Policía maltrató a niña afroamericana y causó indignación en USA

Policía maltrató a niña afroamericana de 9 años y causó indignación en Estados Unidos

La policía de Estados Unidos volvió a quedar salpicada por un hecho de violencia racial que multiplicó los repudios en todo el país por la condición de la víctima: una niña afroamericana de 9 años que estaba en una crisis nerviosa y a la que, tras detenerla, le dispararon gas pimienta en la cara.

El hecho ocurrió en la ciudad de Rochester, estado de Nueva York, y fue registrado en un video que inundó las redes sociales y desató otra ola de indignación contra los métodos utilizados por las fuerzas de seguridad en el país.

Las imágenes muestran el momento en que la niña ya esposada es ingresada en un patrullero acompañada por una oficial, que le da indicaciones para ingresar en el automóvil. Sin embargo, al no lograr tranquilizarla, la agente le roció gas pimienta en la cara ante la inacción de otros seis policías varones.

Lejos de escarmentar o pedir disculpas, la policía neoyorkina justificó su actuación. Alegó que la niña, cuya identidad no fue revelada, sufría una crisis mental y amenazaba con matar a su madre y suicidarse.

El hecho ocurrió el viernes pasado pero el video trascendió en las últimas horas de ayer domingo. Desde entonces, lo que alegaron las autoridades policiales fue que debieron actuar así para garantizar la seguridad de la niña.

Sin embargo, la alcaldesa de Rochester, la afroestadounidense Lovely Warren, condenó el uso de la fuerza contra los niños y prometió una investigación interna sobre las prácticas de los policías de la ciudad.

«Tengo un niño de 10 años. Es un niño, es un bebé. Como madre, este vídeo no es algo que una quiere ver», dijo el domingo durante una rueda de prensa.

 

La violencia policial contra afroamericanos

 

Luego de los asesinatos contra afroamericanos que durante 2020 desataron movilizaciones multitudinarias en todo el país, este es el segundo hecho de violencia policial racial en lo que va de 2021.

En marzo del año pasado la víctima fue Daniel Prude, un hombre afroamericano que tuvo una crisis nerviosa en la calle y que antes de morir estuvo en coma durante varios días a raíz de su detención, durante la que la policía puso una capucha de tela en la cabeza.

Dos meses más tarde, la siguiente víctima fue George Floyd, a quien agentes de Minneápolis lo detuvieron en la calle y le pusieron las rodillas en el cuello, provocándole una asfixia por la quedó internado hasta que murió horas después.

El otro caso más resonante fue el de Jacob Blake, a quien en agosto último la policía acribilló adelante de sus hijos mientras intentaba ingresar a su automóvil en medio de una discusión familiar.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Página 12