Así se blindan contra el Covid19 en el SAHUM

Así se blindan contra el Covid19 en el SAHUM

 

TU VIDA SE GARANTIZA, EN LA MEDIDA DE TÚ PROTECCIÓN

Desde la entrada al Hospital Universitario de Maracaibo, el equipo apropiado del personal de salud para protección, debe constar de: mascarilla, guantes, protección ocular (lentes, máscara) y bata (manga larga).

Tal información la aportó la Licenciada en Enfermería, Mariot Bermúdez Soto, trabajadora de la salud con vasto historial, durante 20 años como Supervisora de la División de Emergencias y Medicina Crítica -y los últimos 10 años- como Coordinadora del “Curso de Ampliación para Enfermería en Cuidados Intensivos”, del Servicio Autónomo Hospital Universitario de Maracaibo (SAHUM) quien agregó,
“cuando comenzó la pandemia de Covid-19 no existía mucha información; y lo primero que adoptaron los países -donde inició- fue a protegerse de la mejor manera posible -en la actualidad quedó demostrado- que mientras menos equipo de bioseguridad se coloque, es mucho mejor”, enfatizó.

LAS NORMAS SON PARA ACATARLAS

A través de las normas establecidas, por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) en el hospital Centinela de Maracaibo, ha prevalecido mantener -gracias al Gobierno Nacional- el abastecimiento de los equipos de bioseguridad, con sostén del Gobierno Regional; por lo cual el uso correcto del mismo es imprescindible en cada área.

LOS PROTOCOLOS HAN VARIADO

De igual forma señaló, la también Presidenta de la Sociedad Científica Venezolana de Enfermería en Cuidados Intensivos, “al inicio de la pandemia, el protocolo era quitarse la ropa de calle que se traía puesta para colocarse: mono y bata descartable, cubre botas, tapaboca No 95, lentes, careta con facial; y arriba de todo eso, un mameluco y otra bata larga; además de 3 pares de guantes, todo esto por temor al alcance de este virus”, relató.

AGLOMERADOS, EL PROBLEMA ES PEOR

Prosiguió señalando “además de las incomodas mascarillas, aglomerados somos un mayor problema. Lo que sí se ha demostrado es que hay que tomar medidas, como parte de una estrategia completa para salvar vidas y evitar la transmisión; aunque el uso de una mascarilla por sí sola, no basta para aportar una protección apropiada, contra el COVID-19”, apuntó.

LAS MULTITUDES SIN DISTANCIA, SON FOCO DE CONTAGIO

Los equipos para protección del personal de salud, en situaciones riesgosas son: guantes, que protegen las manos; las batas, deben cubrir por completo el torso y los brazos; máscaras y respiradores, la boca y la nariz; los lentes, los ojos y las caretas, todo el rostro.

LA RESPONSABILIDAD DEPENDE DEL ÁREA

La Higiene de manos, al inicio y al final de la jornada laboral -y en los momentos indicados- es esencial, el tapaboca No 95 o equivalente, protección ocular o careta, bata de manga larga (impermeable desechable o de algodón) y guantes estériles desechables. Igualmente, se debe tener precaución con el manejo y uso correcto de la higiene de manos, en Imagenología (tele de tórax) y traslado de pacientes, con sospecha o confirmación de Covid-19 y el personal de limpieza..

RECORDANDO PANDEMIAS PASADAS

La enfermera, especialista en Cuidados Intensivos rememoró, “cuando comenzó la información sobre el virus del Ébola se ideó el famoso mameluco; al cual se le han dado muchos nombres en diferentes países y fue diseñado desde el punto de vista de salud, para proteger en situaciones de pandemia. Cuando Venezuela vivió la primera pandemia del siglo 21 que fue la H1N1 el personal de salud se cubría con el equipo de bioseguridad normal: gorro, tapaboca No 95; el cual está demostrado hasta ahora, que tiene un grado efectivo de filtración de bacterias -entre el 97 y el 98 por ciento- batas anti-fluidos largas, guantes y cubre botas; y gracias a Dios -después de 1 año de lidiar con ese virus- se aprendió mucho y lo que se recomienda en la actualidad es cubrirse con el equipo de protección personal, que esta descrito por la OPS”, insistió.

EN OCASIONES MENOS ES MÁS

Resumió que “lo más importante es cubrir las vías aéreas, ya que se ha demostrado -hasta ahora- que es la puerta de entrada del virus. En fin, un equipo de bioseguridad debe constar de: protector facial, lentes, tapabocas No 95, una bata larga (antifluído) que quede por debajo de las rodillas; además de cubre botas, 3 pares de guantes, de los cuales el último debe ser más largo. En ocasiones, menos se traduce en más protección”, finalizó.

 

Redacc: N. Gómez/Fotos: Y. Vera
Prensa SAHUM