Palabras de una alemana en Maracaibo, en 1883

Palabras de una alemana en Maracaibo, en 1883

Entre los años 1883 y 1896 Elizabeth Gross, ciudadana alemana, reside en Maracaibo y escribe un conjunto de epístolas dirigidas en las que deja testimonio de su vida en esa ciudad. Reseña una investigación de la Universidad del Zulia (LUZ).

Elizabeth Gross había viajado, recién casada, con su esposo a Venezuela y se había establecido junto a él en la ciudad de Maracaibo, en donde funda su casa y nacen sus hijos.

En sus mensajes, Gross habla de su experiencia con el personal de servicio de su vivienda.

“No puedo llamarles sirvientes. Rodolfo me ha explicado muchas veces que, desde la abolición de la esclavitud ya no hay sirvientes», comenta.

Agrega: «La gente trabaja solamente cuando necesita dinero, pero, por lo demás aspira a tener iguales derechos. Sin embargo, el indio Uncas, un adolescente de unos 15 a 16 años es un verdadero indio que fue comprado por 100 táleros, o sea que por un lado no hay “sirvientes” ni “esclavos”, pero por el otro compran indios… Después apareció otro muchachito indio, que también pertenecía al inventario de la casa, de unos 10 años de edad, llamado Pelayo y aparentemente un pequeño diablo… Ojalá hubiera escuchado a mi vieja tía, quien siempre decía. ¿Qué quieres hacer tú donde los salvajes?”.

Fuente: @Zuliaunahistoria, Elisabeth Grosss. Vida Alemana en Lejanía.

Para leer el resto del articulo ingrese aquí

 

Noticia al Día/Con información de LUZ y Zuliaunahiistoria