Alcaldesa de Dabajuro estrena el programa  radial “Y Dios me hizo mujer”

En el municipio Dabajuro ejecutan el programa “Y Dios me hizo mujer”

En el municipio Dabajuro, estado Falcón, se lleva a cabo un ambicioso programa denominado “Y Dios me hizo mujer”, tendente a la atención integral del género femenino, el cual incluye a toda su familia.

La alcaldesa dabajurense, Francisca “Tachy” Oberto, planteó que ese es un plan impulsado por la Primera Combatiente de Falcón, Jessica Perozo, en el marco de las acciones que se realizan en el país sobre la reivindicación de la mujer venezolana.

“Desde aspectos como la salud, la educación, cualquier problema de orden social, son atendidos en el programa ‘Y Dios me hizo mujer’, que ha   tenido muy buena aceptación en la municipalidad, apreció la revolucionaria mandataria. 

Oberto, en su acostumbrada cadena radial, que le permite mantenerse en contacto permanente con las comunidades, dejó constancia de que, paralelamente a ese proyecto exclusivo para las mujeres, se atienden otras necesidades, “como las atinentes a las labores de las mesas técnicas de agua y la reactivación de transformadores del servicio eléctrico”.

Elogiando su equipo de trabajo, al que catalogó de excelente, agregó que, a través de ese grupo de personas, se le va dando respuesta a la comunidad, al punto que mucha gente que reconoce el trabajo se ofrece a colaborar voluntariamente. 

“Es que inmediatamente se pone en acción al recibir información de los líderes de calle. Enseguida acudimos a llevar desde un medicamento en adelante, entendiendo que a veces a muchas personas lo que le hace falta es una palabra de aliento”, sentenció.

La máxima autoridad municipal reconoce que aún faltan cosas por hacer, pero las direcciones de la Alcaldía están pendientes, “y no solo nosotros, sino muchos equipos externos que, como ya dije, reconocen nuestro trabajo colaboran y hacen posible la solución de los problemas y la atención a las comunidades”.

En cuanto al covid-19, lamentó el incremento de los casos del coronavirus, en tanto criticó el incumplimiento de las medidas de bioseguridad que establece el Sistema Nacional de Prevención y la Organización Mundial de la Salud, pese al trabajo que hace el personal médico y sanitario del CDI Doña Inés Zabala y del SRI.

“Hay unos cuantos casos, tomando en cuenta que existen muchos pacientes que se niegan a ir a los centros pilotos de combate al coronavirus”, estimó haciendo una aproximación de los contagios.

La alcaldesa dijo que mantener el dispositivo de control de covid-19 en Dabajuro, ocasiona un gasto tanto de recursos económicos como humano, “y la gente en ese sentido debería ser más consciente y cumplir las medidas de prevención”.

“La situación ha llegado a tales extremos que una afección en la faringe, en la laringe, ya no se puede ver como un simple dolor de garganta, sino como una sospecha de contagio del covid-19”, advirtió.

La mandataria insistió en que, si la gente acata las medidas contra la pandemia, se podría establecer un cerco. “También quedándose en su casa, no salir a la calle para recibir o trasmitir el virus, pero en realidad muchos no lo hacen y se sigue agravando la situación”.

Otro aspecto que analizó la alcaldesa Oberto fue “que si tenemos un plan de 7+7 que ha dado resultados, por qué entonces no lo cumplimos lo mejor posible, para no darle chance a esa terrible enfermedad”.

De la misma forma rechazó que a estas alturas la gente argumente que desconoce las medidas anticovid, o el horario determinado en las semanas de flexibilización o radicalización”.