La ansiedad no es un jueguito ¿Es lo mismo que estres?

La ansiedad no es un jueguito

Ansiedad

Ansiedad

Muchas personas experimentan ansiedad en cualquier momento de su vida. Es más normal de lo que parece, aunque en algunas culturas, la salud mental aún se considera una especie de tabú, la verdad es que más de una vez en nuestras vidas hemos sufrido de ansiedad. Ya que la ansiedad es una respuesta normal ante ciertas situaciones estresantes en la vida como pueden ser: mudarse, cambiar de trabajo o tener problemas financieros.

Cabe destacar que puede ayudarnos a mantenernos concentrados y afrontar los retos que nos depara la vida. En ocasiones, sin embargo, el sistema de respuesta a la ansiedad se ve desbordado y funciona incorrectamente. Cuando los síntomas de la ansiedad comienzan a interferir con tu día a día es cuando podrías sufrir de un trastorno de ansiedad, estos trastornos pueden ser debilitantes pero son posibles de controlar buscando la adecuada ayuda médica.

 

¿Es lo mismo ansiedad que estrés?

La ansiedad es aquella emoción que se produce cuando anticipamos esa amenaza, cuando pensamos lo que va a suceder y tratamos de prepararnos para hacerle frente. El Estrés aparece cuando hay unas demandas ambientales excesivas, y nuestro organismo no da abasto para afrontarlo.

 

Causas

Aun no se han comprobado al 100% lo que podría causar a una persona padecer, pero lo que sí se sabe son algunos factores que pueden denotar la ansiedad. Estos son:

• Causas genéticas: Puede heredarse de padres a hijos. En concreto, lo que se transmite a través de los genes es la predisposición.

• Causas circunstanciales: hechos traumáticos como un accidente de tráfico, un atentado o un incendio pueden provocar ansiedad

• Consumo de drogas: Las anfetaminas, el éxtasis o el LSD son sustancias estupefacientes que pueden causarla.

• Experiencias vitales significativas: sin llegar a ser traumáticos, cambios vitales en el presente como un embarazo, o incluso alteraciones en el ámbito laboral pueden producir ansiedad.

Síntomas

La ansiedad se manifiesta a nivel emocional y físico. Es importante reconocer ambos tipos de manifestaciones y acudir al médico en cuanto se detectan. Resultando en:

Síntomas mentales: preocupación constante, cansancio, irritabilidad, agitación y problemas para concentrarse y conciliar el sueño.

Síntomas físicos: taquicardia, dificultad para respirar, sudoración excesiva, tensión muscular, temblores, mareos, desmayos, indigestión, diarrea y dolor de cabeza.

Los 11 síntomas más comunes en la ansiedad son:

1. Preocupación excesiva.

2. Sentimientos de agitación.

3. Intranquilidad.

4. Fatiga.

5. Dificultad para concentrarse.

6. Irritabilidad.

7. Músculos tensos.

8. Dificultad para conciliar el sueño o para permanecer dormido.

9. Ataques de pánico.

10. Evitar situaciones sociales.

11. Temores irracionales.

¿Cuándo buscar ayuda profesional?

A continuación les dejamos con algunas condiciones y circunstancias en las que se si llega a pasar por alguna de ellas se aconseja buscar ayuda de inmediato.

• Cuando la frecuencia de aparición de la ansiedad problemática es cada vez más elevada.

• Cuando la intensidad con la que aparecen los síntomas de ansiedad supone un problema para el bienestar personal.
• Cuando la duración de los episodios es cada vez más prolongada.

• Cuando la afectación o interferencia en otras áreas de la vida es cada vez mayor. En ocasiones, el problema de ansiedad empieza en una situación determinada y se va extendiendo a otros ámbitos como si fuera una mancha de tinta.

Lea también: Tres maneras de purificar el agua en casa

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Ronald Contreras/Pasante

Noticia al Día