Canal de Suez: ¿dónde está y cuál es su importancia?

Canal de Suez: ¿dónde está y cuál es su importancia?

Canal de Suez: ¿dónde está y cuál es su importancia?. Ilustración: Oriana Reyes

Desde hace una semana, el buque portacontenedor Ever Given estuvo encallado en el Canal de Suez, esto mantuvo al mundo paralizado y con los ojos puestos en el canal navegable ubicado en Egipto el cual une al mar Mediterráneo con el mar Rojo (golfo de Suez), por su importancia para el comercio mundial. 

Desde que se completó en 1869, el canal de Suez ha sido uno de las vías de agua más importantes del mundo; un portal entre Oriente y Occidente que ha sido controlado por varios países, cuyo uso amenazó con iniciar una guerra y que se convirtió en la base de la economía global.

Pero el gigantesco buque portacontenedores que se encalló al otro lado de la vía fluvial plantea un problema muy moderno: alrededor de una décima parte del comercio mundial pasa por el canal de Suez y podría haber enfrentando un bloqueo.

Los trabajadores continúan limpiando arena y lodo del Ever Given, un barco de 224.000 toneladas que encalló después de que vientos de 40 nudos y una tormenta de arena que causó poca visibilidad y mala navegación lo encallaran.

La velocidad con la que pueden mover el barco, que es tan largo como el edificio Empire State es de alto, tiene importancia en todo el mundo, y es un desafío único incluso en la agitada historia de Suez.

¿Por qué es tan importante el canal de Suez?

 

La importancia del canal se debe ante todo a su ubicación: es el único lugar que conecta directamente las aguas de Europa con el Mar Arábigo, el Océano Índico y los países de Asia-Pacífico.

Sin Suez, los envíos que viajan entre esas partes del mundo tendrían que atravesar todo el continente africano, lo que aumentaría los costos y alargaría sustancialmente los tiempos de viaje.

Una solución a ese problema pareció esquiva durante siglos, hasta que se construyó la valiosa vía fluvial de 120 millas (193 km) para pasar por Egipto hacia el Mar Rojo. Fue construido en el transcurso de una década a mediados del siglo XIX, una hazaña que solo es posible porque se determinó que el Mediterráneo y el Mar Rojo estaban aproximadamente al mismo nivel en altitud.

El tiempo que ahorra el canal es casi invaluable. Hoy, un barco que viaje desde un puerto de Italia a la India, por ejemplo, cubriría unas 4.400 millas náuticas si pasara por el Canal de Suez, un viaje que, a una velocidad de 20 nudos, tardaría unos nueve días.

Pero la segunda forma más rápida de completar ese mismo viaje sería a través del Cabo de Buena Esperanza y alrededor de África. A la misma velocidad, se necesitarían tres semanas para recorrer la ruta, que tiene una longitud de 10.500 millas náuticas.

Sumado a su importancia es que no hay alternativas al Suez; si no fuera por el Mar Rojo que se extiende sobre el Cuerno de África y a lo largo de Sudán y Egipto, ninguna masa de tierra sería lo suficientemente estrecha como para sostener una vía fluvial artificial que una Europa con Asia-Pacífico.

La posición estratégicamente importante del canal significa que por él pasan cerca de 19.000 embarcaciones cada año, según Lloyd’s List, una revista de la industria naviera.

 

¿Cuál es su historia?

 

Los Estados habían estado anhelando un pasaje que conectara el Mediterráneo y el Mar Rojo durante siglos, y la importancia del canal era clara mucho antes de que comenzara la construcción.

Impulsado por los intereses y la exploración franceses, el canal de Suez fue construido en el transcurso de 10 años por campesinos locales reclutados y forzados a trabajar, y trabajadores europeos que luego se unieron al esfuerzo.

Los problemas financieros obligaron al gobernador otomano de Egipto a vender una participación mayoritaria en la vía fluvial a Gran Bretaña en 1875; 13 años después, una cumbre multinacional resultó en un acuerdo de que el canal sería de uso gratuito para todos los países, tanto en la paz como en la guerra.

Su posicionamiento lo convirtió en un punto álgido en los dos principales conflictos del siglo XX; en la Primera Guerra Mundial, las fuerzas turcas intentaron atacar el canal desde el este, y en la Segunda Guerra Mundial, el Afrika Korps de los nazis pretendía hacer lo mismo desde el oeste.

Pero el canal permaneció bajo control británico hasta que el presidente egipcio Gamal Abdel Nasser lo nacionalizó en 1956, lo que provocó la crisis de Suez que provocó amenazas de invasión de Israel, Francia y Gran Bretaña. El episodio amenazó con provocar una guerra, hasta que la presión de Estados Unidos y los esfuerzos diplomáticos de las nacientes Naciones Unidas forzaron una solución.

El canal de Suez ha estado cerrado antes: durante ocho años a partir de 1967 se convirtió en una frontera entre un Egipto en guerra e Israel, un conflicto que dejó a más de una docena de barcos, conocidos como la Flota Amarilla, atrapados en el canal durante todo ese tiempo.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

CNN