Un 7 de abril nació Flora Tristán de quien dicen fue hija de Simón Bolívar y abuela del pintor Paul Gauguin

Un 7 de abril nació Flora Tristán de quien dicen fue hija de Simón Bolívar y abuela del pintor Paul Gauguin

Flora Tristan (1803-1844), femme politique française, initiatrice du féminisme, épouse du peintre André Chazal et grand-mère de Paul Gauguin. Image colorisée. HRL-515342

Flora Célestine Thérèse Henriette Tristán y Moscoso Lesnais (París; 7 de abril de 1803 – Burdeos; 14 de noviembre de 1844), más conocida como Flora Tristan (o Tristán), fue una escritora, pensadora socialista y feminista francesa. Fue una de las grandes fundadoras del feminismo temprano.

Sobre su relación con El Libertador  Édgar Bastidas U. señala:

¿Simón Bolívar, padre de Flora Tristán y abuelo de Paul Gauguin? 

 

 

Se ha especulado mucho en torno a la paternidad o esterilidad de Bolívar. Algunas hipótesis, apoyadas en versiones de Vicente Lecuna, Cornelio Hispano, Tomás Cipriano de Mosquera, Antonio Cacua Prada, le atribuyen hijos a Bolívar; otras lo niegan rotundamente, por su supuesta esterilidad. 
 
Como tesis probatoria, la obsesión y pasión de Bolívar por las mujeres, explicaría su numerosa descendencia. 
 
Dos militares de la Independencia aseguran que Bolívar tuvo 17 mujeres. A Luis Perú de la Croix, edecán y amigo de Bolívar, le confesó contra lo que se decía, que él no era estéril y que podría probar que tuvo hijos. 
 
Bolívar, podría pertenecer un poco a la estirpe de Giacomo Casanova, aventurero, escritor, diplomático veneciano, autor de Histoire de ma vie, o Las memorias, que frecuentó cortes y salones europeos, y tuvo 132 conquistas femeninas, y conoció a Rousseau, Voltaire, Mozart, Catalina II de Rusia y Federico II de Prusia. 
 
A diferencia del mito de Don Juan, que es un personaje imaginario, creado por Tirso de Molina en el siglo 17, Casanova en el siglo 18, vivió y escribió sus aventuras amorosas. 
 
En París, Bolívar, se enamora apasionadamente de su prima Fanny de Villars, con quien tiene una relación adúltera. Con la francesa Teresa Laisney de Tristán, a quien conoce en Bilbao tuvo una hija muy famosa: Flora Tristán (1803, 1844). 
 
Hija de un noble peruano y de una francesa, Flora Tristán se destaca como revolucionaria, socialista, sindicalista, feminista, y defensora de los pobres, sobre todo, después de su viaje al Perú, donde conoce la situación de desamparo y explotación de la mujer, de los oprimidos, y “se convence de que no hay acción política eficaz sin lucha social”. 
 
Su libro Peregrinaciones de una paria, escrito a su regreso del Perú, narra la experiencia de ese viaje: la vida de los peruanos, la dominación despiadada y de beneficio personal, que ejercen los políticos sobre la sociedad peruana. 
 
Si Flora Tristán fue hija de Bolívar, Paul Gauguin, genial pintor francés posimpresionista e inspirador de los Nabis (simbolistas) nacido en 1848, y fallecido en 1903, sería su nieto. 
 
Esta hipótesis la explica Germán Arciniegas, en un artículo publicado en El Tiempo, reproducido por Antonio Cacua Prada, en su libro Los hijos secretos de Bolívar. Arciniegas ve en los retratos de Flora Tristán, hija de Teresa Laisney de Tristán, un “parecido extraño con los de Bolívar”, y en un autorretrato de Gauguin, un fantasma, parecido al dibujo de Bolívar de los años 30, de José María Espinosa. 
 
Bolívar había conocido a Teresa Laisney, esposa del coronel Mariano Tristán en Bilbao, y la había visitado en París antes de su matrimonio con María Teresa del Toro. Se enamora de ella, le escribe cartas afectuosas, que fueron publicadas por su hija Flora. 
 
La vida de Gauguin, fue muy accidentada y de viajes. En Panamá, donde tuvo un cuñado colombiano casado con su hermana Marié, trabaja como obrero en la perforación del canal. De Panamá, regresa a Francia, enfermo de disentería y paludismo. 
 
De sus viajes por el trópico embrujado, por Brasil, Polinesia, Tahití, Gauguin, quedaría impregnado de la magia de los colores. En Tahití, donde vive largos años, y pinta una parte importante de su obra, encuentra el paraíso terrenal que buscaba, pero también la sífilis y la lepra, que finalmente lo matarían. 
 
En 1888, pasa una corta temporada con Vincent Van Gogh, en Arles, Francia, con quien pinta la serie de visitas de Aliscamps, pero debido al mal genio del pintor holandés, la convivencia será conflictiva y corta. Van Gogh intentará suicidarse, y poco después se corta una oreja, aunque algunos atribuyen este corte a Gauguin. 
 
Sobre Flora Tristán y Gauguin, Mario Vargas Llosa, escribió la novela El paraíso de la otra esquina, en la que hace un paralelo entre la vida dedicada a la reivindicación femenina, a las luchas sociales, de la abuela, y la de la pasión amorosa y artística del nieto. 
 
En París, la escritora Nicole Avril, acaba de publicar su novela Brune (parda, morena) dedicada a la vida de Flora Tristán, como anteriormente lo había hecho con una intención desmistificadora, con las vidas de Elisabeth de Austria, y Dora Maar, una de las esposas de Picasso. 
 
La autora leyó los libros y documentos de Flora Tristán, y los que se han escrito sobre ella, le siguió todos sus pasos de paria, de mujer casada, maltratada, de obrera, hasta su muerte de agotamiento en Burdeos, a los 41 años de edad. 
 
La genética y la historia están en mora de probar si Bolívar fue el papá de Flora Tristán y el abuelo de Gauguin.
 
Wikipedia y https://www.librosyletras.com/