Qué se celebra cada día de la Semana Santa

De la cuarentena a la Cuaresma: Así se conmemorará la Semana Santa 2021

Foto: Cortesía / Silverio Osorio

 

El inicio de la cuaresma, con el Miércoles de Ceniza, es la antesala a la Semana Santa que será desde el Domingo de Ramos el 28 de marzo al Domingo de Resurrección 4 de abril

La Cuaresma es un periodo de 40 días en el que los fieles católicos se preparan para la Pascua, que inicia el Miércoles de Ceniza y finaliza el Jueves Santo. Para la iglesia es un periodo de preparación, purificación, reflexión y conversión espiritual. Durante este tiempo se hace un llamado a guardar ayuno y oración.

La duración de la Cuaresma está basada en el símbolo del número cuarenta en la Biblia. En esta, se habla de los cuarenta días del diluvio, de los cuarenta años de la marcha del pueblo judío por el desierto y de los cuarenta días que pasó Jesús en el desierto antes de comenzar su vida pública. En la Biblia, el número cuatro simboliza el universo material, seguido de ceros significa el tiempo de nuestra vida en la tierra, seguido de pruebas y oportunidades de crecimiento. La práctica de la Cuaresma data desde el siglo IV con la práctica del ayuno y de la abstinencia.

“Iniciamos hoy con el rito de imposición de las cenizas el camino de preparación a la celebración de la Pascua del Señor. Desde la Palabra de Dios que día a día resonará en la Eucaristía, constantemente seremos llamados a la conversión, a la vuelta a Dios, a poner orden en nuestra vida asumiendo una debida actitud práctica ante la verdad del pecado en nuestra existencia que daña nuestra relación con Dios y contamina nuestras relaciones con el prójimo. La Cuaresma pues, que iniciamos hoy, es un tiempo de gracia que el Señor nos regala para entrar en lo más profundo de nuestro ser y desde allí entrar en relación con él que nos ha dado el ser y nos renueva cada día en el aliento de vida. Desde hoy se nos invita a valorar el silencio como el lugar de encuentro con el Señor en la oración. A vivir la caridad con nuestros hermanos desde el compartir silencioso con quien está necesitado. A hacer penitencia de nuestros pecados sin amargura en intimidad con Dios y con la confianza en que él es misericordioso y que más grande que nuestro pecado es su amor y su ternura”, dijo a Noticia al Día Monseñor Víctor Hugo Basabe.

 

Foto: Cortesía / Silverio Osorio

 

Domingo de Ramos – Entrada de Jesús a Jerusalén

 

El Domingo de Ramos es el día en que los cristianos conmemoran la entrada de Jesús en Jerusalén y su aclamación como Hijo de Dios. El Domingo de Ramos en la Pasión del Señor comprende a la vez el presagio del triunfo real de Cristo y el anuncio de la Pasión. La relación entre los dos aspectos del misterio pascual se ha de evidenciar en la celebración y en la catequesis del día.

La entrada del Señor en Jerusalén se conmemora con una procesión, en la cual los cristianos celebran el acontecimiento, imitando las aclamaciones y gestos, que hicieron los niños hebreos cuando salieron al encuentro del Señor, cantando el fervoroso «Hossana».

 

Lunes Santo – Jesús atado a la columna

 

Los primeros días de la Semana Santa se realiza una liturgia que homenajea la Pasión de Cristo. El Lunes Santo es un día más que más litúrgico es histórico, porque Jesús manifiesta ante el pueblo, realiza la purificación del templo expulsando a los mercaderes y dejando muy claro: «Mi casa, casa de oración será llamada».

 

Martes Santo – Misa Crismal

 

En este día los sacerdotes renuevan sus votos de vida para con la Iglesia. También se realiza la bendición de los óleos que se utilizarán en las ceremonias de bautizos, unción de los enfermos y ordenaciones sacerdotales. Por razones pastorales se realiza el Martes Santo, mientras que en otras ciudades y países se lleva a cabo el Jueves Santo.

 

Foto: Cortesía / Silverio Osorio

 

Miércoles Santo – Procesión de Jesús Nazareno

 

El Miércoles Santo se recuerda la reunión del Sanedrín judío que condenará a Jesucristo, dando comienzo a los días oficiales de luto en la iglesia por la próxima muerte del Mesías. La Iglesia Católica se reserva un momento de penitencia en las vísperas de Pasión de Jesús. Los fieles hacen sacrificios con largas caminatas. Es el día en que se preparan los creyentes antes del Triduo Pascual.

 

Jueves Santo – Lavatorio de pies y adoración al Santísimo Sacramento

 

En Jueves Santo se conmemora la institución de la Eucaristía en la Última Cena y el lavatorio de los pies realizado por Jesús a sus discípulos. Es el tiempo de demostrar la humildad y sencillez al prójimo como Jesús que demostró una actitud de servicio.

 

Viernes Santo – La Pasión de Cristo y Vía Crucis

 

El Viernes Santo es costumbre rezar el Vía Crucis, también conocido como Camino a la Cruz. Con este rezo, se acompaña a Jesús en sus horas finales, mientras se repasan los catorce momentos o catorce estaciones, desde su condena hasta su muerte y sepultura. Los cristianos están de luto y es el único día en el que no se celebra misa.

 

 

Foto: Cortesía /

 

 

Sábado Santo – La soledad de María y la Vigilia Pascual

 

En este día, se recuerda la soledad de María, que había quedado al cuidado del apóstol Juan. Es el segundo día del Triduo Pascual y la Iglesia está en espera junto al sepulcro; no es sábado de gloria, sino Sábado Santo de Luto; también durante la mañana no hay misa. El altar está desnudo hasta después de la Solemne Vigilia Pascual.

 

Foto: Cortesía / Silverio Osorio

 

Domingo de Resurrección

 

La fiesta para los cristianos de todo el mundo llega, porque se cumplieron las profecías de que Jesús al tercer día resucitaría. Se renuevan en este día los sacramentos del bautismo y la confirmación.

“Que el Espíritu Santo pues, nos guíe a lo largo de estos 40 días que tenemos por delante y, que el mismo Espíritu Santo nos ayude a hacer de este tiempo un tiempo profundo con el Señor de la Misericordia para que junto a él, resucitemos a una vida nueva. Dios les bendiga y, les conceda una buena y provechosa Cuaresma a todos”, finalizó Monseñor Basabe.

 

Monseñor Víctor Hugo Basabe – Foto: Cortesía

 

Una de las tradiciones más arraigadas entre los creyentes católicos es la abstención de comer carne durante el Miércoles de Ceniza, los viernes de Cuaresma, el Jueves Santo, el Viernes Santo y el Sábado Santo, por lo que en esta temporada aumenta el consumo de pescado.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

 

Luis Fernando Herrera

Fotos: Silverio Osorio

Noticia al Día