Milagros y propiedades del mango con su hoja

Milagros y propiedades del mango con su hoja

Si hay una fruta con la que los marabinos se pueden sentir relacionados, es con el mango. Cualquier niño, adolescente y adulto ha saciado sus antojos de merienda, o de una comida completa, con esta nutritiva y multifacética delicia intertropical.

Según las experiencias de cada persona, pueden compartir un hecho en común, pues se trata de la gran aventura que se llevaba a cabo para bajar mangos de un árbol de 5 metros de altura. Por lo general, los intentos se hacían con piedras o palos de escoba, aunque muchas veces pudieron fallar en puntería y romper algo que no quisieran.

De igual forma, este fruto goza de ser admirado y respetado por la agronomía nacional e industrial ya que, si bien posee propiedades asombrosas que favorecen al cuerpo humano en general, la trayectoria de su cultivo se trata de una de las preparaciones mas cuidadosas del área, que requieren de expertos para un exitoso rendimiento de los cultivos.

Según Agrotendencia TV, el canal de agronomía Latinoamérica, esto se debe porque el mango requiere un clima tropical con alternancia de la época de lluvia y sequía. Esta última es necesario que sea bastante marcada; (durando por lo menos un mes) para que pueda inducir la floración de la planta. Si este periodo no existe, las plantas nunca pasan de la fase vegetativa a la reproductiva y no fructifican.

Dicho esto, durante el desarrollo del árbol de mango, el mismo necesito un periodo de sequía de aproximadamente 30 días, debido a que la floración es generada ante la ausencia de un clima húmedo. De lo contrario, la correcta formación de la fruta no pasará y provocará la caída de sus flores.

En el caso de que las condiciones climáticas y de cultivo sean correctas, los agricultores deben esperar 120 días después de su floración para que los mangos sean desarrollados en su totalidad, y listos para su etapa de post-cosecha y comercialización, ya que han alcanzado esa fase de madurez que implica su aroma, sabor y características especiales para su consumo.

Aunque su cosecha sea tediosa y difícil, el resultado final se trata de frutos con variedad de colores, texturas, sabores y formas que hacen incrementar su popularidad a través de los países del mediterráneo y América del Sur como una exquisitez tropical.

Además de tener diferentes presentaciones y gran sabor, el mango tiene propiedades nutritivas que representan aportaciones positivas al cuerpo humano, es decir, mientras comes un delicioso mango, estas contribuyendo con tu salud. Curiosamente, la fruta no es el único elemento que ofrece grandes beneficios, sino también las hojas de su árbol tienen un poder curativo.

En este sentido, el mango brinda una alta cantidad de antioxidantes, junto a una abundancia de vitamina E, C y A, también aumenta la concentración y memoria gracias a sus altos contenidos de ácido glutámico. Adicionalmente, disminuye los problemas de anemia al contribuir con sus altos niveles de hierro. Como parte de su vigor y aportación al cuerpo humano, la presencia de magnesio y potasio destacan por sus proporciones.

Sus nutrientes y sustancias reducen a la formación de cálculos renales, así como fortalecen al sistema inmunitario ante la evolución de enfermedades. Finalmente, pero no menos importante, su contenido de fibra contribuye a la prevención de generar algún tipo de cáncer, debido a que refuerza al proceso digestivo, por lo que protege al corazón y al sistema circulatorio.

Además, es de alto valor educativo comentar que las hojas del mango también tienen efectos positivos. Como apoyo medicinal, un té de hojas de mango puede influir en la mejoría de personas que padecen diabetes, puesto que su consumo mejora la producción de insulina y ayuda a distribuir mejor la glucosa, por lo que los niveles de azúcar en la sangre van a estar mas estables tras su consumo.

Finalmente, este té tiene propiedades relajantes. Si una persona ha tenido un día difícil o de mucho de trabajo, puede tomar una taza y podrá darse cuenta como su nivel de estrés y ansiedad ha sido reducido.

En este mes de abril, la época de cosecha de mangos debe ser aprovechada, sobretodo después de leer todas sus contribuciones positivas. Por lo tanto, no olvides comer el tuyo.

 

Javier Villalobos/Pasante

Noticia al Día