Alejandro Jodorowsky, creador de la psicomagia, nació un día como hoy

Alejandro Jodorowsky, creador de la psicomagia, nació un día como hoy

Nació en Tocopilla, Chile, el 17 de febrero de 1929.  Mimo, actor y realizador de cine, guía espiritual y creador de la psicomagia, Alejandro Jodorowsky ha cultivado también la escritura de novelas, relatos breves y guiones para comics, siempre buscando expandir las fronteras de la imaginación.

Alejandro Jodorowsky es una de las figuras más peculiares de la cultura chilena, aun cuando su vasta y variopinta obra se haya desarrollado casi en su totalidad en el extranjero. No resulta fácil describir en pocas palabras las diversas facetas del trabajo de este personaje imaginativo, provocador y carismático, que de ser un actor y cineasta extravagante se convirtió en guía espiritual, uno que lee el tarot y que incluso ideó una singular terapia psicológica.

Las peripecias de Jodorowsky comenzaron en medio de la agitada vida cultural chilena de fines de los años cuarenta, cuando era un estudiante de Filosofía que pasaba la mayor parte de su tiempo actuando y organizando teatros de mimos y marionetas.

Jodorowsky fue uno de los fundadores y una figura emblemática de la llamada generación de los años cincuenta, hasta que a los veintitrés años decidió romper con su pasado y viajar a París, ciudad donde se vinculó con el famoso mimo Marcel Marceau, para quien actuó y escribió pantomimas. Tras seis años de trabajo como mimo y actor, Jodorowsky se radicó en México, donde se inició en la meditación, el chamanismo y la psicología. De regreso a París, fundó junto a los actores Roland Topor y Fernando Arrabal el movimiento teatral Pánico, nombre que escogieron en homenaje al dios Pan, que se caracterizaba por manifestarse a través del terror, el humor y lo inesperado.

A mediados de la década del sesenta, Jodorowsky concentró sus esfuerzos en la escritura de guiones para comics y en la dirección cinematográfica, desarrollando un trabajo con influencias del surrealismo, la ciencia ficción y el misticismo oriental. Su producción fílmica le dio un gran prestigio entre ciertos círculos de la contracultura, que lo reconocen hasta hoy como una figura de culto.

En algún momento de su trayectoria Jodorowsky abandonó la práctica artística convencional, con el convencimiento de que el arte debía tener alguna funcionalidad práctica y una incidencia en la vida de las personas. Adoptó entonces una visión terapéutica de su propio quehacer, ejerciendo como tarotista y creando la psicomagia.

A comienzos del año 1991 y en medio de un gran revuelo mediático, Jodorowsky regresó a Chile, con lo que puso fin a una larga ausencia de casi cuatro décadas. En dicha ocasión, se dio a conocer como escritor, veta en la que ha cosechado varias novelas autobiográficas y relatos breves.

«La historia profunda de mi vida», dice Jodorowsky, «es la de un esfuerzo constante por expandir la imaginación». Esa voluntad expansiva es el principio espiritual que subyace a la enorme variedad de actividades e intereses que ha cultivado, el hilo conductor que aúna su obra en torno a un mismo universo imaginativo.

Jodorowsky vive actualmente en Vincennes, cerca de París, donde imparte habitualmente clases de tarot y conferencias sobre psicomagia y psicogenealogía.

 

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

MemoriaChilena.gob.cl