Las distintas formas de orar y rezar de las religiones

Las distintas formas de orar y rezar de las religiones

 

Foto: Referencial/ Agencia

Son muchas las formas de orar y rezar de las religiones que se extienden por le mundo y que van desde arrodillarse, pasando por cánticos y otros hasta llegar al Nirvana

Días atrás la oración en vivo de Dayana Mendoza desató los comentarios en redes de gente tanto a favor como en contra. Unos alabaron que sin importar la religión lo único prioritario era la intención de desear el bien a través de las oraciones, mientras otros se volcaron a desestimarla por su religión.

Las diversas culturas desprenden infinidad de religiones, y con ellas cada una posee formas de orar y rezar para así manifestar sus alabanzas al cielo o la tierra. Todas distintas, pero con una característica en común… oración.

Lo más común es referirse a la oración que se hace en silencio y hacia adentro como orar, mientras que rezar, en cambio, es orar, pero en voz alta. Por esto te las distintas formas de orar y rezar de las religiones

Cristianismo

Es la religión más extendida del mundo con unos 4 mil millones de fieles y está dividida en tres ramas principales que son los católicos, protestantes y ortodoxos. Antes de rezar los cristinos se santiguan y juntas las manos mientras repiten la oración, después de la que se suele pedir para los allegados o para sí mismo. Muchos cristianos se arrodillan a la hora de orar o rezar, incluso dentro de la misa dominical también lo hacen durante el momento santo.

Foto: Referencial

Normalmente, las oraciones están en varias categorías como de acción de gracias, adoración, petición, intercesión o comunión. Además, estas oraciones pueden ir dirigidas a Dios Padre, a Cristo, al Espíritu Santo, a la Virgen María o a un santo. Una de la costumbre entre los católicos es el rezo al Rosario.

Los cristianos no tienen un momento del día específico para rezar, pero se suele hacer en las misas, en las fiestas de guardar y antes o después de comer para agradecer los alimentos. El sitio más común es la Iglesia, pero los cristianos pueden rezar en cualquier sitio.

Foto: Referencial

Islamismo

En el islamismo existen muchas oraciones tanto obligatorias, como no obligatorias. Deben orar inclinados hacia la Meca a la hora correcta. Su oración se llama Salat.

La oración o Salat es el segundo pilar del Islam. Cada musulmán debe rezar cinco veces al día: al alba, a mediodía, por la tarde, en la puesta de sol y por la noche, en dirección a La Meca. La dirección hacia la cual se mira al rezar se llama en árabe ‘al qibla’. Antes de ello, el musulmán debe efectuar las abluciones.

La ablución menor, que es la habitual, consiste en el lavado de cara, manos, cabeza y pies. La ablución mayor, requerida en algunos casos, consiste en el lavado completo del cuerpo. Las mezquitas tienen un lugar, generalmente un patio, donde realizar este lavado ritual. En caso de no disponer de agua, puede practicarse la llamada ablución seca, frotándose con arena limpia.

Para rezar se descalzan y se sitúan sobre una alfombrilla especial o un trozo de tela u otro material que la sustituya. No es necesario orar en la mezquita, ya que se acude allí cuando se quiere realizar la oración colectivamente, sobre todo los viernes y en fechas señaladas. La oración consiste en la recitación de determinados versículos del Corán, acompañada de una serie de inclinaciones.

Foto: Referencial

Budismo

Este fue fundado por Siddharta Gautama, conocido como «Buda», hace más de 3 mil 500 años. Tienen varios rezos, uno de ellos lo llevan a cabo antes y después de comer. Se dice que los budistas no rezan, recitan mantras, y lo hacen para descubrirse a sí mismos y su potencial.

Los fundamentos del budismo son conocidos como el Dharma. La interpretación de estos fundamentos varía según las muchas escuelas budistas, aunque todas comparten la misma filosofía. Los budistas buscan llegar al Nirvana, que es un estado de liberación que se alcanza mediante el seguimiento de «Las Cuatro Nobles Verdades».

El budismo es una de las grandes religiones que se extiende por Occidente. Existen actualmente un mil 600 millones de budistas, cifra que podría ser menor. No tienen ninguna obligación en cuanto al rezo pueden hacerlo cuando quieran. Tampoco tienen estipulado ningún sitio en el que orar, lo pueden hacer donde quieran siempre que estén tranquilos y sin distracciones.

