Miguel Bosé reveló su "parte oscura" desde los 80: "Drogas, sexo...

Miguel Bosé reveló su «parte oscura» desde los 80: «Drogas, sexo a lo bestia, tabaco, sustancias»

Miguel Bosé

Miguel Bosé

Miguel Bosé reveló los tipos de droga que consimió, según una entrevista que reseña el medio español Marca. Fue entrevistado por Jordi Évole en un esperado programa de ‘Lo de Évole’ en La Sexta (en la televisión española).

El famoso y controvertido cantante español habló sin reparos en la primera parte de su entrevista con Évole de su negacionismo a la pandemia del coronavirus, sus problemas con las drogas, sus problemas con la voz y desmintió que su madre (Lucía Bosé) muriese por coronavirus.

Bosé desmintió que su madre haya muerto por Covid-19

«Mi madre (Lucía Bosé) no tenía coronavirus, mi madre no se murió de COVID, y eso tiene que parar ya. Mi madre se murió y eso es otra historia de la que no quiero hablar aquí, y no quiero sacar porque serían cosas peligrosas para la gente que cuidó de mi madre en ese momento. A mi madre se la sedó. No podías ir a visitarla, no la podías sacar… una cosa muy desagradable y no me pude despedir».

«A mi madre se la sedó hasta la muerte como se suele hacer con el resto de los ancianos».

«Me despedí por teléfono, por los protocolos absurdos de la OMS».

«Mi madre está en otro lugar fantástico y no con toda esta mierda que nos está lloviendo encima con esta sarta de asesinos, cretinos y criminales».

Miguel Bosé: «Me fui por mi padre a darle puñetazos y llamarle «hijo de puta».

«El momento de mayor tensión con mi padre (el torero Luis Miguel Dominguín) fue cuando me hizo disparar a una cierva. Y en el momento de rajar, sale un bebé. Le faltaban días para nacer. Reaccioné mal, me fui a por él para darle puñetazos y le insulté. Me siguió con el Land Rover. Y yo me planté: torería. Se dio cuenta de que teníamos el ADN. Esa noche vino a mi cuarto, se acercó, entreabrió la puerta, intuí que quería pedirme perdón pero él no era alguien que desde su estatus estaba acostumbrado a pedir perdón, y sólo me acuerdo que le dije: «No voy a volver a cazar nunca más en mi vida».

¿Qué le pasa a la voz de Miguel Bosé? «Mi voz va y viene. Su raíz es emocional»

«Cuando las cosas empezaron a ir mal (en su relación con Nacho Palau), cuando el amor no existe, cuando la amistad y el buen rollo se difuminan y cuando se pierde la admiración, que es lo más necesario, cuando todo se derrumba… en mi caso por discreción, por responsabilidad, por educación, aguantas y se envenena. Cuando estalla, estalla mal y empiezan los problemas serios. Y el primer problema gordo que yo tuve fue la voz. Ahora tengo voz, ahora puedo hablar, yo he llegado a no tener voz. Cero. ¿Quién quieres que me enseñe en ese estado? Cuando pasas por esas cosas… ya sé que en España a la gente le gusta compartirlo todo, quizá porque no tengan autoestima. No me encerré. Jordi.. ¿cuándo he hablado de mí? ¿Cuándo he hablado de mis amigos? ¿Cuándo la gente ha sabido que tú y yo teníamos una amistad? ¿Cuándo he vendido yo algo sobre mi familia, sobre mis hijos, sobre lo privado, mis parejas?».

«Mi voz va y viene. Su raíz es emocional».

Miguel Bosé le cuenta a Jordí Évole cómo empezó con las drogas en los años 80

«No he sido muy social nunca. He sido salvaje. Salvaje. He tenido unos años en los cuales descubrí la parte oscura que todos tenemos. Drogas, sexo a lo bestia, tabaco, sustancias».

«Me dio por ahí por un desamor, simplemente. Un día llamé a unos amigos míos a la una y media de la mañana. Yo me dormía temprano en aquella época y les dije «quiero salir y quiero ir de fiesta». Mis amigos, que ya estaban en la cama, se vistieron y fueron a ver si era verdad porque no se lo creían. Y esa noche, me tomé mi primera copa y me tomé mi primera raya. Me salió baratísimo porque me duró…».

«Pensaba que drogándome era más creativo».

El día que Miguel Bosé decidió dejar las drogas tras 20 años: «He llegado a consumir casi dos gramos diarios».

«Estaba muy enganchado, de diario. Dejó de ser diversión, fiesta. Se trasladó a lo diario y empieza a perder la gracia y a causar problemas serios, de conciencia, que no justificas».

«He llegado a consumir casi dos gramos diario más el fumar marihuana, éxtasis…».

«Lo dejo todo el mismo día, al mismo tiempo y subiendo unas escaleras hacia un escenario. Subía, y mi road manager me dijo «está todo listo». Y dije «se acabó»!».

«Las fuerzas solo vienen de dentro. Pasan por un proceso que es complicado, que tarda. Tiene mucho que ver la responsabilidad o responsabilidades que estés ejerciendo en la vida. Ya habían nacido mis hijos. Corté y jamás en la vida he tenido necesidad. Está aquí todo en la mente».

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

Marca