La importancia de John Locke en la Revolución Científica

La importancia de John Locke en la Revolución Científica

Economipedia

John Locke

 

A pesar de ser conocido como el padre del liberalismo, este filósofo empirista británico realizó grandes aportaciones para intentar acercar posturas entre la ciencia y la filosofía

Sin duda alguna, el mundo de la filosofía está repleto de grandes autores que han dejado huella en la sociedad humana. Sócrates, Platón, Aristóteles, Descartes o Guillermo de Ockham son solo algunos de los filósofos más importantes de la historia, sin embargo, ninguno fue capaz de cuestionar el conocimiento humano como lo hizo John Locke. Y es que este filósofo británico, no se conformaba con el ideal clásico.

Es decir, el filósofo John Locke quería conocer los límites del conocimiento humano, para así dejar atrás las ideas basadas en la tradición y en los sabios de la Antigüedad. Obviamente, el pensamiento de Locke no fue totalmente innovador, ya que se basó en los logros conseguidos por grandes intelectuales como Galileo Galilei, Isaac Newton o Nicolás Copérnico, entre otros.

Para ser un poco más concretos, John Locke era partidario de que las ideas científicas siempre tenían que estar sujetas a duda, de manera que todas las nuevas evidencias debían ser tenidas en cuenta. Aunque las ideas políticas y económicas marcaron la vida de John Locke, lo cierto es que tuvo un gran papel en la Revolución Científica. Si estás interesado en él, puedes saber quien fue John Locke en Economipedia.

 

¿Cómo fue la vida de John Locke?

Como ya se ha comentado anteriormente, la faceta científica de John Locke es menos conocida por la mayoría de las personas, puesto que por lo general, este filósofo británico está muy asociado al ámbito político y económico, y más concretamente, a la corriente del liberalismo. Pero, ¿quién fue exactamente John Locke? Para entender sus ideas, lo más adecuado es analizar algunos momentos importantes de su vida.

Por ejemplo, pocos saben que Locke nació en una cabaña a las afueras de Bristol -Reino Unido-, sin embargo, este lugar no debe malinterpretarse, ya que era hijo de un prestigioso abogado rural. Esta buena posición, le permitió estudiar en la Westminster School de Londres, y posteriormente, en el Christ Church College de la Universidad de Oxford, donde cursó medicina y tuvo su primer contacto con el mundo de la ciencia.

Cuando John Locke estaba estudiando medicina conoció al noble Lord Ashley, el cual acudió a la Universidad de Oxford en busca de un tratamiento para una infección de hígado. El filósofo empiristaJohn Locke dejó impresionado a Lord Ashley, por lo que éste le ofreció formar parte de su séquito, es decir, quiso convertirlo en su médico personal. Locke aceptó el cargo, y a partir de ahí, su vida cambió para siempre.

 

El pensamiento de John Locke

A lo largo de su vida, John Locke publicó diferentes obras sobre filosofía, política, economía y ciencia que fueron muy aclamadas por la sociedad, sin embargo, hay una de ellas que le causó numerosas críticas: el Ensayo sobre el entendimiento humano. Y es que esta obra de 1689 recogía diversas frases de John Locke, las cuales rechazaban las ideas innatas defendidas por los filósofos desde la Grecia Clásica.

Algunas de las reflexiones de John Locke más célebres hacen referencia a la acción del ser humano, ya que según su pensamiento, las personas interpretan las ideas a partir de la experiencia. Por tanto, para el filósofo británico, el conocimiento de los seres humanos nunca puede ir más allá de su experiencia. Un pensamiento basado en factores abstractos como la felicidad, a la cual considera una disposición de la mente.

En esta gran obra, también hay ideas de John Locke sobre la mente de los humanos, puesto que bajo su punto de vista, el desarrollo intelectual se consigue trabajándola a diario. Locke ve al conocimiento como la única defensa ante el mundo, de manera que cree que es totalmente necesario leer y reflexionar, ya que a partir de este trabajo, la mente estará preparada para buscar la verdad de los hechos acontecidos.

 

La mente humana en la filosofía de John Locke

A pesar de las críticas recibidas por diferentes autores de la época, John Locke nunca abandonó su postura con respecto a la mente humana, puesto que quería alejarse por completo de las ideas innatas provenientes de la Antigüedad. Según el pensamiento de John Locke, la mente humana parte de un estado vacío -sin ideas-, de modo que todo el conocimiento se va generando en base a la experiencia adquirida.

Por ello, las proposiciones de John Locke sobre la ciencia iban encaminadas a la duda, ya que consideraba que nunca había que dar nada por sentado. Por así decir, para Locke era necesario asumir un grado de incertidumbre dentro del saber empírico, por lo que las ideas científicas siempre debían estar sujetas a duda, eso sí, partiendo de nuevas evidencias que ayudaran a complementar dichos pensamientos.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Nota de Prensa