Nombres de los apóstoles de Jesús y cómo murieron

¿Sabes cómo murieron los apóstoles de Jesús?

Algunos de los apóstoles de Jesús también fueron crucificados, pero la muerte de cada uno de ellos teje varias teorías

Los doce discípulos listados en las Santas Escrituras son: Simón, Andrés, Jacobo, Juan, Felipe, Bartolomé, Tomás, Mateo, Lebeo, Jacobo, Simón y Judas Iscariote. Estos mismos se convirtieron en los doce apóstoles iniciales. Todos los apóstoles son discípulos, pero sucede que no todos los discípulos son apóstoles.

Cuando leemos a través de los relatos en el Nuevo Testamento, a los hombres que seguían a Jesucristo se les llamaba de dos maneras. A veces se les llamaba específicamente los “doce discípulos” y en otras ocasiones como los “doce apóstoles”.

Lea también: Aquí se encuentran los clavos de Cristo, las reliquias más deseadas del mundo

Los apóstoles fueron los compañeros más cercanos de Jesús y estuvieron presentes en los milagros más importantes. Al ascender Cristo, tuvieron la difícil y primordial misión de construir la Iglesia de Dios.

 

San Pedro:

 

Primer Papa de la Iglesia Católica. Y por petición propia fue crucificado de cabeza el 67 d.C. Sus restos están en la Basílica de San Pedro, Roma, Italia.

 

San Judas Tadeo:

 

Murió atravesado por flechas. Su cuerpo descansa en la Basílica de los Santos Apóstoles en Roma, Italia, otra versión asevera que fue crucificado en Edesa Mesopotamia en el año 72 d.C.

 

San Felipe:

 

El apóstol fue crucificado en Asia Menor en el 54 d.C por soldados romanos por predicar el nombre de Cristo. Sus restos, así como el de sus hermanos, se encuentra en la Basílica de los Santos Apóstoles.

 

San Simón:

 

Según historiadores murió crucificado. Se encuentra actualmente en el Altar de la Crucifixión en el Vaticano, Roma, Italia.

 

San Bartolomé:

 

Fue cruelmente desollado y finalmente decapitado, otra versión sugiere que fue crucificado por un grupo de fanáticos idolatras. Sus restos se encuentran en la Iglesia de San Bartolomé, Roma, Italia.

San Andrés:

Fue crucificado en una cruz en forma de “X”. Sus restos se encuentran en la Catedral de Amalfi, Roma, Italia.

 

San Matías:

 

Fue crucificado en Judea. Su cuerpo se encuentra actualmente en la Abadía de San Mateo, Tréveris, Alemania.

 

 

San Mateo:

 

Murió decapitado por la espada en el 60 d.C. Su cuerpo se encuentra en la Catedral de San Mateo, en Sicilia, Italia.

 

Santiago de Zebedeo:

 

Fue decapitado con una espada en el 44 d.C. Sus restos se encuentran en la Iglesia de Santiago de Compostela, España.

 

Santiago de Alfeo:

 

Fue primer obispo de Jerusalén en el 55 d.C. Murió lapidado. Sus restos se encuentran en la Basílica de San Pedro, Roma, Italia.

 

Santo Tomás:

 

Sufrió martirio en el año 72 d.C atravesado por una lanza. Sus restos se encuentran en la Catedral de Santo Tomás, India.

 

San Pablo:

 

El apóstol de los gentiles, murió decapitado a espada en Roma por orden de Nerón. Sus restos se encuentran en la Iglesia de San Pablo, Roma, Italia.

 

Judas Iscariote:

 

Se suicidó. No se conoce el lugar de su tumba.

 

San Juan:

 

Fue el único apóstol que murió naturalmente en el año 100 después de Cristo. Sus restos se encuentran en la Basílica de San Juan, en Turquía, tal como lo reseña el portal “Churchpop”.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

 

Luis Fernando Herrera

Noticia al Día