Qué es el colon, donde está y por qué se irrita: Explicación

Qué es el colon, donde está, por qué se irrita y cómo tratarlo

colon

Dolor de colon

El colon o intestino grueso está situado inmediatamente después del ciego y mide 1,5 metros. A pesar de las diferencias entre los aparatos digestivos de los diferentes vertebrados, sus funciones principales son las de almacenar residuos, extraer agua, mantener el equilibrio de hidratación y absorber algunas vitaminas como la vitamina K.

Su principal tarea es convertir los desechos en heces para ser excretadas, durante este proceso absorbe agua, cambiando el estado del contenido de líquido a sólido.

La primera porción del intestino grueso está situada en la parte inferior derecha del abdomen, es donde desemboca el intestino delgado y se llama ciego. Desde aquí el colon asciende hasta llegar a la zona del hígado (colon ascendente) y atraviesa el abdomen (colon transverso).

El colon se dirige posteriormente hacia abajo, denominándose colon descendente, hasta llegar a una zona denominada sigma que desemboca en el recto y finalmente en el ano que se abre al exterior por el esfínter anal a través del cual se eliminan las heces.

 Este órgano está constituido por varias capas de tejido; la más interna es la mucosa, rodeada de una submucosa, la superior es la muscular y luego se encuentra la serosa, siendo está la externa. Aquí existen glándulas productoras de moco, donde se producen con mayor frecuencia los tumores malignos.

Existen varios trastornos que pueden afectar su capacidad de funcionamiento adecuadamente, entre ellos el cáncer colorrectal, los pólipos en el colon definidos por ser tejidos en el órgano que puede ser canceroso, la colitis ulcerativa, la inflamación de pequeños sacos llamados diverticulitis y el más común de todos, el colon irritado el cual es una enfermedad molesta con cólicos abdominales entre otros síntomas.

El síndrome de colon irritable es un trastorno frecuente que afecta el intestino grueso; se constituye por síntomas como cólicos, dolor abdominal, hinchazón, gases y diarrea. Esta enfermedad es algo crónico que se debe tratar a largo plazo.

¿Cómo se siente esta patología?

Los principales síntomas varían y suelen persistir por un período de tiempo prolongado. Los más comunes son dolor, cólicos o hinchazón en el abdomen relacionados con la evacuación intestinal, cambios en el aspecto de las deposiciones, cambios en la frecuencia con la que se evacúan los intestinos. Otros síntomas que suelen estar relacionados incluyen hinchazón, aumento de gases o mucosidad en las heces.

Es necesario consultar un médico si persisten cambios intestinales u otros síntomas del colon irritado, ya que pueden indicar una afección más grave como cáncer de colon. La sintomatología más grave incluiría pérdida de peso, diarrea nocturno, vómitos inexplicables, dolor persistente al momento de defecar, anemia por falta de hierros entre otros.

Causas probables

Se desconoce la causa precisa, sin embargo existen factores que influyen en la enfermedad.

La alimentación juega un rol importante, ya que existen estudios donde las personas que tienen síntomas más severos del trastorno son las que consumen en exceso trigo, productos lácteos, frutas cítricas, frijoles, repollos entre otros.

El sistema nervioso y sus anomalías en los nervios del sistema digestivo pueden provocar un mayor malestar, esto debido a que las señales mal coordinadas entre el cerebro y los intestinos intensificarían los cambios en el proceso digestivo, lo cual causa mayor dolor, diarrea o estreñimiento.

El estrés a temprana edad suele ser un determinante en cuanto a esta patología, especialmente en la infancia, ya que dependiendo del periodo de duración del episodio las señales se agravan. Sin embargo este solo agrava los signos, no es una de las causas.

El colón irritado se asocia también con la mala calidad de vida y los trastornos de estados del animo, como depresión o ansiedad.

Tratamiento recomendados

El tratamiento se centra en mejorar la calidad de vida del paciente.

Los signos y síntomas leves a menudo se pueden controlar reduciendo el estrés y haciendo cambios en tu dieta y tu estilo de vida. Otras recomendaciones son:

– Evitar los alimentos que desencadenan los síntomas, como alimentos con alto contenido de gases, como bebidas alcohólicas y ciertos alimentos que provocan del aumento de gases.

– Comer alimentos ricos en fibra

– Beber mucho líquido

– Hacer ejercicio regularmente. El ejercicio ayuda a aliviar la depresión y el estrés, estimula las contracciones normales del intestino y puede ayudar a que te sientas mejor contigo mismo.

– Dormir lo suficiente

– Come a horas regulares. No saltees comidas y trata de comer a la misma hora todos los días para regularizar el funcionamiento intestinal.

– Las practicas de yoga o la meditación ayudan a aliviar el estrés.

Si la sintomatología es grave, se sugieren medicamentos como: suplementos de fibra, laxantes, medicamentos antidiarreicos, medicamentos anticolinérgicos, antidepresivos tricíclicos, entre muchos otros.

El colon irritado es una enfermedad muy común, pero que al mantener una vida saludable, es posible controlarla.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

Natalia Suárez/Pasante

Noticia al Día