Acusan a Pepe Le Pew de fomentar el abuso sexual

Acusan a Pepe Le Pew de fomentar el abuso sexual

Pepe Le Pew, el zorrillo francés de dibujos animados ha sido el nuevo balnco de The New York Times, luego de que el columnista Charles M. Blow, afirmara que el famoso personaje de los Looney Tunes “normaliza la cultura de la violación”.

Incluso el autor del libro The Devil You Know: A Black Power Manifesto, compartió en twitter su punto de vista sobre el personaje de Pepe Le Pew, donde explica como éste besa a una chica sin su consentimiento y en contra de su voluntad, además se nota que ella lucha para alejarse de él, pero él no lo permite.

Blow argumenta que este tipo de caricaturas no ayuda a educar a los niños “Esto ayudó a enseñar a los niños que ‘no’ en realidad no significaba no, que era parte del ‘juego’” y que incluso el tipo de acciones que Pepe Le Pew tiene en la caricatura perpetua la cultura de la violación “Les enseñó a superar las extenuantes, incluso las objeciones físicas de una mujer, era normal, adorable, gracioso. Ni siquiera le dieron a la mujer la capacidad de HABLAR”.

Algunos críticos defendieron su punto de vista en contra del columnista, pues dijeron que la caricatura no busca transmitir la cultura de la violación. Mientras que otros debatieron si los niños podrían realmente absorber ese tipo de mensajes en los contenidos infantiles, que los medios de comunicación se encargan de transmitir.

La cultura de la violación y el racismo en los contenidos infantiles
Claramente Blow no espero que Pepe Le Pew fuera el punto central de su columna, pues en ella solo habla de manera muy efímera sobre el personaje, la línea sobre el famosos zorrillo solo fue algo incidental de un punto mucho más amplio que él que abordó, las imágenes racistas en los medios de comunicación para niños.

Incluso en su texto, Blow también recordó otros personajes como Mammy Two y Speedy Gonzales, quien en palabras del columnista populariza el estereotipo “corrosivo de los mexicanos borrachos y letárgicos”.

En teoría, lo único que el columnista hizo fue subrayar que muchos medios de comunicación presentan cosas “inocentes” a los niños que pueden ser altamente peligrosos pues tiene un trasfondo racista.

 

Agencias