Las peligrosas sorpresas al transitar por el canal paralelo a las colas de gasolina

Las peligrosas sorpresas al transitar por el canal paralelo a las colas de gasolina

Un consecuente lector de Noticialdia.com, Ernesto Cruz, ha querido compartir esta advertencia a los conductores de automóviles y motos de la ciudad:

1-. El cerebro del conductor está aprendido para esperar que alguien frene si el hombrillo está libre (se supone que va a estacionarse); si hay una esquina o cruce.

2-. Si el canal derecho está ocupado por vehículos (la bendita cola de gasolina) el cerebro no espera que un conductor se detenga.

Partiendo de allí, vienen los consejos:

1-. Aquí te llevas a cada rato la sorpres de que los conductores que van por el canal paralelo de la cola de la gasolina se detengan a:
– Saludar un pana
– Cambiar el puesto
– Jalarbola pa´que los metan colaos
– Preguntar cualquier pendejada

2-. Los conductores de los carros en las colas se la pasan abriendo de golpe las puertas.

De esta manera queda argumentada la recomendación de tener cuidado, si va por esa vía y evitar detenerse de golpe porque, como ya dijimos, el cerebro no está enseñado a esperar que alguien se detenga si el canal a la derecha está ocupado.
TC