Candidato Yaku Pérez denuncia posible fraude en Ecuador

Candidato Yaku Pérez denuncia posible fraude en Ecuador

Foto: Agencias

El líder indígena de izquierda Yaku Pérez denunció el lunes un intento de fraude para sacarlo de la carrera presidencial en Ecuador, cuando libra una dura batalla con el exbanquero de derecha Guillermo Lasso por el segundo puesto en el balotaje.

El economista Andrés Arauz, de 36 años, delfín del exmandatario socialista Rafael Correa (2007-2017), aparece como ganador de la primera vuelta del domingo con el 32,14% de los sufragios, según el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Pero con el 98,68% de las actas procesadas, Pérez, un abogado ambientalista de 51 años, sorprendía con el 19,99% de los sufragios, mientras que Lasso, de 65 años, registraba un 19,55%.

El escrutinio ha demorado por la necesidad de revisar un 13,69% de las actas debido a inconsistencias como falta de firmas de los miembros de la mesa electoral.

En ese marco, Pérez dijo que «se está confabulando un fraude (…) para impedir que nosotros lleguemos a la segunda vuelta». Sostuvo que se han transferido 15 puntos porcentuales de sus votos a otros candidatos, con lo que superaría a Arauz, y llamó a abrir urnas.

La presidenta del CNE, Diana Atamaint, dijo que «cada candidato está en su derecho de agotar todas las instancias legales de impugnación de resultados». «Si tenemos que abrir urnas lo haremos», manifestó a la prensa.

«Una vez que se resuelva el 100% de actas con novedades, promulgaremos los resultados», añadió.

 

 «Calma» y «paciencia»

La misión de observadores de la OEA pidió que se «espere con calma los resultados» finales y sostuvo que la información oficial «mostró con contundencia» un «estrecho margen entre los binomios que ocupan el segundo y tercer lugar».

Estados Unidos también instó a «tener paciencia mientras las instituciones de Ecuador terminan de contar los votos» de los comicios a los que se presentaron 16 candidatos.

El balotaje está previsto para el 11 de abril, cuando será designado el sucesor del impopular gobernante Lenín Moreno, que no se presentó a la reelección y cuyo período terminará el 24 de mayo próximo.

De mantenerse la tendencia del escrutinio parcial, Pérez y Arauz protagonizarán un inédito balotaje entre candidatos de izquierda en Ecuador, un país con 17,1 millones de habitantes, castigado por la pandemia y con una abultada deuda económica por la caída de los precios del petróleo.

Arauz declaró en entrevista con la AFP que «el pueblo ecuatoriano ha sido contundente al pronunciarse por el antineoliberalismo. Las opciones que han prevalecido han sido el progresismo, la unidad plurinacional y la socialdemocracia».

Añadió que si gana, la relación con Estados Unidos «va a ser excelente» y que las condiciones de un acuerdo de septiembre pasado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para obtener un préstamo de 6.500 millones de dólares «no podrán ser cumplidas por nuestro gobierno porque atentarían directamente contra los bolsillos de las familias ecuatorianas».

El FMI está «abierto» a ajustar el programa con el nuevo presidente «en caso de que el gobierno así lo desee», dijo el director del organismo para las Américas, Alejandro Werner.

Pérez también planea revisar el acuerdo.

 

Correísmo resucitado

 

Las elecciones, en las que también fueron designados los 137 miembros de la Asamblea Nacional, marcaron el resurgimiento de Correa, quien desde Bélgica evita la cárcel a la que fue condenado por corrupción, tras cuatro años de feroz campaña contra Moreno, su exaliado.

«El gran triunfo era ganar en primera vuelta y hacia ello apostaron los correístas, mientras por otro lado había quienes pensaban que el correísmo estaba muerto, y eso no es cierto», dijo a la AFP el analista Pablo Romero, de la Universidad Salesiana.

Pérez, quien tiene un discurso ambientalista y de rechazo a la explotación petrolera y minera, es un enconado rival del exmandatario socialista.

El líder indígena apuntó sus sospechas de fraude hacia Lasso y sus aliados, pero también contra Correa. «Tiene un pánico que entremos nosotros a la segunda vuelta», sostuvo en referencia al exmandatario.

En 2019 fue elegido en las urnas prefecto (gobernador) de la provincia andina de Azuay (sur) y es el primer indígena en llegar tan lejos en la disputa por la presidencia de Ecuador, donde los pueblos originarios conforman un 7,4% de la población.

Este lunes la banda uruguaya Cuarteto de Nos protestó por el «uso indebido» de uno de sus temas en la campaña de Pérez, cuyo equipo de prensa señaló que se trató de «un aporte desde la ciudadanía».

Si se confirman los resultados parciales, los ecuatorianos deberán elegir entre dos alternativas de izquierda: una nacionalista con ansias de revancha, que representa Arauz, y otra de corte ambientalista que, según Pérez, dará paso a un «estado plurinacional, digno, honesto e incluyente».

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

 

Agence France-Presse