Judaísmo

Los judíos tienen tres oraciones principales, una en la maña, otra en la tarde y luego en la noche. Además, tienen una oración muy famosa, el siddur. Las mujeres no tienen ninguna restricción, pero los varones deben cubrirse la cabeza con una kippa y un tallit.

Los niños son considerados adultos a los 13 años y el día de este cumpleaños hace la ‘Bar Mitzvá’ y ese día en el rezo matutino, lee la porción de la Torá que corresponde a esa semana por primera vez, a modo de ceremonia individual.

Las niñas son consideradas ‘Bat Mitzvá’ el día de su 12 cumpleaños según el calendario hebreo y se realiza una ceremonia con un almuerzo para los más allegados.

Pueden orar en privado, pero es preferible en grupos de al menos 10 personas. Los rezos pueden hacerse en voz alta, en voz baja o cantando, aunque durante la oración no hay música. Su lugar sagrado es la Sinagoga, pero no hace falta que recen allí si tienen su libro de oraciones.

Hinduismo

El Sij, es una de las principales oraciones es la que promulga la unicidad de Dios, para el Sij es uno, y su poder es tal que es imposible describirlo o representarlo. Necesitan una figura o una imagen del Dios, al que van a rezar ya que hay varios. También necesitan un cordón que les ciñe desde el hombro izquierdo hasta la cadera derecha. Rezan tres veces al día y pueden hacerlo en cualquier sitio, pero su lugar de culto son las mezquitas hindúes.

Sintoísmo

El sintoísmo es una religión nativa de Japón, cuyo propio nombre quiere decir «la vía de los dioses». Los fieles del sintoísmo se encargan de adorar a los kamis, que son los espíritus de la naturaleza. Estas deidades son varias y aumentan con el paso de los años.

De lo que se trata es de vivir en armonía con los kamis para disfrutar de su protección y aprobación. Además, la creencia de que tras la muerte el alma sigue ligada al cuerpo o muy cerca de él hace que los fieles les presenten ofrendas para evitar su enfado y obtener su protección.

Existen muy pocos textos sagrados sobre esta religión, por lo que no hay reglas establecidas para la oración. Además, también hay una falta de mandamientos morales. En su lugar, el sintoísmo destaca la pureza ritual y la limpieza de los asuntos de una persona con los kamis.

Con lo que sí cuentan es con narraciones míticas sobre el origen del mundo y de la humanidad; y templos y festivales religiosos a los que acuden millares de personas en fechas señaladas.

Bahaísmo

Esta nueva religión fue revelada por el profeta Baha’u’llah en el siglo XIX, que es a quien los baha’is consideran la “Manifestación de Dios”. Sin embargo, las características más llamativas de esta religión son la ausencia de rituales de todo tipo y el hecho de que no existe clero.

Hasta el año 1992, el bahaísmo era la segunda religión más extendida en el mundo entre las religiones independientes y cuenta con unos 5 millones de fieles, centrados sobre todo en Irán, Israel y en la India.

La oración es una «conversación» de cada individuo con Dios, al que consideran único en toda la humanidad, con objeto de elevar el espíritu al contactar espiritualmente con el Ser Supremo.

Los baha’is tienen la oración como una práctica espiritual diaria y se recomienda practicarla tres veces al día: al amanecer, al mediodía y al anochecer. Una de esas oraciones es obligatoria, a elegir entre tres reveladas por el mismo Baha’u’llah. Sin embargo, cada cual puede dirigirse a Dios con las palabras que quiera, excepto durante la oración obligatoria.

Foto: Referencial

Se rezan las oraciones escritas por las tres figuras más destacables de la fe baha’i: El Bab, coetáneo precursor y profeta anunciador de la llegada de Baha’u’llah; por el mismo Baha’u’llah; y por su hijo Abdul’Bahá, que sin tener el rango de profeta es el único intérprete autorizado de sus enseñanzas para así evitar divergencias de pensamiento y mantener así la unidad de la religión.

Los baha’is pueden orar en cualquier lugar en el que la persona se encuentre a gusto y sereno, que pueda concentrarse en sí mismo y en sus pensamientos sin que nada ni nadie le perturbe. Hay solo siete templos baha’is en el mundo llamados «Casas de adoración» porque su entrada está abierta a todas las personas que deseen alabar a Dios.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Luis Fernando Herrera

Noticia al Día