Ranking de miembros: la última tendencia que se expande en internet

Ranking de miembros: la última tendencia que se expande en silencio por internet (+fotos)

Infobae

Hay una tendencia silenciosa que está creciendo en internet: foros en los que hombres comparten fotos de sus penes para que otros usuarios, sean otros hombres o mujeres, los califiquen o critiquen.

Sí, se oye extraño, pero pasa, y parece ser una alternativa a la popular y siempre controversial “fotopene” no solicitada, de la cual más de una mujer podrá dar testimonio como algo casi cotidiano.

La cultura de las redes sociales y el acceso masivo a los teléfonos inteligentes han hecho que el contenido erótico que se comparte por internet vaya cada vez más en aumento. Esto se puede ver con claridad en el caso de OnlyFans, la aplicación de pago por suscripción que explotó durante la pandemia haciendo que el 2020 cerrara con más de un millón de personas subiendo contenido en su mayoría erótico a ella.

Para el caso de las “fotopenes” el tema es un poco más complejo de medir, pues hacen parte de las prácticas sexuales masculinas de las que poco se comenta aunque sean más comunes de lo que parece.

En un reciente estudio de 2019, por ejemplo, La Dra Cory Pedersen de la Universidad Politécnica de Kwantlen en Canadá lideró un equipo de investigadores que se dio a la tarea de tratar de desentrañar las motivaciones sicológicas detrás de los hombres que decidían mandar fotos de sus penes así estas no hayan sido solicitadas. Algo que en nuestro mundo cada vez más digital podría ser equivalente a sacarse el miembro en un lugar público.

Ella y su equipo entrevistaron mediante una acuesta en línea a 1.307 hombres sobre sus hábitos de enviar fotos de su pene con la intención de medir también otros atributos de su personalidad, como narcisismo o sexismo, y con eso realizar uno de los pocos estudios empíricos sobre el tema. “Te muestro el mío para que me muestres el tuyo: motivaciones y variables de personalidad en el exhibicionismo fotográfico”, se tituló.

Lo que encontraron fue una gran cantidad de razones para motivar este comportamiento pero una en particular fue destacada como algo transversal y la llamaron una “mentalidad transaccional”. Es decir, la idea de que si envían material sexualmente explícito de sus genitales recibirán algo similar a cambio, otra foto de genitales.

La otra razón principal que encontró el estudio fue que una apuesta por “encontrar pareja”. En otras palabras, la fotopene como forma de “mostrar interés” en alguien o como vía de “coqueteo”.

Según la Dra. Pedersen para los hombres consultados estas eran formas normales de interacción con potenciales intereses sexuales o amorosos.

¿Pero es realmente una fotopene no solicitada la mejor forma de ligar? Para Madeleine Holden, bloguera del HuffPost US, la respuesta es simple, no.

Sin embargo, desde hace varios años se dedica a recibir fotos de penes para criticarlos. Una actividad con la que afirma busca promover una conversación alrededor del consentimiento y genuinamente ayudar a los hombres a tomarse una buena fotopene.

“Normalmente no son solicitadas (las fotopenes), lo que hace que la experiencia de recibirlas sea hostil e incómoda. Pero bienvenidas o no, suelen tener una pobre calidad artística”, escribe en uno de sus blogs.

Según Madeleine en una semana normal le llegan entre 50 y 100 mensajes con fotos de penes, los cuales recibe vía Tumblr o en su correo electrónico. Los califica con un sistema similar a las notas de las escuelas estadounidenses como A+ como nota máxima, D o F como las más bajas.

“Siempre siento de inmediato cuál será la calificación que reciba cada foto de pene. Hago esto desde hace años, y ahora reconozco por instinto si una foto de pene se merece una A+, una B- o una D”, dice en su blog.

Madeleine califica una buena foto como aquellas que no están solamente concentradas en el pene, sino que enfocan parte del torso y los muslos o en ocasiones el cuerpo completo, porque dice que suelen ser mucho más eróticas. También valora que aparezcan las manos del que la manda, pues eso le agrega “afecto e intimidad”. Un tercer aspecto es que la foto tenga un tono sutil, es decir, que el pene no se vea directamente sino a través del bóxer o el jean o por medio del uso de la luz, ángulos especiales o cuidadosamente escogidos.

Las “malas fotos”, por su parte, son las más comunes y las define como “foto del tronco”, en ella se ve el pene muy cerca y está tomada desde el punto de vista de quien la envía. “Son aburridas y nada eróticas, y desafortunadamente siguen siendo la mayoría de las que recibo”, dice Madeleine.

Su página no es la única que hace esto, por el contrario, las comunidades de hombres en internet que comparten fotos de sus penes van creciendo en silencio y lo curioso es que ya ni siquiera son hombres que mandan fotos a mujeres, sino que son hombres que suben fotos a grupos o foros específicos donde cualquiera puede emitir una opinión sobre sus miembros.

Tal es el caso de dos trends en Reddit llamados r/dickrating y r/DickPics4Freedom, los cuales son completamente gratis, a diferencia de otras aplicaciones de pago como OnlyFans en las que cada vez más hay creadoras de contenido que se especializan en mirar penes y describirlos a detalle.

El tema de la gratuidad agrega un factor importante, pues los grupos se promocionan como “opiniones honestas” sobre penes. Además, ofrecen una comunidad libre de “dick shaming”, es decir, comentarios ofensivos sobre los miembros masculinos.

Sólo esos dos foros de Reddit cuentan con más de 55 mil miembros, en su mayoría hombres jóvenes que deciden explorar su impulso exhibicionista pero con la idea de quien los vea sea alguien que haya consentido a hacerlo.

