Navalni fue enviado a una colonia penitenciaria para purgar su condena

El opositor ruso Navalni fue enviado a una colonia penitenciaria para purgar su condena

Navalni fue enviado a colonia penitenciaria para purgar su condena. Foto: Agencias

El opositor Alexéi Navalni fue trasladado a una colonia penitenciaria en la que debe purgar una pena de dos años y medio de detención, anunció este viernes el jefe de las cárceles rusas.

«Fue trasladado al lugar en el que debe encontrarse por decisión del tribunal», declaró Alexander Kalashnikov, citado por las agencias de prensa rusas, agregando que el opositor no tiene «ninguna amenaza a su vida o su salud».

El opositor «cumplirá su sentencia en condiciones absolutamente normales», precisó, indicando que «el señor Navalni, si lo desea, tomará parte de las actividades de producción».

Herencia de la Unión Soviética, la mayor parte de las penas de prisión en Rusia se cumplen en centros penitenciarios ubicados a veces lejos de todo. Los detenidos deben a menudo trabajar de manera obligatoria en talleres de costura o fabricación de muebles, por ejemplo.

Una portavoz del servicio de cárceles rusas FSIN explicó a la AFP que no podía dar detalles sobre el lugar de detención de Alexéi Navalni porque no tenía derecho a revelar datos personales sobre los detenidos.

Por su parte, el abogado del opositor, Vadim Kobzev, indicó a la AFP que no estaba al tanto de la ubicación de su cliente.

La justicia rusa confirmó la semana pasada el veredicto contra el opositor de 44 años en un caso de fraude en 2014, que Navalni, varios países y oenegés consideran como político.

El activista anticorrupción fue detenido el 17 de enero a su regreso de Alemania, donde permaneció cinco meses para recuperarse de un envenenamiento que atribuye al Kremlin y éste niega. Además, en otro caso, fue condenado a pagar una multa por «difamación».

Su arresto dio lugar a importantes manifestaciones en Rusia, que se saldaron en más de 11.000 arrestos.

La mayoría de los colaboradores del opositor fueron detenidos.

Esta semana, la oenegé Amnistía Internacional decidió dejar de considerar al opositor como un «preso de conciencia» por algunas declaraciones de odio que realizó en el pasado, si bien continúa reclamando su liberación.

En los años 2000, Alexéi Navalni solía  hacer comentarios racistas para criticar, sobre todo, a los migrantes de Asia Central o de las repúblicas musulmanas rusas. Aunque abandonó ese discurso, nunca se disculpó por ello.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

AFP