Ziruma fuerza indígena ancestral: Aprueban creación del Instituto Municipal de Pueblos y Comunidades Indígenas de Maracaibo

Ziruma fuerza indígena ancestral: Aprueban creación del Instituto Municipal de Pueblos y Comunidades Indígenas de Maracaibo

 

La periodista Reina Lara hace gala de su profesionalismo y buen sentido del oficio y convierte una simple nota de relaciones púbicas e institucional de gestión pública en un colorido reportaje donde, ni el gato amarillo que se atravesó se salvó de sus ojos de reportera.

Disfruten el trabajo de Reina Lara

Los wayúu querían estar bajo un cielo con tiempo nublado y por eso bautizaron su barrio con el nombre de Ziruma. Comenzaba el año 1.944 y hacia tiempo no llovía en La Guajira, chivos y ovejos lucían macilentos y a los «tachones» se les marcaban las costillas.
Años atrás comenzaron a llegar, despertando el odio racista de los poderosos. Se desplegaron por la sabana anchurosa del norte de Maracaibo y le dieron de comer «cadillo bobo» y «pasto bermuda» a sus animales. Construyeron sus casas con embutidos de barro, albarico, «piedra de ojo», caña brava y horcones de cují y dividive. Con tejas cubrieron sus casas, protegiéndose del mismo sol implacable, las cercaron  con tunas y compartieron sus jagüeyes.
Poco a poco llegaron y fueron más de 100 las familias wayúu que se asentaron en la zona. Miraban al cielo esperando la lluvia y asombrados veían pasar los aviones. En las enramadas se escapaba el olor a carnero asado y los fogones eran fábricas de chicha y arepas de maíz.
Andaban en tropel, no se intimidaron y conformaron su vanguardia de lucha con mayoría de mujeres: Ana Isolina, Isabel y Zenobia son algunas de ellas. Entre los hombres, «el Chino Julio» y «el Cuyá» se destacaron. Reunieron mantas y taparrabos, «cotizas» y sombreros, «chiros» y «varillas». La compañía de Malewua les inspiró la valentía y fortaleza para resistir el desalojo que intentaban «los de siempre».
Triunfaron y bailaron La Yonna el 12 de octubre de ese año. Ya Las Tarabas y Las Corubas no estarían solas. Ziruma se asentaba definitivamente para luego convertirse en el epicentro wayúu de Maracaibo, en un intento de estar cada vez más «cerca de las nubes».
Hoy la Alcaldía Bolivariana de Maracaibo a través de la dirección de Desarrollo Social, el Concejo Municipal y la comunidad en pleno celebran la histórica aprobación de la Ordenanza para la creación del Instituto Municipal de los Pueblos y Comunidades Indígenas del Municipio.
Con una fuerza del rito wayúu el alcalde maracaibero Willy Casanova anunció los trabajos que se ejecutarán en este sector de donde emergen las raíces ancestrales de la ciudad.
Asimismo la comunidad solicita al Concejo Municipal Bolivariano de Maracaibo presidido por José Sierra una consulta pública para que la plaza lleve el nombre de Julio González mejor conocido como «Chino Julio» líder indígena que representa la dignidad de los pueblos en nuestra sociedad multiétnica.
Como presagio Arly González la concejal indígena fue nombrada 
presidenta del instituto que logrará generar políticas públicas en beneficio de las cinco étnias indígenas de nuestra ciudad.

 

Este gato es alegre y en amarillo de la suerte!!!

Durante la entrega de la plaza Gran Cacique Nigale y Santa Rosa de Lima, respectivamente, obras de transformación planificadas por el Alcalde de Maracaibo Willy Casanova, caminan los animales con libertad por el cuidado y respeto que le merecemos. Todas las miradas, hasta sonrisas sacó en el pueblo que acudió de forma multitudinaria para inaugurar los trabajos que se han logrado en la ciudad que renace.
Un equipo municipal ejecutivo que planifica obras, ilumina plazas, inaugura CDI, con un órgano legislativo municipal que crea Ordenanzas para el beneficio de las comunidades en una gestión que respeta la naturaleza y que se fundamenta en los valores sublimes del ser humano: el socialismo. Desde el Concejo Municipal Bolivariano es el compromiso de vernos en colectivo pues solo nos define el hacer.

 

Aprueban creación del Instituto Municipal de Pueblos y Comunidades Indígenas de Maracaibo

Con una multitudinaria asistencia de las étnias wayúu y añú de la ciudad, se aprobó en segunda discusión la creación del Instituto Municipal de Pueblos y Comunidades Indígenas del Municipio Maracaibo, en una sesión extraordinaria del Concejo Municipal realizada el sábado 17 de abril en Ziruma, presidida por el alcalde bolivariano Willy Casanova; el presidente del Concejo José Sierra y los concejales en pleno.

En su intervención, el Alcalde Willy Casanova reiteró que Maracaibo es una ciudad que se afianza en sus costumbres por ser una ciudad multicultural, multicéntrica que asume la fuerza que la determina.
«Estoy feliz de ser el Alcalde que le da nacimento a esta ordenanza porque toca el alma y la fibra del pueblo wayúu que está presente por toda Maracaibo», dijo el burgomaestre.

En el desarrollo de la sesión, el presidente del Concejo señaló que se debe fortalecer la participación protagónica de los pueblos indígenas en todas las políticas sociales de la región y es la acción que hoy se afianza.

En su derecho de palabra la concejala Arly González, vicepresidenta del órgano edilicio reiteró que hoy es un día histórico pues desde hace 22 años de la reivindicación de Hugo Chávez en la Constitución, se aprueba la primera Ordenanza de pueblos originarios con la finalidad de promover su espiritualidad, su cosmovisión, la educación intercultural bilingüe, entre otros aspectos.

Arly González fue designada en la sesión como presidenta del Instituto de Pueblos Indígenas.