Jugadores del Valencia abandonan la cancha en Cádiz tras denunciar insultos racistas

Jugadores del Valencia abandonan la cancha en Cádiz tras denunciar insultos racistas

Valencia Cádiz insultos

Jugadores del Valencia abandonan la cancha en Cádiz tras denunciar insultos racistas. Foto: Agencias

Los futbolistas del Valencia CF abandonaron la cancha del Estadio Ramón de Carranza de Cádiz tras la media hora de juego después de que el defensa francés Mouctar Diakhaby recibiese insultos racistas de un rival, según denunció el club levantino en su cuenta de Twitter.

El encuentro se reanudó unos 10 minutos después, ya que ambos equipos decidieron regresar al césped, aunque la supuesta víctima, Diakhaby, se quedó en los vestuarios, siendo sustituido por Hugo Guillamón.

«El equipo se ha reunido y decide volver para luchar por el escudo pero firme en la condena al racismo de todo el Valencia en todas sus formas. No al racismo», denunció el club valencianista en un primer tuit.

«El jugador, que ha recibido un insulto racista, ha pedido a sus compañeros que vuelvan al campo a luchar. Todos contigo, Mouctar», añadió por después el Valencia en otro mensaje.

 

Amenaza con perder los 3 puntos

Tras el partido, el capitán del Valencia José Luis Gayá admitió ante las cámaras de Movistar: «Hemos salido a jugar porque nos han dicho que nos podrían quitar los 3 puntos y alguno más. Él (Diakhaby) nos pidió que saliéramos. Está hundido, un insulto muy feo… Estamos con él a muerte».

Los hechos ocurrieron poco después de la media hora de juego, cuando Diakhaby se desentendió de repente del juego para encararse con el jugador del Cádiz Juan Cala.

Los dos jugadores comenzaron a discutir y posteriormente el francés indicó al árbitro que iba a abandonar el terreno de juego, decisión que tomaron también sus compañeros de equipo.

Según la Cadena SER, el jugador del Cádiz llamó al del Valencia «negro de mierda».

El entrenador del Cádiz, Álvaro Cervera, aseguró tras el partido con Valencia que «Cala dice que en ningún momento ha insultado al jugador. Es mi jugador, tengo que creerlo».

El club andaluz publicó también un comunicado en el que, sin referirse específicamente a Cala, asegura: «No dudamos de la honestidad de todos los integrantes de nuestra plantilla».

Pero agrega: «Estamos en contra de cualquier situación de racismo o xenofobia, sea quien sea su autor, y trabajamos para su erradicación. Todos los autores de esos delitos, sean o no de nuestro equipo, deben pagar por ello».

El incidente alcanzó incluso el ámbito político. «Igualdad y rechazo al racismo. Ese es el partido más importante. Un abrazo a Diakhaby. Esta es su casa, su tierra», escribió en Twitter el presidente del gobierno valenciano Ximo Puig.

La interrupción de este partido de la jornada 29 de LaLiga, que iba 1-1 en el marcador, precisamente con Cala como goleador cadista, se reanudó 10 minutos después para disputar los últimos ocho minutos de la primera parte, aunque Diakhaby ya no saltó a la cancha.

Sí lo hizo Juan Cala, aunque también fue sustituido en el descanso.

Los dos implicados en el incidente se instalaron después en las tribunas para seguir la segunda parte de un partido que acabó con al victoria local por 2-1.

«Conozco bien a Diakhaby… no habría abandonado el partido sin una razón… El racismo no debe estar en el fútbol y en ningún otro lugar… pronto sabremos las razones.. Hasta que sepamos más: fuerza para ti hermano», escribió en Twitter el también defensa francés del Valencia Eliaquim Mangala, actualmente lesionado.

Este incidente recuerda al de Moussa Marega en febrero de 2020: el delantero francés del Oporto denunció haber sufrido insultos racistas de un rival del Guimaraes y decidió abandonar la cancha, aunque en esa ocasión sus compañeros no le secundaron y permanecieron en el césped.

 

Primera vez en España

Es la primera ocasión en España que un partido queda interrumpido por decisión de los jugadores, aunque no es la primera que se registran incidentes racistas.

Tras una denuncia presentada por LaLiga, se abrió una investigación contra dos hinchas del Espanyol de Barcelona que profirieron insultos racistas e imitaron los gestos de un mono al encuentro del delantero del Athletic Iñaki Williams.

El pasado 8 de diciembre, todos los jugadores del Basaksehir turco abandonaron la cancha después de que uno de que el cuarto árbitro, el rumano Sebastian Coltescu, se refiriera supuestamente a Pierre Achille Webo, miembro del cuerpo técnico del equipo turco, como «negro».

Lea también: El Real Madrid domina al Eibar y se anima antes del Liverpool

Los jugadores del París SG también abandonaron la cancha del Parque de los Príncipes en gesto de apoyo a Webo, en partido de correspondiente a la fase de grupos de la Liga de Campeones, que se reanudó un día después.

La UEFA decidió suspender a Coltescu durante el resto de la temporada.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

AFP