Los libros de enero y febrero (Ronald Rodriguez Vargas)

Los libros de enero y febrero (Ronald Rodriguez Vargas)

La pandemia no ha dejado títere con cabeza. El sector del libro no ha sido la excepción con las librerías cerradas, accesos limitados y paremos de contar. La venta On Line, los libros digitales, el delivery y el pick up han sido una buena opción en tiempos de confinamiento. ¿Se lee mas? Esta por verse. La industria del libro se adaptó y comenzó con buen ánimo 2021.

Comenzamos con Estigia, donde comienza el olvido de la zuliana radicada en España Ikerne Mandaluniz. Un thriller que supera los limites de la maldad humana que comienza con el hallazgo de un cadáver 9 horas después de su fallecimiento en una residencia de mayores. Cosa que no es casual dice la médico inmigrante y sin papeles (¿acaso una suerte de autobiografía?) que trabaja como auxiliar en el centro y promueve a costa de su vida una profunda investigación del fatal acontecimiento. El “polémico” Juan del Val del programa El Hormiguero de Antena 3 nos deja DelParaiso un retrato de una aparatosa urbanización de super lujo en las afueras de Madrid donde se entrecruzan las vidas de varias decenas de personajes, cada uno con su historia, sus afanes, secretos y no pocas miserias. Allí todo parecía idílico, soñado y perfecto hasta que llegó del Val que abrió puertas, ventanas y levantó alfombras. En enero también regresó a los anaqueles de las librerías Carol Joyce Oates con Delatora donde nos regala una historia vigorosa sobre la familia, sus expectativas y la ineludible necesidad de romper con ella. En El hijo del Chofer Jordi Amat nos relata una historia de periodismo, chantaje y corrupción que se lee como un thriller. Una novela que nos ayuda a comprender la Cataluña de hoy comenzando en tiempos en los que Jordi Pujol ganaba una tras otras las elecciones y los medios construían la imagen de ser un oasis libre de corruptelas, nada mas alejado de la verdad pues todo resultó una perversa encrucijada de asedio y poder, dinero y trafico de influencias.

Después de Enero Sangriento Alan Parks nos entrega Los hijos de febrero que se desarrolla en las duras calles de Glasgow azotadas por la ventisca, donde el icónico Harry McCoy (protagoniza como se acostumbra en la novela negra toda la obra del escocés) se enfrenta a un nuevo caso mientras lo acechan las sombras de su pasado. Todo comienza cuando la polícia recibe una llamada anónima: han asesinado violentamente a un joven en la decimocuarta planta de un edificio en obras. En su pecho a cuchillo le han grabado la palabra «ADIÓS«. Por su parte Daniela Bascopé recoge en Sin señal cuentos cortos, poemas, fragmentos de su diario. Su lado oscuro a través de personajes de ficción, reflexiones e historias inspiradas en hechos reales. Después de Lluvia Fina, libro del año en 2019, Luis Landero ha regresado con El huerto de Emerson, sin duda un relato memorable sobre lo vivido y lo leído donde trenza con brillantes los recuerdos del niño en su pueblo de Extremadura, del adolescente recién llegado a Madrid o del joven que empieza a trabajar, con historias y escenas vividas en los libros con la misma pasión y avidez que en el mundo real.

Terminamos esta Cuenta de libros de enero y febrero con la pieza mas comentada y aplaudida entre los seguidores de la novela policial, Seis cuatro de Hideo Yokoyama el japonés que logró vender en su país mas de quinientas mil copias y fuera de el archipiélago ya ronda el millón. Una obra reposada, con personajes descritos al milímetro en toda su complejidad y agonía que nos acerca una forma de razonas y hacer que refleja a una sociedad en donde prima el desajuste entre pensamiento y palabra en una cultura donde la cortesía está por encima de los impulsos, el acatamiento riguroso de las jerarquías y lo que conlleva que alguien pueda atreverse a transgredirlas. Un acercamiento también a la delgada linea que separa el periodismo de sucesos del amarillismo.