Alicia solo ha conocido la enfermedad y la pobreza: ¿Por qué me pasa esto a mí?, se pregunta

Alicia solo ha conocido la enfermedad y la pobreza: ¿Por qué me pasa esto a mí?, se pregunta

Foto: Juan Vera

Desde su infancia Alicia Suárez ha debido lidiar con sus piernas, castigadas por la poliomielitis. Primero con los dolores de operaciones y tratamientos infructuosos, luego con la ausencia de sus seres queridos y con la indiferencia ante su necesidad.

 

Alicia es una persona de 55 años, que tras la muerte de sus padres y de su hermana, quienes la cuidaban, quedó en situación de calle, completamente indefensa.

Durante los 3 últimos años permaneció a las puertas del Palacio de Gobierno de donde fue desalojada el pasado mes de enero, con la expectativa de procurarle un lugar para vivir.

 

Lea también: Alicia espera que el 2021 llegue con un techo para cobijarse

 

En esa oportunidad, funcionarios de la Gobernación del Zulia la trasladaron al cuarto de pensión donde habita su sobrina Nelsy, quien tiene su propio vía crucis, ya que sobrevive en condiciones de hacinamiento.

Según les informaron quienes movilizaron a Alicia, pasarían en unos días a buscarla. Al cabo de una semana, Alicia volvió a quedar a la intemperie, ya que su sobrina no pudo alojarla por más tiempo.

Actualmente, se encuentra a las puertas de la emergencia pediátrica del Hospital General del Sur, donde ha sido tratada con hostilidad por el personal de seguridad.

Pese a constatar su condición, la privaron de usar una silla dejando que permanezca tirada en el piso.

Los intentos de comunicación con los funcionarios del Gobierno Regional que conocen el caso y que se comprometieron en asistirla han sido infructuosos.

Las condiciones actuales de Alicia son calamitosas, por decir lo menos. Ella se pregunta el por qué le ha tocado tanto padecer.

«Por qué me pasa esto a mí», interroga entre lágrimas. Hay preguntas que sobrecogen el alma y para las que uno no tiene respuesta.

Quienes nos condolemos ante la situación de Alicia, hacemos un llamado a las organizaciones humanitarias que existen en Maracaibo y San Francisco para que extiendan su mano solidaria hacia quien es víctima palpable de la pobreza, la enfermedad y la indolencia.

En este momento requiere de alimentación, aseo, también algunas medicinas como Ketoconazol en crema, ácido fólico, complejo B, calcio + vitamina D, y lo más importante, un lugar donde vivir.

Alicia Suárez merece envejecer con dignidad, con el respeto elemental que debe gozar como ser humano y ciudadana.

 

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

 

F. Reyes

Noticia al Día