Zulianidad: Una historia marcada en más de 3 millones de corazones.

ZULIANIDAD: Una historia de conflictos que quedó marcada en más de 3 millones de corazones

Un sentimiento que trasciende fronteras. Independencia, gallardía, identidad  y valentía. «No hay nada más hermoso que ser zuliano»

Hoy se cumplen 199 años de aquel 28 de enero de 1821, día decisorio para la «declaración de independencia de la Provincia de Maracaibo ante la corona española» y el comienzo de un sentir latente en más de tres millones de corazones, que fue Decretado desde el año 2002 como el Día de la Zulianidad.

A lo largo de la historia, el «zuliano de pura cepa», se diferencia de toda la población venezolana por ser una persona jocosa, escandalosa, y por su carácter aguerrido, pero si hay algo que no se puede pasar por alto es el regionalismo que lo caracteriza.

Este día se conmemora la declaración de manera solemne, oficial y autónoma, la independencia de la provincia de Maracaibo ante el reinado de España, según comentó a Noticia al Día  el licenciado José Gregorio González, adjunto a la dirección del Acervo Histórico del estado Zulia. «Ya se había declarado una independencia el 5 de julio de 1811 con las provincias -básicamente- del centro (Caracas, Los Andes, parte del Oriente) pero en Maracaibo, los líderes de los tiempos de la colonia no se habían pronunciado por una independencia sino hasta un poco más tarde», dijo.

Explicó que la historia sitúa el acontecimiento frente a la Plaza Mayor,  hoy actualmente conocida como la plaza Bolívar. Fue entonces cuando Francisco Delgado, quien era el presidente del Ayuntamiento y líder principal en Maracaibo, declaró la separación definitiva de la provincia.

«La idea básica de la zulianidad es rememorar ese hecho histórico, trascendental y apropiarnos de él, porque debemos tomar en cuenta que si hacemos un análisis de los libros de texto, las provincias y, básicamente, lo que es el estado Zulia, prácticamente desapareció, a pesar de que nosotros tuvimos una participación protagónica, muy importante durante la Guerra de Independencia», aseguró González.

El historiador explicó que la Batalla Naval del Lago en 1823, ni el nacimiento de Rafael Urdaneta, han sido los únicos aportes a la historia nacional. «Nosotros dimos mucho para la independencia venezolana, son mas de 100 los próceres zulianos que participaron en la Guerra de Independencia y que dieron su vida por la causa», añadió.

Afirmó que con esta celebración se busca promover el espíritu del orgullo zuliano, ese orgullo por nuestra grey, por la gaita, el folklor, nuestra comida y nuestra identidad, añadió: «La zulianidad no va en contra de la venezolanidad, al contrario, ser zuliano significa ser un buen venezolano y darle a conocer al resto del país, que la zulianidad es tan importante como que el nombre del gentilicio de Venezuela nació del lago de Maracaibo y la independencia se consolidó en aguas del Lago», aseguró.

Por otro lado, la periodista, historiadora y cultora de la localidad, Marlene Nava, comentó que de todo este conflicto se deriva el mito de la «República independiente del Zulia». «Recuerda que el estado Zulia forma parte de lo que fue la provincia de Maracaibo; no la ciudad que conocemos ahora, y su territorio se extendía hasta Barinas y los valles de Cúcuta y Santander», afirmó.

«Desde entonces, celebramos una manifestación de autosuficiencia y la conciencia de que esta sociedad podía manejarse de una manera autónoma, gracias a una decisión de voluntad propia y colectiva. Además el jefe español se sumó también a esta declaratoria; a partir de allí se gesta una serie de movimientos bélicos por parte de Bolívar que le ordena a Urdaneta defender esta plaza y se suscita un evento inesperado;  el general Morillo consideró que con estas acciones se había roto el armisticio (tregua), entonces eso desata de nuevo la guerra y es cuando se da la Batalla de Carabobo, 5 meses después», explicó Nava.

Marlene mencionó  que el próximo año se cumplen 200 años de una declaratoria importante y ella espera que la historia sirva para analizarnos como sociedad y para observar acuciosamente qué queda y qué podemos recuperar. «La idea es empezar a reconstruirnos otra vez sobre la visión del proceso  y de la conciencia que tenemos sobre el valor de las cosas», añadió.

Aseguró que el término «zulianidad» ha generado polémica, sin embargo, argumentó que es nombre que se le da a la identidad regional, la conciencia de ser regional. «Es un término usado desde principios del siglo XX, Manuel Ovido Sanrosel en sus escritos habla de zulianidad», dijo.

