Abatidos 10 disidentes de las FARC en bombardeo a las selvas

Abatidos 10 disidentes de las FARC en bombardeo a las selvas de Colombia: 3 fueron capturados

Abatidos 10 disidentes de las FARC

Foto: Cortesía

El ejército liquidó el pasado martes 2-M, a 10 guerrilleros e hirió a tres más, en un bombardeo que lanzó en las selvas de Colombia contra una poderosa disidencia de las FARC.

Los militares lograron golpear al grupo que encabeza Miguel Botache Santillana, alias «Gentil Duarte», uno de los principales comandantes de los cientos de rebeldes que se marginaron del acuerdo de paz de 2016, según autoridades.

Se trató de un «ataque aeroestratégico de la Fuerza Aérea Colombiana» en el municipio de Calamar, en el departamento de Guaviare (sureste), dijo el ministerio de Defensa en un comunicado.

En la acción murieron «diez integrantes de las disidencias» y otros tres quedaron heridos y fueron capturados por las tropas en tierra, añadió el organismo.

El bombardeo fue dirigido contra la agrupación que comanda Duarte, uno de los hombres más buscados tras el pacto que condujo al desarme del grueso de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la otrora guerrilla más grande de América.

Persecución sin descanso 

Las autoridades señalan a la facción que encabeza Duarte de reclutamiento de menores, terrorismo y narcotráfico.

También la acusan de incendiar un vehículo que transportaba a funcionarios de la ONU en octubre de 2020. El hecho no dejó víctimas fatales.

«Este Gobierno no descansará hasta llegar a su cabecilla, símbolo del mal Gentil Duarte. Seguiremos debilitando a las disidencias», afirmó en una declaración a medios el jefe de la cartera de Defensa, Diego Molano.

El ministerio aseguró que mediante esta operación afectó al grupo de Duarte y sus planes para agrupar a los disidentes que ejercen influencia en una amplia zona del sur del territorio colombiano.

Sin un mando unificado, las disidencias suman unos 2.500 militantes y se nutren principalmente del tráfico de drogas y la explotación ilegal de oro y otros minerales, de acuerdo con inteligencia militar.

El gobierno acusa a esas agrupaciones de estar detrás de varios de los más de 250 asesinatos de exguerrilleros que se acogieron al acuerdo que transformó a las FARC en un partido político de izquierda.

El golpe contra Gentil Duarte siguió a la entrada en operaciones de una fuerza élite de 7.000 militares que fue conformada para perseguir a los cabecillas de las disidencias, a bandas del narco y al ELN, la última guerrilla reconocida en Colombia tras la desmovilización de unos 13.000 miembros de las antiguas FARC.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Con información El Nuevo Siglo