Dejen entrar la vacuna (Por Rafael Ramírez Colina)

Dejen entrar la vacuna (Por Rafael Ramírez Colina)

Hace exactamente un año que empezó la pandemia del Covid-19, en ese tiempo la incertidumbre era total, ya que no se sabía nada acerca de un virus que apareció en China y que con la opacidad características de los regímenes autoritarios fue informado mucho tiempo después cuando ya comenzaba a hacer estragos a nivel mundial.

Muchas fueron las medidas que se tomaron bajo la modalidad ensayo y error para contener la expansión, en algunos países con más efectividad que en otros, con algunos gobernantes más conscientes que otros sobre la gravedad de la enfermedad, pero estando claros todos los que tenían opinión e influencia en el tema que la solución definitiva  no estaba en las medidas preventivas que podían ser un paliativo pero que no eran la respuesta final, ya que la misma era buscar una vacuna que pudiera curarlo o en el mejor de los casos como sucede hasta hoy día que disminuyera su impacto letal, pasamos el 2020 confiando no solo en Dios sino también en la ciencia que hizo un gran trabajo en la búsqueda de la cura y hoy existen al menos seis presentaciones que son reconocidas como efectivas en el mundo, que se están aplicando en cada país de acuerdo a su estrategia particular.

La realidad en Venezuela como siempre es la improvisación criminal junto con la mentira oficial de Maduro lo que ha traído como consecuencia que el virus este impactando de forma brutal en la población venezolana, mientras en EEUU vacunan un promedio diario de cuatro millones y medio de personas o lo que es lo mismo gráficamente inmunizan a una población similar a nuestros estados Zulia y Trujillo  todos los días, o Israel que ya inmunizo al ochenta por ciento de su población y va rumbo a un spray nasal anti covid o en este mismo continente Chile que avanza a buen ritmo con sus ciudadanos, aquí lo único que hace la camarilla oficial es humillar al país alardeando que ellos ya están vacunados y que ahorita solo les preocupa saber cuánto es su nivel de protección, mintieron cuando dijeron que traerían diez millones de dosis, se niegan al ingreso del programa COVAX, se hacen los sordos ante la propuesta del sector privado, y lo peor es que anuncia que lo mínimo que deben esperar los venezolanos es hasta julio por una vacuna cubana que solo existe en la mente del régimen o pero aun seguro es el negocio del algún enchufado y de los cubanos, leer a diario el desespero de familias completas que buscan oxígeno, medicamentos, cupos en hospitales o clínicas, solo demuestra la indolencia de unos seudo gobernantes que creen que  cerrando el país una semana si y otra no van a resolver o disminuir la pandemia, cuando lo único que van a lograr es quebrar el poco sector privado que queda, la SOLUCIÓN es dejar que las vacunas aprobadas ENTREN AL PAÍS por el mecanismo que sea con un plan intenso y ordenado de vacunación, exigirlo es una responsabilidad de todos los venezolanos.

 

 

Rafael Ramírez Colina