¡Ta' barato, dame dos! Una época dorada de los venezolanos

¡Ta’ barato, dame dos! Una época dorada de los venezolanos

época

¡Ta barato, dame dos! Una época dorada de los venezolanos. Foto: Agencia

«¡Ta’ barato, dame dos!» era la marca registrada venezolana, patentada en Miami en la época dorada de los años 70-80, cuando el bolívar era una moneda fuerte.

En el año 1973, Carlos Andrés Pérez le ganó las elecciones a Lorenzo Fernández y se convirtió en el presidente de Venezuela. Ese mismo año, los países árabes que pertenecían a la OPEP aumentaron sus precios del crudo e impusieron un embargo petrolero a las naciones aliadas de Israel (Estados Unidos y Holanda) como motivo de venganza por la Guerra de Yom Kippur, lo que desencadenó la crisis mundial del petróleo de 1973.

El aumento del precio del petróleo favoreció tanto a Venezuela, que el presupuesto nacional de 1974, aprobado por Bs. 14.585.000.000 debió ser modificado e incrementado a Bs. 42.519.000.000. El 1 de enero de 1976 el gobierno de CAP nacionaliza la industria petrolera y nace Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA).

En esta época se conoció al país como la “Venezuela saudita” haciendo referencia a la gran economía de la nación y el poder adquisitivo que tenían todos sus ciudadanos. El bolívar se posicionó como una de las monedas más poderosas y confiables del mundo, comparándose a la altura del franco suizo, la libra esterlina, el dólar americano o el Yen japonés.

En Venezuela, la tierra del ron, entre 1978 y 1979 el consumo de whisky llegó a ser superior al de Escocia. También se decía que Caracas «tenía más restaurantes franceses que Nueva York».

Lee también: AFP: Xenofobia hacia los venezolanos gana terreno en América Latina

En aquellos años nuestra nación atrajo inmigrantes y miles venezolanos de clase media accedieron a una casa propia. «En Venezuela se vive una libertad genuina. Miles de exiliados de la Argentina, Colombia,  Uruguay, Chile, Brasil y Bolivia se integraron a Venezuela, donde encontraron las posibilidades que sus patrias no les dieron», indicaba un artículo publicado en El País, en 1976.

Las clases alta y media manejaban automóviles último modelo fabricados por la Ford Motor Company; compraban pasajes en las líneas aéreas Viasa y Aeropostal para irse de vacaciones a conocer el extranjero y dar a conocer, en los lujosos comercios de la vía Benetton en Roma; la avenida “Champs Élysées” de París; la 5th Ave de New York o los inmensos “malls” de Miami, la famosa frase: –¡Ta´ barato!, ¡dame dos! 

«Éramos felices y no lo sabíamos», es la frase con la que muchos venezolanos recuerdan con nostalgia aquellos años.

Pero al final todo fue una bonanza ficticia. En 1979, el presidente Luis Herrera Campíns recibió un país endeudado y con una caída del PIB de 4,2% con respecto al año anterior. Pero a pesar de ese panorama, y de que los precios del petróleo comenzaron a caer, el gasto social desmesurado continuó en Venezuela.

El 18 de febrero de 1983, Campíns anunció medidas para afrontar la crisis: el control de cambio y la restricción a la salida de divisas. El resultado fue la devaluación del bolívar durante el famoso «viernes negro».

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

Juan Molina

Noticia al Día