Un zuliano es el primer venezolano en la mesa técnica de la NBA G League: “Los oficiales de mesa somos los héroes anónimos del baloncesto”

Un zuliano es el primer venezolano en la mesa técnica de la NBA G League: “Los oficiales de mesa somos los héroes anónimos del baloncesto”

NBA G League

Cristian Montero podría dar el salto muy pronto en la NBA y hacer historia para el baloncesto venezolano

El joven zuliano Cristian Montero, oriundo de Maracaibo, ha escrito una página en la historia del básquet nacional al convertirse en el primer venezolano que ejerce como oficial de mesa de la G League o liga de desarrollo de la NBA.


Llegar allí no fue fácil para este venezolano, abogado de profesión, y que como muchos otros connacionales tuvo que salir de su patria para encontrar mejores horizontes, pero sin nunca perder el foco de lo que quería lograr a través de su pasión, el baloncesto.

En una entrevista exclusiva con Noticia al Día, el joven de 29 años cuenta que, su sueño era jugar de forma profesional y tenía el físico y la altura para hacerlo, pero un problema de salud cuando aún estudiaba bachillerato lo limitaron a seguir jugando en el tabloncillo. No obstante, eso no fue motivo para que abandonara su pasión por el deporte de las alturas, y decidió pasar a otro plano tan importante como el de un jugador dentro de una cancha, como lo es el papel del árbitro.

Cristian asegura que, cuando comenzó su interés por ser juez dentro de una cancha y se conectó con las personas que lo podían entrenar para lograrlo, le dijeron que primero tenía que aprender a ser oficial de mesa. “En ese mundo me di cuenta de que ser árbitro de básquet es muy difícil no cualquiera que quiera puede ser árbitro de baloncesto”, precisa.

Sus primeros pasos

El joven recuerda que, la primera vez en su vida que hizo de oficial de mesa fue en la cancha ubicada al lado del Mercado de Corito en Maracaibo con la Asociación Zuliana de Baloncesto. “Y así como a esa cancha fui a infinidades de canchas en todo el Zulia en juegos desde minibasket hasta juveniles”.

En 2009 participó en Maracaibo el Campamento Nacional de Árbitros, Estadísticos y Oficiales de Mesa, evento que sin duda le abriría las puertas a todo lo que vendría después, y en donde además recuerda que fue allí donde “conoció las estadísticas de baloncesto”.

En el año 2010 inició su travesía profesional en la extinta Liga Profesional de Baloncesto de Venezuela (LPB) en donde comenzó a trabajar en el puesto que coloquialmente se conoce como “sapito” o también conocido como anunciador, que es la persona que se encarga de decirle al estadístico las jugadas que se desarrollan en el partido.

Posteriormente trabajó en sus primeros Juegos Deportivos en Lara 2011, para después dar un salto importante en su carrera como oficial de mesa en 2012 cuando fue parte de la mesa técnica del Repechaje Olímpico disputado en el Poliedro de Caracas. Seguidamente también estaría presente como oficial de mesa en el Pre-Mundial también en la ciudad capital en el 2013, y en el 2014 sería parte de la mesa técnica del Sudamericano en Margarita.

En el 2017 comenzó a trabajar como delegado técnico en la Federación Venezolana de Baloncesto y en ese mismo año estaría trabajando como oficial de mesa en la ventana para el Mundial de la disciplina, recordando que en el último juego que participó fue en el Venezuela-Colombia jugado en Barquisimeto.

“Hay muchos sacrificios”

Aunque pareciera “fácil” lo que ha logrado, Cristian reitera el sacrificio que tuvo que hacer para llegar a donde está actualmente, recordando que muchas veces pasó hasta un día entero trabajando como oficial de mesa en juegos de categorías menores en distintas canchas del estado Zulia.

