No solo el Jardín Botánico de Maracaibo floreció, así luce San Isidro Labrador

No solo el Jardín Botánico de Maracaibo floreció, así luce San Isidro Labrador con la primavera amarilla

Días atrás, así como se lleno de amarillo el Jardín Botánico de Maracaibo, la localidad de San Isidro Labrador se tiñó de ese color

 

San Isidro Labrador la localidad que ha sido la despensa de la ciudad, en cuanto a víveres y suministro de agua, y hoy en día, da pasos vacilantes queriendo retomar esta labor, se vistió con la primera amarilla que se apoderó al igual que como sucedió el Jardín Botánico de Maracaibo.

“La vegetación de este sector de Maracaibo es abundante y entre ella se puede notar la profusión del Roble o Apamate (Tabebuia rosea), que se viste de morado en estos días y, sobre todo, el Curarire (Handroanthus serratifolius).Según cuentan algunos vecinos, este último árbol, abundaba por doquiera en San Isidro, pero, al ser su madera tan apreciada por su dureza, resistencia al fuego y a la plaga, fue rápidamente talado en los lugares más poblados para usarlos en varios muebles y utensilios”, contó a Noticia al Día el artífice de estas fotos el sacerdote Silverio Osorio, quien está a cargo del cuidado pastoral de la Parroquia Eclesiástica San Isidro Labrador.

En esa hermosa zona la presencia del Curarire se mantuvo en pie en los lugares de difícil acceso. Más tarde, luego de poblarse, se comenzó a cuidar un poco más como ornamento. De hecho, a unos pocos kilómetros de la sede parroquial de San Isidro, existe un sector que lleva el nombre de “El Curarire”, lugar en el que fueron capturadas las imágenes. “El sector, se caracteriza por sus fincas, unas que otras carreteras medio asfaltadas y muchos caminos polvorientos, mejor conocidos como trillas. Una vez al año, y a veces hasta dos, este lugar se convierte en un extenso bosque amarillo que pareciera haber salido de los parajes de la tierra media del Señor de los Anillos, y entonces los habitantes y gran cantidad de transeúntes se detienen a contemplar la majestuosidad y hermosura de esta primavera amarilla”, agregó Osorio.

Algunos de los vecinos aguardan el momento para la fotografía familiar, de los niños y los amigos que es la segunda vez en el año en el que ocurre, ya que en enero el amarillo predominó en el lugar por las lluvias de los primeros días del año.

“Yo veo en este espectáculo la obra de Dios que nos dice que aún tenemos esperanza. Estos árboles reciben muy poca agua e igual crecen en medio de la sequía y cuando reciben la lluvia, no se dejan ganar en generosidad y agradecimiento. Florecen y florecen rápido y dan flores grandes. Son generosos y agradecidos. Creo que este signo natural puede motivarnos a nosotros recordándonos que, por más difícil que sea el entorno, siempre podemos crecer. Incluso a pesar de lo duro que sea sobrevivir en este hermoso país. A quien me lee, le invito: sé agradecido, sé buen ciudadano. El cambio es posible, como pasa con estos parajes que de común parecen desierto solitarios”, finalizó Osorio.

Actualmente este sacerdote dirige la cuenta @padresilverio78 en la red social Instagram en las que muestra la hermosura de estos árboles, así como las historias de esa localidad que forma parte de Maracaibo.

 

 

 

 

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Luis Fernando Herrera

Fotos: Silverio Osorio @padresilverio78
 
Noticia al Día