La banda delictiva El Tren de Aragua: estrenó estadio de béisbol y está internacionalizada

La banda delictiva El Tren de Aragua: estrenó estadio de béisbol y está internacionalizada

Causó revuelo en redes sociales un video que circula con el supuesto estreno del estadio llamado Tren de Aragua, construido por la banda delictiva, ubicado en las instalaciones de la cárcel de Tocorón y cuyo líder negativo es Héctor Rusthenford Guerrero Flores, alias «Niño Guerrero».

 

«Esta es la casa de los príncipes, el estadio papá puro juego de noche…Te gusta así», son las palabras de uno de los delincuentes que presume, narra y muestra el estadio construido por la banda delictiva y que cuenta con una excelente iluminación y grama superficial.

Lea también: ¡El Colmo! El “Tren de Aragua” alardeó sobre su dominio de un estadio de béisbol (Video)

 

Cómo se inició esta banda de criminales

Según reseñó el diario El País de España, nació como un sindicato y se corrompió El nombre de esta peligrosa organización criminal se originó hace 15 años aproximadamente, cuando se inició la obra del Ferrocarril del estado Aragua, y con el campo laboral abierto, se creó un sindicato de obreros llamado «El Tren de Aragua» que no tardó mucho en corromperse, y comenzó con el cobro de comisiones en la asignación de fuentes de trabajo.

Así comenzaron los primeros homicidios mientras que la organización crecía pasando del cobro de comisiones a la extorsión de contratistas y a las empresas de proveedores.

Las autoridades  desactivaron la organización criminal, pero sus tentáculos ya alcanzaban grandes dimensiones y eran indisolubles.

Hace 15 años empezó el reclutamiento de jóvenes. Para entonces los más vulnerables se dejaban seducir con la promesa de dinero y poder. Hoy, el Tren de Aragua cuenta con más de 1.500 aliados que secuestran, extorsionan y asesinan. Su principal centro de operaciones; el Centro Penitenciario de Aragua conocido Tocorón.

 

La megabanda de alta peligrosidad  Venezolana que traspasó fronteras

 

Perú

Con la crisis económica, social y  política del país, los delincuentes también migraron y fue precisamente El Tren del Norte una de las bandas criminales más peligrosas que instalaron sus tentáculos en otras fronteras.

Fue cuando el nombre y las fechorías de estos criminales comenzó a sonar en Perú, Colombia y la frontera.

El 3 de agosto de 2018, cinco venezolanos de la organización criminal llamada “Los malditos del Tren de Aragua”,  fueron detenidos en Plaza Norte cuando intentaron asaltar una entidad bancaria en el Centro Comercial Plaza Norte, en Independencia. Fueron trasladados a la Dirección de Investigación Criminal, en el Centro de Lima, Perú hasta la sede del Ministerio Público en Lima Norte. 

Para el momento de su detención Agentes de la División de Robos y de la SUAT, encargados de resguardar a los sujetos, informaron que los delincuentes se mostraron desafiantes durante el traslado. Se viralizó la información de que ante la pregunta de los funcionarios si sabía lo que le podía pasar en una cárcel peruana, Edinson Agustín Barrera, alias “Catire”, respondió con la siguiente frase: “Yo soy malandro”.

«Catire» reveló ser el presunto cabecilla de la banda en ese país y, de acuerdo con su propia confesión, dijo haber matado a más de seis personas. Incluso, aseguró que los videos de los crímenes estaban publicados en Internet.

 

 

Firmaron un acuerdo con otros delincuentes en Brasil

En febrero de 2020,  El “Tren de Aragua”  se unió  al “Comando Capital”de Brasil. Para el momento se informó que la peligrosa banda criminal, hizo una alianza estratégica con el Primeiro Comando da Capital (PCC) en Roraima, con lo que se convierten en el grupo de delincuentes más peligroso en América del Sur, según divulgó El País de España, en un trabajo firmado por Gil Alessi.

Según reseñó el diario El País, el Primer Comando de la Capital  es la organización criminal más grande de Brasil, con casi 20.000 miembros, 6.000 de los cuales están en prisión., los venezolanos se han incorporado de una manera natural, dada la grave situación económica y social que se vive en ese país.

Se detalló que la organización Tren de Aragua actúa de manera gerencia, tiene franquicias en las principales ciudades de América, jefes de facción, sistema de justicia interna, y hasta contadores y administradores de las finanzas.

 

 Tejió alianzas con peligrosos grupos de delincuencia colombiana

 

«El Tren de Aragua», se instaló en Colombia desde el 2017, pero fue en 2020 cuando se supo que ya hacían vida en ese país.

El 13 de diciembre de 2020, El Heraldo publicó el reportaje titulado El ‘tren criminal’ que hace escala en el Atlántico, en el que revela cómo esa banda tejió alianzas con grupos de delincuencia en la vecina nación.

En el reportaje se informó que  “Los presuntos delincuentes entraron al país por las trochas fronterizas y se hospedaron en un hotel cerca del sector de la terminal de transportes de la ciudad de Cúcuta.

Fuentes de inteligencia le contaron a El Heraldo que los hombres tenían programado movilizarse hacia la Costa Caribe, para poder tramitar los documentos correspondientes que les permitiera obtener la nacionalidad colombiana.

“Ellos ya tenían conocimiento de que otros miembros de la banda estaban en Colombia y habían logrado permanecer en el país, luego de poder obtener documentos de ciudadanía. Esto les daba la oportunidad de movilizarse sin ser detectados. Muchos de ellos pudieron irse a otros países como Brasil, Ecuador y Perú para expandir su poderío por el sur del continente”, dijo la fuente.

Esta banda obtiene sus ingresos a través de las extorsiones, secuestros, homicidios, sicariatos, robo de vehículos, tráfico de armas, trata de personas, contrabando de alimentos y estafas. “El tema del narcotráfico está de último en su forma de percibir ingresos”, detalló el informante.

Para ese entonces se detalló  que «Catire «, detenido y luego expulsado de Perú lideraba la banda delictiva nuevamente. “Tenemos conocimiento de que la célula de esta banda está ubicada en el municipio de Soacha (Bogotá)”.

 

 

También se ubican en Bolivia

En febrero de 2020 se informó desde Brasil que «Se notó que  intentan, poco a poco, unirse con (delincuentes) bolivianos”, informó al diario  La Razón el comandante de la Policía Fronteriza de Brasil, coronel Estene Texeira.

Texeira explicó para ese entonces que los bolivianos “reclutados” llegan a formar células delictivas que tienen la misión de comprar o conseguir armas y droga para llevarlas a Brasil. Señaló que estas “misiones” derivan en atracos y otros delitos graves.”Existe coordinación sin burocracia para el intercambio de información”, afirmó el jefe policial brasileño.

Luego de un operativo conjunto entre las policías de Brasil, Bolivia y Perú se logró capturar a cinco delincuentes vinculados  (tres eran bolivianos) que habían robado armas militares de la capitanía de puerto. Se recuperaron cuatro de los nueve fusiles AK-47 sustraídos el 16 de junio en esa zona fronteriza.

El comandante departamental de la Policía de Pando, coronel Marco Antonio Cortez, corroboró la información de la Unidad de Inteligencia. Dijo que en varios casos “los reclutados” ayudan a los brasileños a hallar refugio en Bolivia, tras delitos cometidos en ese país, según reseñó el portal Elpolitico.com.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Noticia al Día