: Gustavo Baüer

Foto: Gustavo Baüer

 

Lea también: La OMS insiste en las mascarillas para personas completamente vacunadas contra el covid-19

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

F. Reyes

Fotografías: Gustavo Bäuer

Noticia al Día