La reina Isabel II no tiene paz en la realeza británica

La reina Isabel II no tiene paz

reina isabel

Reina Isabel II y la familia real. Agencias

La reina Isabel II no tiene paz. El príncipe Carlos de Inglaterra y Camilla Parker Bowles mantuvieron su amor a través de dos matrimonios, escándalos, escarnio público y condena real. Y, desde su boda en 2005, una aprobación a regañadientes ganada con esfuerzo. Pero después de todo eso, ahora una fuente le dijo a la revista Star, el duque y la duquesa de Cornualles, que alguna vez fueron inseparables, están esencialmente viviendo vidas separadas.

“Ser marido y mujer no es ni de lejos tan emocionante como lo era la vida a los veinte”, dijo la fuente. “A medida que han pasado los años, la chispa se desvaneció”. El encierro y la agitación en la familia real solo han aumentado sus problemas matrimoniales. “Las tensiones son altas” entre la pareja, añadió el informante. Tanto es así que Camilla, de 73 años, no solo ha quitado a Carlos, de 72, de su dormitorio, sino que lo quiere fuera de su casa por completo.

La duquesa de Cornualles ha “movido algunas de sus pertenencias” de Clarence House para refugiarse en su residencia de campo en Gloucestershire, Highgrove House, explicó la fuente, prefiriendo estar cerca de sus nieto e hijos, fruto de su matrimonio con Andrew Parker Bowles.

La publicación afirma que el hijo mayor de Isabel II se ha convertido en un verdadero “aguafiestas”. “Ya no es divertido estar con él porque toda su atención está en la monarquía y en convertirse en rey”. Por su parte, Camilla tiene poca fe en que la madre de Carlos alguna vez se haga a un lado. “En secreto está furiosa porque nunca será reina y culpa a Carlos por no enfrentarse a su madre”.

No ayuda que los dos también estén en desacuerdo sobre la decisión del príncipe Harry y Meghan Markle de desertar de la familia real. Camilla, que pasó años en los 80′s y 90′s siendo calumniada como la otra mujer en el matrimonio de Carlos con la princesa Diana, una época que se describe como “horrible”, “no puede culpar a Meghan y Harry por huir de las demandas reales y el drama”. Mientras tanto, Carlos, agregó la fuente, considera que el comportamiento de la joven pareja es “terriblemente irresponsable”. Así que ella y Carlos han tenido un gran enfrentamiento por los Sussex.

En la reciente entrevista con Oprah Winfrey, el príncipe Harry confesó que estaba decepcionado por el comportamiento de su padre, quien dejó de contestar sus llamadas y no mostró apoyo a su familia. “Me siento realmente decepcionado porque él ha pasado por algo similar, sabe cómo se siente el dolor y Archie es su nieto”, señaló, añadiendo: “Al mismo tiempo, siempre lo querré. Pero hay mucho dolor, y arreglar esa relación seguirá siendo una de mis prioridades”.

No siempre fue así. Después de salir brevemente a principios de los 70, después de lo cual Carlos se fue para servir en la Royal Navy y Camilla se comprometió con Andrew, nunca pudieron separarse, lo que provocó que mantuvieran una aventura durante sus respectivos matrimonios. Diana de Gales se quejó años más tarde del affaire de su marido con Camila diciendo la famosa frase “Éramos tres en mi matrimonio, una multitud”, alegando que se enfrentó a la eterna amante de Carlos y le advirtió: “No me trates como a una idiota”.

Nada podía disuadirlos, ni el desprecio público de Carlos por traicionar a la amada Diana y la ira de la reina, que no ocultó su desaprobación. De hecho, se negó a asistir al cumpleaños número 50 de su hijo debido a la presencia de Camila.

La pareja incluso resistió el humillante escándalo de 1993 cuando se filtraron unas conversaciones de contenido sexual grabadas entre Carlos y Camilla de tan solo tres años antes, cuando aún estaba casado con Diana. Un rumor que acabaría por confirmarse en una entrevista al príncipe Carlos donde se sinceraba y reconocía que había sido infiel a Lady Di. Unas declaraciones que no solo sentó mal a Diana, que apareció con el ya conocido como “vestido de la venganza” reivindicando su lugar, sino también en la Casa Real británica, que quedó conmocionada por las conversaciones eróticas del futuro rey.

“Estaban cegados por la pasión”, recordó la fuente de la revista Star. Pero después de obtener finalmente lo que querían, la emoción de escabullirse y planificar citas en las casas de campo de los amigos fue reemplazada por la monotonía de la vida doméstica real.

Ahora, una nueva crisis puede volver a unirlos. La fuente informa que Carlos, quien le da crédito a Camilla por ayudar a sanar la ruptura con su padre, el príncipe Felipe, “se acercó a Camilla en busca de consuelo” mientras el duque de Edimburgo, de 99 años, se encuentra en estado delicado de salud. “Ambos estaban increíblemente preocupados por él, y eventualmente puede acercarlos más”, continúa la fuente. “Realmente se aman. Ha sido un momento difícil”.

Lea también: Obligó a su hija que subiera un video en Tick Tock donde se disculpa por los bailes de perreo

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Infobae