Tiroteo en Indianapolis con ocho muertos y varios heridos de gravedad

Tiroteo en Indianapolis con ocho muertos: Identifican al pistolero como un hombre de unos veinte años

El tiroteo del jueves 15 de abril por la noche en Indianapolis, dejó como saldo de ocho muertos, varios heridos y un atacante que se suicidó. El sospechoso fue identificado como un hombre de unos 20 años.

Así lo indicó a los periodistas el jefe de la policía de Indianapolis, Randal Taylor, quien señaló además que un «número significante» de empleados de las instalaciones de FedEx donde ocurrieron los hechos pertenece a la comunidad Sikh.

Lea también: Cuarta noche de protestas en contra la violencia policial en Mineápolis

No obstante, los investigadores consideran «prematuro especular sobre la motivación» del crimen, según explicó el agente especial del FBI al cargo, Paul Keenan, este viernes en rueda de prensa.

La policía local recibió el aviso «bastante rápido» tras el inicio del suceso. Cuando llegó al lugar de los hechos, unas instalaciones de FedEx en Indianapolis, encontró a varias personas fallecidas, varias heridas y al atacante en el suelo con una herida de bala que se habría provocado él mismo, indicó Keenan. El tiroteo ya había terminado.

El atacante, que todavía no ha sido identificado públicamente, llegó a la escena del crimen en su vehículo, se bajó y comenzó a disparar. Después entró en el edificio de FedEx «por un tiempo breve» y se quitó la vida.

 

Habían avisado de su «violencia»

La policía encontró a cuatro de los fallecidos dentro del edificio y a los otros cuatro fuera. Los agentes tienen «una idea» sobre quién era el atacante, pero prefirieron no especular hasta concluir sus pesquisas.

Un familiar del agresor había avisado previamente a las autoridades -aunque no ha trascendido con cuánta antelación- de que era una persona potencialmente violenta, según explicaron a CNN varias fuentes policiales. Se había abierto una investigación preliminar sobre él.

Se desconoce todavía qué llevó al atacante a perpetrar este tiroteo masivo, pero por el momento se descarta que hubiera tenido una riña con alguno de los presentes. Tampoco se ha identificado a las víctimas ni se conoce el número de personas que había en el escenario del suceso.

Cuatro heridos graves

Antes, la oficial Genae Cook, del Departamento de Policía Metropolitana de Indianapolis, indicó que ocho personas murieron y que hay «múltiples personas con lesiones consistentes con heridas de bala» a consecuencia de los disparos.

Al menos cuatro presentaban heridas graves. Otras dos fueron atendidas en el lugar de los hechos y dadas de alta. Ningún agente resultó herido.

El incidente fue reportado en las instalaciones de FedEx que se encuentran cerca del Aeropuerto Internacional de Indianapolis. La policía recibió notificación de un atacante activo y disparos en el lugar cerca de las 11:10 pm hora local.

Testimonios de trabajadores

Jeremiah Miller, un trabajador que había terminado su turno contó al canal local WISH-TV que él y su compañero Timothy Boillat escucharon hasta 10 detonaciones.

«Esto me hizo levantarme y mirar hacia la puerta de entrada y vi a un hombre con una especie de subametralladora, un rifle automático, y estaba disparando al aire libre. Inmediatamente me agaché y me asusté, y la madre de mi amigo entró y nos dijo que entráramos en el auto», relató Miller.

Boillat dijo que no vio que dispararan a una persona pero que tras escuchar los disparos contempló «un cuerpo en el suelo, detrás de un vehículo».

El edificio está equipado con detectores de metales y torniquetes de seguridad en su entrada que requieren que los empleados escaneen sus credenciales de FedEx. Por norma de la empresa, los empleados no pueden usar sus teléfonos celulares dentro de la instalación.

Otro hombre dijo a WTTV que su sobrina estaba sentada en su auto en el asiento del conductor cuando comenzaron los disparos, y que resultó herida.

«Le dispararon en el brazo izquierdo», dijo Parminder Singh, citado por la AP. «Está bien, ahora está en el hospital». Dijo que su sobrina no conocía al tirador.

 

La angustia de los familiares de empleados

La agente Cook pidió a las personas que no habían podido ponerse en contacto con los familiares que trabajan en FedEx que se reunieran en un hotel Holiday Inn Express situado a una milla del almacén.

Según un reporte del diario The New York Times, cerca de las 2:45 de la madrugada del viernes, el ambiente en el hotel era sombrío. Una 110 personas esperaban ansiosamente noticias sobre sus familiares.

 

Otro tiroteo masivo

En los primeros meses de este año, se ha registrado un repunte de tiroteos mortales en Estados Unidos. El el 22 de marzo una balacera en un supermercado de Boulder, en Colorado dejó un saldo de 10 muertos. Una semana antes, en tres locales asiáticos de masajes en Atlanta, Georgia, un hombre armado mató a ocho personas.

A finales de marzo, un hombre armado mató a cuatro personas, entre ellas un niño de 9 años, en una oficina inmobiliaria del sur de California.

La semana pasada, un exjugador de la NFL disparó y mató a un médico, a la esposa del médico y a sus dos nietos en el interior de su casa en Rock Hill, Carolina del Sur, así como a un técnico de aire acondicionado que estaba trabajando fuera de la vivienda.