Lombardi: No hay que sacralizar tanto el pasado y pensar más en el futuro de Venezuela

“No hay que sacralizar tanto el pasado y pensar más en el futuro”: Ángel Lombardi (video)

Propone dejar de añorar las décadas anteriores y construir un plan nacional para las nuevas generaciones

Ángel Lombardi y Marlene Nava, dos de las memorias más importantes de Maracaibo, sostuvieron una entrevista vía Zoom a propósito del bicentenario de la Zulianidad. Sobre eso, Lombardi precisó que en materia de autonomía regional el único avance que se tuvo fue en 1989 con la Ley de Descentralización que asignaba un presupuesto fijo a las regiones y con ella las elecciones directas de gobernadores y alcaldes.

“Algunos hablan de la independencia del Zulia, y hay que tener mucho cuidado con el lenguaje, porque lo que hablamos es de autonomía, y hablar de ello nos referimos a descentralización. Es decir, que dentro de un plan nacional el Zulia tendría autonomía de gestión, es decir, que si se obtienen recursos propios esos se quedarían en la región. No somos un país aparte, pero esto ha dependido de la política nacional que ha sido centralista. Honestamente nosotros no manejamos nada, desde las fuerzas militares en adelante, todo es desde Caracas. La autonomía nunca sirvió, porque hemos vivido un proceso histórico republicano que fue constitucionalmente declarado federal, pero que en la práctica ha sido centralista, por eso la lucha permanente por una mayor autonomía que en términos modernos lo hemos llamado descentralización”, dijo Lombardi.

 

Cambio en la educación histórica de Venezuela

 

Durante la conversación ambos enfocaron los términos de autonomía e independencia haciendo una retrospección del pasado, pero con la analogía de impulsar otro tipo de futuro educativo histórico del país.

Para Lombardi las oportunidades del pasado social, económico y político de Venezuela generaron un irrealismo, que se ha quedado a lo largo de las décadas, pero que no es prudente para recrear el futuro si no se hacen los correctivos para marcar un proyecto nacional diferente.

“Es muy importante que la mayoría sea orientada, y educada en la dirección que se quiere, podemos incorporar en los planes escolares y formación de nuestros estudiantes los conceptos de autonomía, descentralización entre otros. Entonces allí estaríamos creando una conciencia colectiva de cuál sería la dirección más conveniente para nuestro desarrollo… La memoria histórica puede ayudar, pero si somos críticos, pues si seguimos repitiendo que fuimos una gran ciudad, un gran estado, eso tiene sentido para quienes viven de la nostalgia y la melancolía, pero para los jóvenes hay que darles un contenido positivo y activo de propuestas pensando en las nuevas generaciones”, sentenció Lombardi.

Precisa que lo primero sería educar al maestro, pues este tiene que estar formado para lo que va a dar, ya que considera que la educación de hoy es cada vez más compleja. “Nuestros maestros muchos siguen cometiendo errores elementales, pues no pueden dar a conocer lo que no manejan y porque la educación no puede ser un cultivo de la memoria histórica solamente. Todo eso tiene que ser modificado porque de acuerdo a los avances tecnológicos en Venezuela está más descuidada la visión científica, estamos conectados más es en una visión literaria que científica”, apostrofó Lombardi.

Lombardi reitera que la educación no solo es dependiente del maestro sino de la familia, y que esta debe sumarse a los propósitos ante una complejidad de problemas que puede tener una variedad de soluciones.

 

Una historia contada de otra forma

 

En medio de las preguntas y el intercambio de ideas tanto Ángel Lombardi como Marlene Nava reiteraron que Venezuela tiene 500 años de evolución e historia vinculada al mundo, especialmente a Europa. Y que además tiene una tradición indígena milenaria, muy poco conocida y poco estudiada, pese a que no se tuvo un imperio autóctono como en otros países del continente americano.

“Los programas de historia es una falsificación de la historia, es una mitologización de la historia, está escrita entorno a la cola del caballo de Bolívar, o sea pareciera que nosotros solo tuvimos una época, la de Bolívar. En la cual se está enseñando una mitología básicamente no real, una Venezuela heroica que puede ser buena para la literatura, pero no para la conciencia histórica”, apuntó Lombardi.

 

“No hay que sacralizar tanto el pasado y pensar más en el futuro”

 

Los recientes cambios de nombre a principales arterias viales del país, constituye para Lombardi una perdida de identidad, la misma que se va formando a través de los detalles y costumbres actuales y que son característicos de cualquier región del territorio.

“No podemos seguir cambiando el nombre de una carretera. Eso de blanco, negro y amarillo no existe, Venezuela es mestiza. Hay que entenderla como un proceso de mestizaje, de identidad nacional y donde la cultura nos identifica, la lengua, creencias religiosas, populares, los usos y costumbres. La manera de ser y vivir, determina la manera de pensar, pero hay un discurso histórico que no puede ser visto hacia atrás como nuestro tiempo mejor, no hay que sacralizar tanto el pasado y pensar más en el futuro, el pasado tendría mucha importancia como símbolo y conciencia colectiva, pero habría que cambiar nuestro sistema educativo como contenidos básicamente de tipo histórico”, sentenció.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

 

Luis Fernando Herrera

Noticia al Día