Sale a la luz pública la verdadera Liga de la Justicia

Sale a la luz pública la verdadera Liga de la Justicia

Liga de la Justicia

Liga de la Justicia. Agencias

Cuatro horas de película, disponibles durante tres semanas, pagando un acceso preferencial. Esa es la oportunidad que tendrán los fanáticos de DC Comics para ver en HBO Max la versión de Zack Snyder de La Liga de la Justicia, la que nunca se estrenó en los cines en el 2017 –al menos no como él quiso contarla– y con la que se ha alimentado una trama para hacer una telenovela.

Cuando Snyder aceptó dirigir el ambicioso proyecto que Warner Bros. llevaría a la pantalla grande basado en los superhéroes de la casa de cómics, quería darle un tono más brutal y sombrío, algo cercano al estilo de sus anteriores producciones –300 y Watchmen– que le dieron renombre internacional. Pero las cosas no resultaron como lo planes.

En las últimas semanas han circulado clips de video de Justice League: Snyder’s Cut, como se conoce esta versión de cuatro horas, con revelaciones de lo que les sucederá a Batman, la Mujer Maravilla, Flash, Aquaman, Cyborg y Supermán en este filme que trae 150 minutos adicionales y llegará a la plataforma el próximo 18 de marzo en Estados Unidos, Canadá y Europa.

En el 2017, La Liga de la Justicia se estrenó en las carteleras del mundo en medio de un estruendoso lanzamiento, gracias no solo a lo que significaba la historia como la quinta película del universo compartido de DC –DCEU, por sus siglas en inglés–, sino por las actuaciones de luminarias como Henry Cavill, Ben Affleck, Gal Gadot, Ezra Miller, Jason Momoa, Ray Fisher, Jeremy Irons, Diane Lane, Amy Adams, J. K. Simmons y Amber Heard. La trama giraba en torno a la conformación de un grupo de superpoderosos para luchar contra el mal, después del sacrificio de Supermán. Así, Batman y la Mujer Maravilla se dedican a reclutar talentos, sin imaginar el poder maligno al que se enfrentarán.

Los 350 millones de dólares que se invirtieron en la historia –pagando los salarios de sus estrellas y haciendo sofisticados efectos especiales– no se vieron compensados por los 657 millones de dólares que recaudó en la taquilla mundial. Un título como este aspira, como mínimo, a los 800 millones o a cruzar esa frontera. La película fue considerada un fracaso. Su estreno se daba meses después de que Snyder había abandonado el proyecto por una tragedia familiar: una de sus hijas –Autumn, de 20 años– se había quitado la vida. Él y su esposa, la productora Deborah Snyder, se retiraron de la producción.

El drama personal del director se sumaba a las constantes injerencias de Warner Bros. en la edición de la cinta. Después, en distintas entrevistas, Snyder lo denominó “acoso”. El asunto terminó en el regreso al set de todos los actores y el equipo de producción para repetir el rodaje de muchas escenas después de que al guion se le reescribieron unas 80 páginas. Ahora estaban de la mano de Joss Whedon (que estuvo detrás de Avengers), que era precisamente uno de los guionistas y quien rehízo la película, pidiendo que no le dieran el crédito como director.

Warner Bros. mantuvo con discreción los ‘ajustes’ que le hacía a su Liga de la Justicia. Decían que Whedon finalizaba lo que Snyder no pudo, pero que mantendría su esencia. El año pasado, el mismo Zack Snyder dejó ver, entre líneas, su sentimiento al respecto: “Estábamos muy distraídos con nuestra tragedia para notar lo que hicieron”.

La Liga de la Justicia estaba lejos de ser ese filme violento y sombrío que soñó Snyder y se convirtió en una retahíla de chistes flojos, tono ligero y hasta coloridas puestas en escena. Cuentan que Whedon usó solamente el 10 por ciento de las imágenes que rodó Snyder. Hasta los actores, con Ray Fisher a la cabeza, se quejaron públicamente de lo sucedido. ¿Fue una traición a Snyder?

Un ejecutivo de Warner Bros., que permaneció en el anonimato, comentó a los medios el “sin sentido” que era la película. Se sentía incómodo porque el estudio no quería admitir en qué “pedazo de mierda se había convertido”. La decepción y las pérdidas se resumieron en la decisión de no darle continuidad al relato –lo que estaba en los planes iniciales con una segunda parte– y en dedicarse a contar las historias individuales de los protagonistas de la Liga, como las de Aquaman y la venidera de The Flash, que dirigirá el argentino Andy Muschietti.

Hace dos días, Justice League: Snyder’s Cut fue tendencia en redes: por error, la película quedó disponible para los usuarios de HBO Max que pagaron por ver Tom & Jerry, otro de sus lanzamientos. De inmediato, escenas fundamentales sobre el futuro de los superhéroes y villanos se filtraron en la web. Horas más tarde, la plataforma bloqueó el contenido.

El 18 de marzo será una fecha definitiva para los amantes del universo de DC: por fin podrá saberse cuál era la verdadera intención que Zack Snyder tenía con esta película. Para Latinoamérica, el asunto se tardará un poco más hasta que HBO Max aterrice en el continente a partir de junio y programe el estreno de Justice League: Snyder’s Cut para el segundo semestre.

Lea también: Camilo se quitó la barba y bigote: Así quedó luciendo su nuevo look (+Fotos)

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Agencias