¿Existe el orgasmo anal?

¿Existe el orgasmo anal?

Imagen de Soho

La pregunta no es nueva en los medios. El Espectador en su edición digital del 19 de diciembre de 2018 ya se lo planteaba y, aparte, daba consejos de cómo lograrlo.

Ayer Rosa Madrid  le decía a su amiga Gisela «me gustaría probar el sexo anal».

  • No sabes de lo que te pierdes, respondió, Gisela.

El Espectador de Colombia señala:

«

Es clave el erotismo, desarrollarlo, que sepan inducir a la entrega total y definitiva.

¿El nivel de deseo debe ser muy alto para la pentración?

Si no hay ganas de hacerlo, pueden haber muchas babas y lubricante, pero definitivamente no funcionará. El punto es conectarse, seducirse de tal modo que la mujer o el hombre estén dispuestos a que los penetren. Es cuestión de confianza y punto.

Suponiendo que hay calentura mutua ¿por dónde iniciar?

 El sexo oral ayuda montones. Pasar la lengua es clave.  Babitas y masajear con el dedo el borde…

Ok…

Después de que se ha estimulado la entrada, se pueden introducir los dedos. Eso permite que la entrada sea más fácil.

¿Qué puedo hacer para la higiene?

No digo mentiras: lo mejor para practicar un buen y cómodo sexo anal es tener a la mano papel, pañitos húmedos, gel antibacterial y una caneca cerca.»

Añade: «Existe y es delicioso. Para los hombres, por la estimulación de próstata, este orgasmo es más intenso, porque compromete el punto g. En esa medida, es un orgasmo mucho más rico que el orgasmo genital. Se multiplica el placer.»

Por su lado, el portal https://www.cosmopolitan.com.mx/ dice sobre el tema:

Los orgasmos anales son casi un misterio. ¿Todos pueden tener uno, sin importar su anatomía? ¿Cómo le das a una mujer un orgasmo anal? ¿Son solo para gente con pene? Hoy te diremos todo lo que debes saber sobre los orgasmos anales.

Sammi Cole, experta de Lovehoney habló con nosotras y nos contó hasta el último detalle sobre los infamados “buttgasms”…

¿Qué es un orgasmo anal?

“Aunque las probabilidades son menores que con estimulación genital directa, es posible que cualquier persona llegué al clímax a través del toqueteo anal”, nos cuenta. “Esto se debe a la cantidad de nervios y músculos que se encuentran en esa región y que todos están conectados con tus órganos sexuales. Para los hombres, la próstata juega un rol vital durante la eyaculación y puede ser estimulada fácilmente a través del ano”.

¿Cómo le das a alguien un orgasmo anal?

Como cualquier otra práctica sexual, Sammi explica que no hay un método que le funcione a todos cuando se trata de orgasmos anales, porque todos los cuerpos son distintos. Pero subraya que debes relajar tu mente y tu trasero. Después de todo, no hay nada más íntimo que el jugueteo anal. Es muy importante que te sientas cómoda, en confianza y en control.

Comunicate y relájate

Primero, recuerda que si estás jugando con otra persona, debes sentirte cómoda hablando. Debes decir lo que se siente bien y lo que no para que ambos tengan la experiencia más placentera posible”, dice. “Si tú eres el que está penetrando o jugando, asegúrate de que estás escuchando y respondiendo al cuerpo de tu pareja. Si no estás segura de que se la está pasando bien, pregunta”.

Los músculos del ano son muy fuertes y necesitan tiempo para relajarse. “También necesitas estar en la mentalidad para que eso pase”, agrega Sammi. “Si tu mente no quiere, tu cuerpo tampoco querrá”.

Usa lubricante

Necesitarás un lubricante de buena calidad y diseñado específicamente para anal. A diferencia de la vagina, el ano no se lubrica solo. Por esta razón necesitará un poquito extra para que la penetración sea cómoda, placentera y no haya ningún accidente o herida.

Empieza con un juguete pequeño

“Asegúrate de comenzar con un juguete pequeño, puedes usar tu dedo para probar la sensación”, recomienda Sammi. “Después, si es necesario, o si tú o tu pareja se siente lista, pueden cambiar a un juguete más grande (como un pene/strap-on)”.

Los mejores juguetes anales para principiantes empiezan con los bonitos, pequeños y no intimidantes. Visita tu sex shop local y pregunta a los expertos.

Y al mismo tiempo que empiezas pequeño, empieza lento. No solo insertes cosas ahí. “La mayoría de las terminaciones nerviosas en el área anal se encuentran en la piel de afuera, así que también prueba con estimulación externa para que ambos se exciten”, dice Sammi. “Después de todo, un orgasmo es la liberación de tensión mientras la sangre regresa al cuerpo de los genitales y debes trabajar para que eso suceda”.

Algunas personas encuentran que un solo dedo en el ano puede ser suficiente, mientras que otros prefieren la sensación de analingus (o beso negro). Usar un vibrador en la parte externa del ano también puede ayudar a relajar, ya que la vibración relaja los músculos.

Involucra otras partes

“Si nunca has experimentado un orgasmo anal, encontrarás que para llegar ahí por primera vez lo mejor será combinar la estimulación anal con otro tipo de jugueteo”, dice Sammi.

“Intenta combinar sexo oral y tocar el ano y el perigeo de manera delicada si estás con tu pareja. También puedes tomar un juguete sexual hand-free como algo para los pezones si estás jugando contigo misma para estimular más de una zona erógena al mismo tiempo”.

También advierte nunca pasar de anal a vaginal con juguetes, dedos o penes. Esto se conoce como “double-dipping” y puede causar infecciones y todo tipo de cosas malas que no quieres en tu ano o vulva.

Si tienes vagina

“Las mujeres con vulva pueden encontrar que igual que con el orgasmo del punto G,  puede ser más fácil experimentar un orgasmo anal si llegas al clímax de tu manera preferida primero”, recomienda.

“Así que si eres de las que necesita estimulación en el clítoris para venirte, primero ten tu orgasmo de esa manera y después muévete a la diversión anal. Esto también puede ayudar a relajar tus músculos anales, además de hacer las cosas más cómodas en general”.

Si tienes pene

Normalmente, la clave para los orgasmos anales y la gente con pene es la estimulación de la próstata. “Puedes sentir la glándula de la próstata unos centímetros dentro del ano en la pared más cercana al estómago. Es como un área firme, redonda y del tamaño de una nuez y al igual que el punto G en las mujeres, requiere estimulación para llegar al placer máximo”.

Para tocarlo, Sammi sugiere usar los dedos o un masajeador de próstata. De esa manera, puedes experimentar con presiones diferentes y ver qué funciona para ti y tu pareja. Para algunas personas con pene, este masaje de próstata es suficiente para llegar al clímax sin estimulación extra. Para otros, se necesita combinar con otro tipo de jugueteo para llegar a la línea de llegada.

Si quieres mantenerlo lo más libre de poco posible…

Sammi dice que si estás preocupado de hacer algún tipo de desastre… “asegúrate de que fuiste al baño un par de horas antes de la acción y que te bañaste antes de llegar a la recámara”.

También dice que algunas personas deciden agregar lo que se conoce como “ducha anal” para estar extra limpios, pero eso ya es una preferencia individual.

Lo que debes recordar

Sammi dice que es importante no olvidar lo siguiente: “Si no llegas a la meta, no te preocupes. El jugueteo anal puede ser muy placentero sin llegar al orgasmo, así que solo disfruta la experimentación”.