Felipe de Edimburgo, un príncipe a la sombra de una reina

Felipe de Edimburgo, un príncipe a la sombra de una reina

Felipe de Edimburgo, un príncipe a la sombra de una reina. Foto: Agencias

El mundo amaneció con la noticia de la muerte de Felipe de Edimburgo, el compañero de la una de las mujeres más poderosas del mundo la reina Isabel II

Murió Felipe de Edimburgo a sus 99 años. El esposo de la reina de Inglaterra, en un matrimonio de 73 años, ostentaba el título de duque de Edimburgo, sin embargo, era considerado como el rey consorte del Reino Unido, sin serlo.

El título de “consorte” es el que se confiere normalmente al marido o a la mujer del monarca en aquellos estados que tienen una monarquía que encabeza la jefatura del Estado. En Reino Unido, uno de los países monárquicos por excelencia, sin embargo, esta ley no es igual para ambos géneros.

 

Un príncipe sin trono

 

Las mujeres de los reyes británicos han recibido el título ceremonial de “reina consorte”, pero ninguno de los tres maridos de las reinas que ha tenido Inglaterra han obtenido el título de “rey consorte”. Así le pasó al príncipe Jorge de Dinamarca casado con la reina Ana, al príncipe Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha casado con la Reina Victoria y, finalmente, al príncipe Felipe de Edimburgo.

 

 

Esta ley obedece a un muy antiguo y potente patriarcado en el que el rey siempre reina, mientras que la reina puede ser un título simbólico, cosa contraria a España, donde el título de rey o reina consorte se concede indistintamente ambos sexos.

Lea también: Murió el príncipe Felipe, esposo de la reina Isabel II de Inglaterra

El príncipe Felipe nació en Grecia y pertenecía a las familias reales griegas y noruegas, sin embargo, tuvo que renunciar a sus títulos reales de estas familias para poder casarse con la heredera al trono británico y convertirse en duque de Edimburgo. Ya en 1957, Isabel II le convirtió oficialmente en un Príncipe británico.

 

Una vida de ocultos escándalos

 

Una de las series que retrata desde la realidad y la ficción a la Casa Real Británica es ‘The Crown’, y hoy cobra más fuerza al ser la que más ha captado la atención de todos. En sus cuatro temporadas ha dejado abierta la historia de Felipe de Edimburgo de una manera sublime, triste y escandalosa.

El príncipe Felipe ha sido interpretado por los actores Matt Smith y luego por Tobias Menzies, desde el inicio de su compromiso con la Reina Isabell hasta que la pareja llegara a una edad madura.

 

 

Su familia debió escapar de Grecia bajo la acusación de traición. El pequeño Felipe fue transportado escondido en una caja de naranjas por temor a que atentaran contra su vida. Desde ese momento todo fue incertidumbre.

Una de las temporadas de ‘The Crown’, específicamente la segunda aborda muy a fondo la infancia del duque de Edimburgo, quien a los 10 años fue abandonado y vivió con diferentes parientes de varios países; la ficción se sitúa en la Alemania nazi, cuando debe viajar junto a su hermana favorita, Cecilia, a su nueva escuela Gordonstoun y despedirse de ella quien lamentablemente, en un viaje a Londres, el avión en el que viajaban ella, su esposo Jorge Donato y sus hijos Luis y Alejandro, perdió el control por la niebla y chocó contra la alta chimenea de una fábrica.

 

Un matrimonio largo y con algunas diferencias

 

El matrimonio del príncipe Felipe y la reina Isabel II fue un tema clave en ‘The Crown’, sobre todo cuando él comienza a asistir semanalmente a un club de caballeros en Londres, en el que presuntamente era infiel.

Si bien la serie de Netflix nunca mostró el momento de la infidelidad, es clara la sospecha de la monarca británica al tomar conocimiento del comportamiento de su esposo. En sus primeros años de casados, la ausencia de Felipe en el Palacio de Buckingham fue habitual para ella.

 

 

Se dice que Felipe de Edimburgo fue quien mejor se entendió con Diana de Gales, por la similitud de personalidad de ambos ante la fragilidad de una tradición y un linaje en el que estaban y vivian, pero que no pertenecían. El Ducado de Edimburgo pasará ahora a su hijo, el príncipe Carlos, al igual que el resto de sus títulos nobiliarios como Conde de Merioneth y Barón de Greenwich.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

 

Luis Fernando Herrera

Noticia al Día