Un grupo internacional de científicos cuestionó a la OMS y pidió una nueva investigación sobre el origen del coronavirus en China

Un grupo internacional de científicos cuestionó a la OMS y pidió una nueva investigación sobre el origen del coronavirus en China

Miembros del equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), encargados de investigar los orígenes del coronavirus, visten trajes de protección personal durante una visita al Centro de Prevención y Control de Enfermedades Epidémicas Animales Hubei en Wuhan, en febrero, 2021 (REUTERS/Thomas Peter)

Mientras crece la expectativa por la inminente publicación del informe de los expertos enviados a Wuhan para investigar sobre los orígenes de la pandemia, 26 investigadores internacionales publicaron una carta abierta pidiendo una nueva investigación, independiente y más profunda, en la que denuncian las “limitaciones estructurales” impuestas a los especialistas de la OMS durante su visita a China.

“Debido a que creemos que el proceso del equipo conjunto [de la OMS] y los esfuerzos hasta la fecha no constituyen una investigación exhaustiva, creíble y transparente, pedimos a la comunidad internacional que establezca una estructura y un proceso que sí lo haga”, escribió el grupo en una carta publicada en los prestigiosos medios The Wall Street Journal en Estados Unidos y Le Monde en Francia.

En enero, la OMS envió a un equipo de especialistas a Wuhan, en el centro de China, donde se detectó el primer caso de coronavirus a finales de diciembre de 2019. Allí permanecieron cuatro semanas, con el objetivo de averiguar cómo se originó el virus. El esperado informe final y un resumen se publicarán, al mismo tiempo, “la semana del 15 de marzo”, indicó el jefe de la misión, Peter Ben Embarek.

En la carta abierta, los científicos subrayaron sin embargo que, debido a las injerencias del régimen chino, el equipo de la OMS en China no tenía el mandato o el acceso para evaluar completamente todas las hipótesis sobre el origen de la enfermedad que causó más de 2 millones y medio de muertos en el mundo. Por eso, dijeron, la carta busca presionar por el acceso completo a los datos y la evaluación de todas las hipótesis, incluida la posibilidad de que el brote se haya originado en un laboratorio chino.

“Deberíamos dejar que los datos nos guíen en última instancia, y actualmente hay una escasez de datos”, explicó al medio South China Morning Post Nikolai Petrovsky, vacunólogo de la Facultad de Medicina y Salud Pública de la Universidad Flinders en Australia y uno de los firmantes de la carta. “Lo que tenemos que hacer es mantener abiertas estas preguntas y recopilar datos hasta que, con suerte, lleguemos a un punto en el que los datos indiquen que una opción es mucho más probable que otras”.

La ingeniera genética Alina Chan, otra signataria de la carta abierta e investigadora del Instituto Broad del MIT y Harvard, dijo que era importante que el equipo de la OMS tuviera claro en el informe sus limitaciones a la hora de evaluar hipótesis. “Si no tienen el mandato y no tienen acceso, dígalo de inmediato”, dijo.

Petrovsky dijo que él y otros miembros del grupo, que se ha estado reuniendo informalmente en línea desde enero, sentían que había prejuicio en la comunidad científica internacional acerca de la posibilidad de que del virus podría haber surgido en un accidente de laboratorio.

Voces prominentes de la comunidad científica han rechazado esta teoría, junto con otras de que el virus fue manipulado genéticamente en un laboratorio. El consenso de la comunidad científica es que el virus se originó de forma natural en un animal y posteriormente dio el salto al ser humano como consecuencia del mayor contacto entre los animales y las personas.

El equipo de la OMS dijo que era “extremadamente improbable” que el virus se propagara como resultado de un incidente de laboratorio en Wuhan, una hipótesis que gira en torno al Instituto de Virología de Wuhan, uno de los principales centros del mundo para el estudio de los coronavirus de murciélagos.

Sin embargo, Peter Ben Embarek, el líder del equipo de la OMS, dijo a la revista Science que la misión no estaba equipada para una auditoría de laboratorio completa para evaluar más a fondo la hipótesis de la fuga del virus de un laboratorio.

China reaccionó a la carta abierta calificándola de persecución política “con presunción de culpabilidad”. El régimen, acusado de encubrir el brote en las fases iniciales y de vigilar estrictamente la misión de la OMS, defendió su transparencia y el trabajo de la misión de la OMS, en la que investigadores internacionales y chinos trabajaron juntos. “Los expertos de las dos partes tuvieron intercambios completos y sinceros, y la conclusión reflejó el consenso de ambas partes, que es objetivo, científico y autorizado”, dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Wang Wenbin.

Frente a las sospechas que planean sobre la misión, el director general de la OMS prometió que el informe de los expertos enviados a China hará con “total transparencia”.

“Lo que les puedo garantizar es que todo lo que ocurrió durante la misión se presentará de forma transparente”, prometió el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, durante una rueda de prensa este viernes en Ginebra.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Infobae