Duelo familiar y de despecho, ¿Se enfrentan de la misma manera?

Viva su duelo en todas sus etapas y deje que el tiempo sane las heridas

Ilustración: Oriana Reyes

«Duelo», Una palabra muy común en nuestro vocabulario que la utilizamos para referirnos al periodo de tiempo posterior a la perdida física, espiritual o incluso amorosa de una persona. Pero, ¿qué pensarías si te dijéramos que existen varios tipos de duelo?  

Todos asociamos la muerte de nuestro familiar con el duelo, cabe destacar que este término posee sus fases y con ella puede o no convertirse en un estado de ánimo a una depresión crónica. Inmediatamente al contextualizar la perdida de ese ser cercano en la mayoría de los casos nos negamos a aceptar que esa persona ya no está, de allí surgen esas típicas y trilladas expresiones como  «No me lo creo», de esta manera  hasta las personas que actúan como si no hubiese ocurrido nada también pueden están pasando por un proceso de negación algo diferente pero igual de doloroso que los demás. 

Otra de las maneras que puede proyectarse la negación es en forma de ira, en un choque con tus emociones. Ira, frustración e impotencia al no poder realizar una acción que permita de alguna u otra forma revertir lo sucedido  causaría que no se pudiese establecer un duelo fluido. 

En uno de los puntos más críticos del duelo se encuentra la tristeza,  el cual es el periodo de tiempo donde las personas recuerdan a su ser amado con fotos, videos y vivencias junto al personaje, este elemento pueden reflejarse en  diversos casos como pena, falta de ánimo o aislamiento social  precisamente por esto es importante hacer énfasis en que esta es una de las etapas más delicadas de este proceso debido a que  puede ser el causante de que se convierta en una depresión en segundo plano y debamos acudir a un especialista en la materia.  Finalmente en un hipotético caso de que nuestro proceso de duelo culmine con éxito alcanzaremos la aceptación requerida para continuar nuestra vida a pesar de esa tristeza que cobija nuestro corazón. En otro sentido completamente diferente este proceso puede tornarse complicado desde sus inicios, al no cumplir con las fases establecidas y  es muy factible que necesitemos ayuda de un especialista. 

Aunque creamos que todos los duelos son iguales, no es así. En el periodo posterior al término de una relación podemos llamarlo duelo, pero cabe destacar que es otro tipo de este término. Básicamente suelen ser las mismas fases, pero lo que hace diferente ambos tipos de duelo es la forma de enfrentarlo y las circunstancias en las que se da el término de la relación. El primer conflicto psicológico con el que hay que lidiar  en un rompimiento amoroso es la contradicción de que esa persona físicamente no se ha ido, pero su amor no ya nos corresponde,  esto da paso a la fase de negación. Al término de una relación muchas personas suelen afrontarlo teniendo relaciones sexuales desenfrenadas e ingiriendo alcohol de forma excesiva, esto en este tipo de duelo suele determinarse como «venganza», es algo muy relativo,  por eso debes hacerte la pregunta ¿Me estoy vengando de mi expareja?. 

Otra forma de mantener ese duelo permanente es «ser amigos» aunque hay personas que piensan que no es tan  desagradable, por los primeros meses del rompimiento es mejor mantenerse distanciado de esa persona. Seguir siendo amigos es un estímulo que anima el sistema nervioso central, y así es más difícil hacer el duelo

Manipulación, una acción delicada que muchas personas pueden practicar al crear  un falso embarazo para mantenerte unida a esa persona, por ejemplo. 

En resumen, para poder superar este tipo de duelo amoroso debes olvidarte de la venganza, no es la manera de afrontarlo. Evita mantener contacto con tu antigua pareja, aunque la sociedad ha normalizado esto, no es sano. Invierte tiempo en ti, esto creará amor propio hacia ti mismo. Mantén una mente positiva, es la mejor manera de afrontar un rompimiento. Date el tiempo para elaborar el duelo. Pero recuerde que un clavo no saca otro clavo. Date tiempo de asimilar y crecer, de aprender de lo sucedido.

Lea también: José López, sobreviviente del bus que cayó al Lago: «Hace 30 años, fue el momento más cercano con Dios”

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Ricardo Martínez /Pasante

Noticia al Día