“No sabes cuantas veces yo tuve que pararme a las seis de la mañana para ir a la cancha en San Francisco en el Callao a sacar siete u ocho juegos de minibasket, y volver a mi casa a las 10 de la noche sin ver a mi familia, no me pesaba porque yo amo esto, pero son muchos los sacrificios que se hacen”.

Asimismo, reitera que lo importante de esta carrera es mantenerse por lo que para él todos los juegos en los que ha estado en la mesa técnica son igual de importantes.

“No hay diferencia entre un juego mini, en el San Vicente de Paúl y un juego de la G-League, para mi yo los tomo con el mismo respeto (…) Los oficiales de mesa somos los héroes anónimos del baloncesto”.

Reconoce que la formación de los oficiales de mesa en Venezuela es muy completa porque “los de la vieja escuela” se interesan porque los nuevos aprendan de todo. “Los oficiales de mesa más antiguos se interesan porque los alumnos aprendan a hacer todo, porque hay personas que les da miedo llevar el cronometro o el control de 24”, asegura al tiempo que precisa que eso lo ayudó a impulsar su carrera.

Ya en el 2018, en pleno auge de la migración venezolana, el joven zuliano emprende su camino hacia Estados Unidos, específicamente al estado de la Florida para buscar una mejor calidad de vida para él y su familia, y aunque sabía que el camino no sería fácil y que tendría que hacer trabajos que no tenían que ver con su pasión, nunca perdió el norte de lo que quería. “Lo mejor que me ha dejado el baloncesto son las amistades”, agregó.

¿Cómo llegó a la G-League de la NBA?

Aunque en sus primeros meses en Estados Unidos tuvo que ponerle una pausa a su sueño, confiesa que lo más que, “extrañaba era el baloncesto”. Ese sentimiento lo mantuvo siempre al pendiente de cualquier oportunidad de trabajo en el deporte mientras ejercía otras ocupaciones.

No fue hasta el año 2019, cuando vio a través de la plataforma LinkedIn que estaba abierta una posición con el equipo de la NBA Orlando Magics para trabajar en las estadísticas con el equipo filial en la liga de desarrollo, el Lakeland Magics. Solicitó el trabajo y tras ser aprobada su solicitud comenzó a trabajar con el equipo de Orlando aclarando que, en la G-League de la NBA, son los quintetos los que contratan a los oficiales de mesa y a los estadísticos.

“Lo importante de que uno sepa hacer todo es que en principio me querían para ser estadístico, pero después los puestos se llenaron, pero yo les dije que también sabia manejar el control de 24 y me dijeron que ok que podía trabajar con ellos”.

El joven recuerda que, la formación que recibió en Venezuela fue esencial para ser aceptado por el equipo de Lakeland Magics, y posteriormente buscado por la G- League de la NBA para trabajar como oficial de mesa en una burbuja que se disputa actualmente en la ciudad de Orlando, es por ello por lo que recuerda con mucho cariño a quienes fueron sus mentores en el estado Zulia, entre ellos Miguel Guevara, a quien considera su guía en este mundo de los oficiales de mesa en el básquet.

Sobre su experiencia en la G- League asegura que ha sido muy buena porque “las personas respetan tu trabajo”. El zuliano apunta que, aunque el hecho de que esté actualmente en esta posición no quiere decir que, ya tiene el “puesto seguro” para llegar a la NBA, pero él asegura que sigue trabajando fuertemente a diario para llegar a la liga mejor de baloncesto del mundo.

Dato para quienes quieran iniciarse en el arbitraje de baloncesto

Antes de culminar la entrevista, el zuliano aportó un dato importante y es que, quienes quieran incursionar en el mundo del arbitraje, actualmente el Colegio de Árbitros, Oficiales y Estadísticos del Estado Zulia está recibiendo postulantes para iniciar esta carrera, si tú eres uno de los interesados puedes comunicarte con el secretario de esa asociación, Joan Valbuena al teléfono 0424-6399230.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

Carlos Escorihuela
C.N.P 21.761

Noticia al Día