Dolencias… ¿en las venas?

Dolencias… ¿en las venas?

Suena extraño, incluso imposible, pero sí, las venas pueden doler.

Esto puede ser debido a varices, tromboflebitis o tromboflebitis profunda, de estas, las varices son las más comunes y se producen cuando las venas no llevan correctamente la sangre al corazón. Según el portal web de topdoctors.es “A veces, las válvulas que deben dejar pasar la sangre y cerrarse a continuación para impedir que vuelva, se debilitan y pierden elasticidad. Este suceso provoca que las venas se llenen de sangre que no circula correctamente y se dilaten. Al dilatarse, estas venas se retuercen para caber en su espacio normal y se producen las varices”.

Esto puede causar hinchazón, picor, calambres, punzadas pesadez y dolor en las piernas, tobillos o pies. Para prevenirlas, topdoctors.es sugiere evitar el sedentarismo y llevar una buena alimentación baja en grasas saturadas.

La tromboflebitis, en cambio, es la inflamación de las paredes venosas provocada por la formación de coágulos sanguíneos (trombos), producida e nivel superficial en una vena de la piel. Según topdoctors.es

“Los coágulos sanguíneos se pueden formar cuando existe un factor que desacelere el cuerpo o cambie el flujo de sangre en las venas. Otras condiciones como sufrir un cáncer, trastornos inmunitarios como el lupus, el tabaco, ser propenso a los trastornos de coagulación de sangre o tomar estrógenos u otras píldoras anticonceptivas pueden inducir a la aparición de la flebitis”.

Por otra parte, la tromboflebitis profunda ocurre en los tejidos bajo la piel. Los coágulos pueden bloquear una o más venas, generalmente, de las piernas, según se explica en el portal web mayoclinic.org. La tromboflebitis profunda, sin embargo, puede terminar en una embolia pulmonar de no ser tratada.

Ambas complicaciones tienen síntomas como dolor e hinchazón. La tromboflebitis, no obstante, puede ser identificada, también, por enrojecimiento en la zona afectada.

Es importante, resaltar que una vena y una arteria no son lo mismo. Las arterias son vasos sanguíneos encargados de la distribución de la sangre oxigenada desde el corazón a los capilares, los cuales son las arterias ramificadas más pequeñas, a través de las cuales se lleva a cabo el intercambio de sustancias en los tejidos, así lo explica el portal web salud.mapfre.es.

Las venas en cambio, se encargan de retornar la sangre poco oxigenada desdelos capilares sanguíneos hacia el corazón para ser oxigenada nuevamente en el pulmón.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día

 

Jesús Benavides/Pasante

Noticia Al Día