Conoce los sepulcros de la Virgen María y la discípula María Magdalena

Conoce los sepulcros de la Santísima Virgen María y la discípula María Magdalena

Virgen María

Conoce los sepulcros de la Santísima Virgen María y la discípula María Magdalena. Foto: Agencias

Una tumba en Jerusalén, cerca del Huerto de Los Olivos rememora a la Santísima Virgen María mientras que los restos de María Magdalena están en Francia.

Según las creencias del cristianismo oriental la Virgen María, muere de forma natural mientras duerme, evento denominado como ‘Dormición Theotokos’, y aunque al parecer se le dio sepultura, su cuerpo y alma fueron asuntas al cielo.

Hechos que para la iglesia católica quedan abiertos del punto que en las Escrituras no se relata y todo lo que se conoce pertenece a la cultura popular y según G. Alastruey, uno de los mariólogos más relevantes, la Virgen María murió verdaderamente.

Apoyando las creencias del cristianismo oriental encontramos la narración de Cirilo de Escitópolis del siglo V donde se relata como el emperador Marciano y su esposa solicitaron los restos de la Virgen al Patriarca de Jerusalén, el cual al ir al sepulcro de María lo encontró vacío y tan solo se conservaba el sudario en la Iglesia de Getsemaní y al ser la última reliquia de la Virgen, fue enviada a Constantinopla para conservarse en la Iglesia de Nuestra Señora de Blachernae.

Sin embargo, al pie del Huerto de los Olivos hay una pequeña iglesia, probablemente la más antigua de Jerusalén, que según la tradición cristiana oriental se ubica sobre el sepulcro de la Virgen María.

Virgen María

Como el suelo esta considerablemente levantado en el Valle del Cedrón, la antigua Iglesia del Sepulcro de María está completamente cubierta y oculta. A un número de escalones descendiendo del camino a la corte), atrás del cual está un maravilloso pórtico que abre en una monumental escalera de 48 escalones.

El doceavo escalón indica la iglesia construida en el siglo V, en una gran extensión cortada de las rocas. Forma una cruz de brazos desiguales. En el centro del brazo oriental, está la gloriosa tumba de la madre de Cristo. Esta es una pequeña habitación con una banca tallada de la masa de piedra en imitación de la tumba de Cristo.

Virgen María

Le han dado la forma de un cubículo edículo, alrededor de diez pies de circunferencia y ocho pies de alto. Hasta el siglo XIV el pequeño monumento fue cubierto con una magnifica tabla de mármol y las paredes de la iglesia fueron cubiertas con frescos. Desde 1187 la tumba ha sido propiedad del Gobierno Musulmán, el cual sin embargo autoriza a los cristianos a oficiar en ella.

 

Los restos de María Magdalena

María Magdalena y su vida ha sido malinterpretada durante siglos, pero hasta años atrás algunos descubrimientos sobre ella están ayudando a situarla en el lugar de la historia que le corresponde, pues fue una de las principales discípulas de Jesucristo, una de sus mujeres de confianza, que le acompañó durante su vida y hasta en su resurrección.

No hay mucho escrito sobre ella en los Evangelios, pero durante siglos se creyó que María Magdalena falleció en Éfeso, Turquía. Sin embargo, después se descubrió que viajó junto sus hermanos hasta el Mar Mediterráneo huyendo de las persecuciones en Tierra Santa y más tarde viajaron hasta Marsella.

Virgen María

Falleció en un oratorio que construyó su propio hermano Maximino, al que se le llamó St. Maximim en su honor, allí es dónde está la tumba de María Magdalena actualmente. No sería hasta el 9 de septiembre de 1279 cuando el rey Carlos II de Nápoles, descubrió los restos mortales de María Magdalena de forma oficial en Saint-Maximin-la-Sainte-Baume, Provenza.

Fue en 1600 cuando el papa Clemente VIII ordenó construir un sarcófago para depositar los restos mortales de la santa, pero la cabeza la separaron del resto y la depositaron en un relicario. No fue hasta después de la Revolución Francesa cuando se recuperó y se volvió a depositar en el sarcófago original.

Además de la calavera de María Magdalena, su mano izquierda también fue una famosa reliquia. Ahora se encuentra en el Monasterio de Simonopetra del Monte Athos en Grecia. Es una mano que porta mirra y se cree que es especialmente milagrosa.

Lea también: Cuenta Historia NAD: Semana Santa en tiempos de pandemia

Además, se dice que desprende un agradable aroma, el mismo que se percibió al abrir la tumba francesa de María Magdalena.

Sus reliquias se encuentran en diferentes lugares del mundo, y constituyen uno de los vínculos principales entre esta misteriosa mujer y sus actuales seguidores, tal como lo reseña el portal “lapidasmoreno”.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

Luis Fernando Herrera

Noticia al Día