Aquellos tiempos, Un Nuevo Tiempo (Javier Sánchez)

Aquellos tiempos, Un Nuevo Tiempo (Javier Sánchez)

Si bien existen cientos de definiciones que se aproximan a dar un concepto que describa a una figura que desea destacar en el ámbito de la política, elegir alguna en especial es difícil cuando sabemos que es aquél que gobierna o administra (con su equipo) buscando siempre un bien común con igualdad de condiciones y respeto a todos los derechos que la ley le otorga a la ciudadanía, algo que no vivimos en la actualidad.

Sin embargo puedo decir con experiencia – porque lo viví de cerca -que Manuel Rosales aplica a este concepto de líder político porque recorrí la calle con él, no como su dirigente de base, sino como comunicador social que seguía paso a paso su trabajo a lo largo de los quince años que cumplió la organización política que fundó con el nombre de Un Nuevo Tiempo y mucho antes cuando algunos dirigentes de la vieja Acción Democrática salieron de su fila y fueron a parar al partido de Manuel cómo decían en Maracaibo para ese entonces.

Podemos decir que estamos frente a un político que ha tenido presente cuál es su verdadera misión como servidor a los demás con mucha experiencia y plena conciencia de su trabajo y obligaciones.

A lo largo de muchos años se ha venido preparando y el saber cuál es su responsabilidad y la forma de llevar a cabo sus labores dentro del ambiente político, le permitió gobernar en dos oportunidades al Zulia y a Maracaibo su capital como alcalde.

El fundador del partido político Un Nuevo Tiempo se ha mantenido hasta ahora firme en sus valores e ideología. A la fecha no ha permitido que nadie cambie sus convicciones, siempre en favor de la democracia.

Estoy convencido de esta forma de ser del líder zuliano porque lo compartí por años cuando trabajé al lado de una de sus principales voceras y fundadoras de dicha organización, como lo es la actual diputada a la Asamblea Nacional, Marianela Fernández, quien ocupó distintos puestos de relevancia durante su gestión en la gobernación zuliana y en la Alcaldía de Maracaibo, siendo además miembro principal dentro de la directiva de la organización en aquellos tiempos cuando el “Nuevo Tiempo” arrasaba en todas las encuestas y se mantenía a la cabeza como principal fuerza política a nivel regional y nacional.

Fueron aquellos momentos de fortaleza de liderazgo bajo el eslogan «El Zulia Está Primero» donde la región era en realidad la «tacita de oro» del país, con calles y avenidas limpias, iluminadas arborizadas, parques, jardines con mantenimiento, servicios de agua, electricidad y aseo urbano así como atención a las comunidades con mercados populares a precios accesibles y atención social con las llamadas clínicas móviles y ambulatorios en las barriadas contando además con programas como el ropero escolar y el de alimentación escolar PAEZ junto a las becas estudiantiles JEL con las que miles de jóvenes siguieron estudios universitarios y hoy en día son profesionales de nuestro país.

Eran aquellos tiempos cuando el gobernador Rosales ordenaba la construcción de canchas en los sectores populares y así mismo viviendas y las supervisaba constantemente y hasta que no se entregarán a las parroquias no se quedaba tranquilo. Llegó hasta pintar y embellecer edificaciones de conjuntos residenciales de clase media por considerar que también tenían derecho como ciudadanos y no solo los barrios y sitios más apartados.

Todo esto y más lo añoran hoy en día los zulianos y a nivel nacional muchos estados en donde la tolda azul prepara su liderazgo para elecciones regionales copian el trabajo que la base del partido azul realiza en nuestra región con aquello de «Un Nuevo Tiempo Contigo» y la esperanza de un cambio de gobierno en años venideros que permita sacar al país del mal tiempo que vivimos con gobernantes que poco o nada les interesa que no haya luz y se quemen los equipos domésticos del pueblo, que no haya gas y la leña sea un artículo de primera necesidad, que el agua sea para muchos de los habitantes un espejismo, que la comida se reduzca a un plato o nada al día o que no importa que andemos desnudos o no comamos pero salvemos la revolución como dijo una vez el difunto Hugo Chávez. Hoy escuchamos a los zulianos decir:»ojalá regresemos aquel Nuevo Tiempo que una vez tuvimos».

Javier Sánchez