La trágica historia de Miguel Ángel, el hijo poco conocido de Diomedes Díaz

La trágica historia de Miguel Ángel, el hijo poco conocido de Diomedes Díaz

Foto: Miguel Ángel, el hijo poco conocido de Diomedes Díaz.

Ya es casi es una obligatoriedad que al hablar de Diomedes Díaz, justo al lado de sus virtudes musicales y polémicas, se mencione la extensa descendencia que dejó diseminada el «Cacique de La Junta», 21 vástagos entre hijos e hijas para ser más exactos.

Muchos de esos descendientes del nacido en San Juan del Cesar han seguido los pasos de su padre, tanto en lo que respecta en el mundo musical como en demostrar un carácter parecido a su célebre padre, tan dado al lujo y la controversia.

Lea también: Netflix anunció el estreno de Diomedes Díaz y otras producciones colombianas 

Así es, como tenemos dentro de la numerosa prole de Diomedes Díaz a Elder Dayán, Diomedes de Jesús y Diomedes Dionisio, todos dedicados al canto y al menos los dos primeros, aficionados al lujo y la buena vida de las estrellas. Otro descendiente del compositor, Rafael Santos, ha dejado en evidencia su gusto por las fincas, los animales de cría y las camionetas último modelo.

En el caso de la rama femenina, tenemos a Betsy Liliana Díaz, una joven influenciadora muy exitosa por su venta de productos cosméticos para la belleza y la salud en general, un emprendimiento que sostiene desde sus redes sociales, que le ha dado un nivel de vida y estatus destacado en la actualidad.

No obstante, dentro de la gran prole del autor de «Mi muchacho» hay algunos que han llevado un perfil más bajo, como Rosa Elvira, y otros casi unos virtuales desconocidos, quienes cargan sobre sus espaldas historias de vida terribles e inspiradoras. Tal es el caso de Miguel Ángel Díaz, también conocido entre los suyos como «El Cacique de la lucha».

Un destino distinto al de sus hermanos famosos

Nacido hace 30 años, Miguel Ángel Díaz es fruto de una breve relación entre el ganador del Grammy y Yolanda Rincón Sánchez, una luchadora mujer de Sogamoso que regentaba un modesto almacén de venta de artículos de plásticos en Bogotá.

Sin embargo, hoy es todo un hombre hecho y derecho, las expectativas de vida y la salud de Miguel Ángel nunca tuvieron el mejor de los pronósticos, pues de pequeño padeció una enfermedad terrible y de gravedad: globuloesclerósis focal segmentaria, un síndrome que destruye los riñones de manera progresiva.

La gravedad de la enfermedad de Miguel Ángel hacía que constantemente él y su madre tuvieran que padecer el calvario de constantes sesiones de diálisis, único modo de mantener al muchacho con vida, en medio de una necesidad económica que no la aliviaba la esporádica y muy espaciada ayuda económica que enviaba el máximo vendedor de discos del vallenato.

Además, Yolanda tenía que cargar dos cruces que el destino le impuso: la enfermedad misma de su retoño y el estigma de ser la otra, la querida, la amante, por lo que le tocó la suerte de soportar una doble pena en silencio y soledad.

 

El valiente amor de una madre dispuesta a todo

La enfermedad de Miguel Ángel hacía estragos apresurados en su organismo, por lo que los médicos le dijeron a Yolanda que de no recibir su hijo un transplante de riñón, fallecería irremediablemente.

Yolanda decidió entonces, arrebatada por la desesperación y el miedo de perder a su único hijo, donar uno de sus propios riñones, una operación que se realizó con éxito el 12 de mayo de 2012, una fecha en la que también habría hecho a Dios la promesa de servirle en caso de ayudar a que su hijo viviera.

 

La redención de Miguel Ángel y Yolanda

Todo lo que vino después en la vida de madre e hijo, parecería indicar que los ruegos secretos de Yolanda fueron escuchados, que sus peticiones fueron cumplidas, pues el joven se recuperó satisfactoriamente tras su delicada operación.

Además, Miguel pudo graduarse tras mucho esfuerzo como administrador de empresas, siendo que no ostentará quizá la fama y estilo de vida de sus hermanos pudientes, pero su misma historia de vida es fuente de inspiración y digna de aplausos.

Hoy en día, este hijo de Diomedes Díaz es dueño junto a su madre de su propio negocio, son los protagonistas de una historia en la que no faltaron la tragedia y la necesidad, pero tampoco la fe, el amor y la redención final.

 

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

Minuto.com.co