Marlene explica que los historiadores consideraban que había una especie de etnicidad marabina, es decir, que la cultura y la conducta de los pobladores de la zona marcaba una notoria diferencia con relación al resto del país.

Aseguró que esto se debía a que la provincia de Maracaibo era una zona aislada geográficamente. La periodista apuntó que la provincia estaba rodeada por tres cadenas montañosas y la única salida que tenía era por el Golfo, entonces su actividad económica se fue desarrollando alrededor del Lago, a través de una cadena de puertos que eran donde se desaguaban los productos que venían de Los Andes y de los valles de Cúcuta y Santander. «Allí se crea una región histórica porque tenían lazos en común, intereses en común, y una vida en común que no tenía absolutamente nada que ver con lo que hoy es Venezuela», comentó.

«Nosotros nos integramos físicamente al resto del país con el Puente sobre el Lago, y eso fue en 1962, o sea durante siglos, Maracaibo estuvo totalmente aislada del resto del país, y en contrapeso estuvo conectada con los puertos del mundo, porque tenía un sistema de comercio permanente, próspero y sostenido con todos los puertos importantes que tenían en ese tiempo».

Nava explicó que esa relación con el mundo influyó en el progreso de la sociedad marabina, emprendedora y por eso en muchas ocasiones se convierte en pionera en distintas áreas de las ciencias médicas, tecnología, teatro y las artes. La influencia del mundo sobre la ciudad llegó a determinar que la provincia de Maracaibo fuera la primera en muchas cosas.

Zulianos que marcaron la historia

Entre los personajes emblemáticos que marcaron la historia, González resaltó al beisbolista zuliano Luis Aparicio «El Grande», al científico, Humberto Fernández Morán, y al prócer Rafael Urdaneta como actor ilustre de nuestra política.

Por su parte, Marlene hizo una acotación con respecto a los que considera figuras importantes que resaltan el orgullo zuliano, entre estos vuelven a relucir Urdaneta y Fernández Morán, sin embargo, resaltó lo que sería algo inusual para los locales, escogió a el pirata Henry Mórgan, porque para ella la presencia de los piratas demostraba  la capacidad de producción, aseguró que los piratas no iban a sitios pobres, iban a lugares productivos donde encontraran riquezas, y eso da la idea del estatus que tenía la ciudad. «Tenemos mucha gente valiosa a lo largo de los siglos», añadió.

Ser zuliano es…

«Ser zuliana es la vida. Yo creo en eso y siento que hay que cultivar ese regionalismo del que hacemos gala, muy al estilo nuestro, que es un poco ligero, ese regionalismo nace del corazón, de la pasión, de la emoción y yo siento que tiene que volverse un poco más racional y solo se va a lograr a través del conocimiento de su pasado y el porqué de algunos procesos, entonces, se puede lograr que haya un regionalismo que contribuya como en esa oportunidad a manifestarnos abiertamente como una sociedad progresista y emprendedora», recalcó Nava.

Comentó que con la diáspora se ha incrementado el sentimiento de regionalismo y la nostalgia que les genera estar lejos de su tierra hace que se apeguen mucho más a nuestras cosas.

«En estos días vi que en España se está rescatando la gastronomía zuliana, ya que allá se pueden conseguir todos los elementos de esos platos». Aseguró que en el paladar del zuliano no puede faltar el sabor del coco y como plato típico, más común, el Mojito, afirmó que esta tendencia de ligar todas la comidas con coco se debe a que de 24 municipios que tiene la región zuliana, 21 de ellos tienen los pies en el agua, dejando como ingredientes principales esos dos elementos

También apuntó que los productos a base de maíz y la dulcería en almíbar, son cosa que autóctonas que se están perdiendo con el pasar del tiempo.

Las frituras como las empanadas y mandocas, era el desayuno habitual de la gente pobre, Nava recordó que en su infancia su abuela les repartía a sus nietos dos mandocas con queso de año y que debían esconderse detrás de una puerta para poder comérselo, pues con la brisa que entraba por los ventanales de su vivienda hacía volar las virutas del queso por todo el estar.

Foto: José López

Concluyó diciendo que toda la situación crítica que está atravesando el país y, específicamente la región zuliana, ha contribuido a que se estén perdiendo los elementos patrimoniales, pero ha ayudado a afianzar las costumbres de los pobladores que partieron esperando volver a su tierra natal.

 

Fotos: José López

Any Vargas

Noticia al Día