“Me gusta publicar en estos subreddits donde se califican penes porque es algo consensual. Estoy absolutamente en contra de enviar desnudos no solicitados a nadie y esto me permitió probar publicar ese tipo de fotos en un espacio donde la gente literalmente las está buscando. Hasta ahora, he recibido una combinación de críticas buenas y malas. Las buenas obviamente me animan a seguir intentando sacar mejores fotos y subirlas. Las malas, simplemente las ignoro porque esta no es mi vida, es solo una forma de relajarme cuando, de momento, no es seguro salir de casa”, dice un escritor estadounidense de 33 años en conversación con Vice.

El consentimiento parase ser un punto importante en la conversación sobre los desnudos en internet, pues entre hombres es un concepto que cada vez tiene más peso gracias a la popularidad de los discursos feministas.

Carlos* es un psicólogo colombiano de 32 años que habló con Infobae al respecto. Él se declara como un aficionado a tomarse fotopenes y enviarlas como práctica recurrente en su coqueteo, dice que su motivación es incitar o excitar a la persona con la que está hablando o saliendo, y en gran medida, motivarla a compartir con él contenido similar.

Confiesa que en dos ocasiones mandó foto sin consentimiento y que aunque pudieron caer muy mal en ese momento, no lo hicieron. Pero se arrepiente, pues “pensándolo después, fue muy atrevido y tampoco estuvo bien”.

Él dice que no participaría en foros que califiquen su pene, pues en su caso lo que lo motiva es excitar a alguien específico, en un contexto más íntimo, no que comenten sobre si está o no bien dotado.

En otro testimonio recogido por Vice un joven danés desarrollador de software de 25 años dice que solía mostrar su pene sin que se lo solicitaran en Omegle, un sitio de video chat, inspirado por otros usuarios que hacen lo mismo.

“A menudo te ignoran o simplemente se desconectan”, comenta; algo que no le pasa en Reddit, donde encontró las comunidades que califican penes de manera aleatoria.

“Pensé que era una idea divertida compartir la foto de mi pene en el subreddit para calificar penes, y también tenía curiosidad por saber qué diría la gente sobre mi pene. Solo he publicado aquí dos veces, pero creo que lo volveré a hacer, solo para que la gente reaccione a mis fotos y me sienta apreciado, supongo”.

En su testimonio habla de una respuesta particular que vino de otro hombre: “buen pene, hermano”; algo que lo hizo sentir bien porque dice que los hombres son muy conscientes de sus penes por lo que se convierten en los mejores jueces para ellos.

En r/dickrating usan un sistema basado en comentarios sobre “tamaño, forma, aspecto, crítica (donde comentan sobre cómo mejorar la foto) y un resumen general con la clasificación final (Foto: unsplash.com
En r/dickrating usan un sistema basado en comentarios sobre “tamaño, forma, aspecto, crítica (donde comentan sobre cómo mejorar la foto) y un resumen general con la clasificación final (Foto: unsplash.com
“Eso me hace sentir visto y ayuda a normalizar cómo se ve un pene promedio. Además, jamás pagaría para que calificaran mi pene, así que esto funciona bien para mí”, agrega.

En r/dickrating, uno de los trends de Reddit que está principalmente integrado por hombres, definen su comunidad así: “Somos solo un grupo de amigos a los que a todos les gustan las fotos de pollas. Las calificamos de manera diferente según el gusto personal, pero siempre somos honestos y justos. Todos los tamaños, formas, colores y tipos de pollas son bienvenidos. Veremos con qué se corren ;)”.

Ellos usan un sistema de clasificación basada en comentarios sobre “tamaño, forma, aspecto, crítica (donde comentan sobre cómo mejorar la foto) y un resumen general con la clasificación.

Esa necesidad de validación es otro de los factores clave para explicar esta conducta, algo que para la sexóloga brasilera Flavia Dos Santos tiene mucho que ver con la concepción falocéntrica de nuestra sociedad.

“La preocupación de la vida de cualquier hombre es saber que el pene que el tiene es lo suficientemente grande, eso es resultado de una sociedad falocéntrica, donde el pene viene asociado a virilidad, al poder, a la potencia. Eso está en el imaginario colectivo”, afirma.

Para la sexóloga el acceso cada vez más generalizado a la pornografía y a los contenidos explícitamente sexuales que se ha potenciado con el internet han aumentado esos sentimientos de angustia masculina frente al tamaño del pene, algo que va en contra a la evidencia misma.

“Solo 3% de los hombres están fuera de la media, que según la evidencia científica está entre 10 y 16 centímetros”, puntualiza Dos Santos.

Para Flavia “el sexo es poder”, y bajo esa idea se ha construido nuestra sociedad, haciendo que la misma asociación de la palabra pene esté ligada a la idea de dominación y fuerza.

“Las palabras con ‘p’ llevan a una cadena de asociación: Pene, presidente, policía, poder, potente, poderoso”, resalta.

Por eso, entre más largo o bien calificado tenga un hombre el pene, “más poder siente que tiene”.

Flavia concluye diciendo que plegarse a estas lógicas termina llevando a “una búsqueda desesperada por miradas”, propio de personas que asemejan los likes con amor o importancia, y que para salir de eso es importante la educación sexual pues esta lleva al “empoderamiento mental”.

“Así la gente va calmando sus ansiedades con realidad, eso se transforma en otra perspectiva”, dice.

¿Arranque de exhibicionismo o necesidad de compensación? Cualquiera que sea la verdadera motivación detrás de esta nueva tendencia parece que llegó para quedarse pues mentiría el hombre que dijera que nunca se ha cuestionado sobre el tamaño o aspecto de su pene.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Infobae