Sexo a media madrugada: No fue un sueño, lo hiciste

Sexo a media madrugada: No fue un sueño, lo hiciste

Por la noche no todo es pesadilla, ocurren otros eventos. Ana Callejo Mora, Licenciada en Periodismo por la Universidad CEU San Pablo. Ha trabajado escribiendo sobre atención primaria y oncología en Diariomedico.com y sobre medicina e investigación en Diario Médico. Allí recibió el Premio de Periodismo de la Plataforma SinDolor, de Fuinsa y la Fundación Grünenthal, escribe para https://cuidateplus.marca.com/ este interesante reportaje donde aborda lo que podría sucederle a usted cuando duerme relacionado con el sexo.

 

Sonambulismo sexual y sexsomnia

El sonambulismo sexual, cuyo nombre más correcto sería sexsomnia, es una alteración del sueño donde, durante el episodio, los sujetos intentan de manera inconsciente mantener una relación sexual (masturbarse, pretenden el coito u otra manifestación sexual). Es una variante del sonambulismo, pero centrada en un comportamiento sexual.

No hay que confundir sexomnia con somnofilia, que consiste en la preferencia sexual por mantener relaciones sexuales con personas dormidas.

¿Por qué se produce?

Álex Iranzo, presidente de la Sociedad Española del Sueño (SES) y neurólogo de la Unidad Multidisciplinar de Trastornos del Sueño del Hospital Clínic de Barcelona, afirma que no se sabe por qué se produce el sonambulismo sexual. “No se asocia a ninguna alteración sexual ni a ninguna enfermedad psiquiátrica ni psicológica, ni a ningún trauma sexual. Mientras están despiertos, tanto la actividad como la vida sexual de las personas que lo padecen es normal”, comenta.

“Suele suceder en estados de sueño muy profundo, y es más frecuente en periodos de gran cansancio, privación del sueño o después de haber bebido más de la cuenta”, apunta Carme Sánchez, sexóloga y codirectora del Instituto de Sexología de Barcelona (InSexBcn).

¿Se conoce la prevalencia?

Aunque se trata de un término muy buscado por los internautas, no se conoce la prevalencia del sonambulismo sexual. “No hay más de 150 casos publicados en la literatura médica mundial. Probablemente es más frecuente de lo que se piensa, ya que muchos de los sujetos que padecen sexsomnia no lo consultan al médico”, señala Iranzo. El especialista cuenta que en su consulta ha visto unos 15 pacientes. “En nuestro grupo del Hospital Cliníc publicamos en 2013 un artículo describiendo cuatro casos (tres varones y una mujer de entre 28 y 43 años de edad)”.

En palabras de Sánchez, los casos generalmente suelen ser leves, aunque puede darse en diferentes grados. “La etiología es muy diversa y no existe una única causa, pero, por ejemplo, es mucho más común en hombres que en mujeres, también entre los jóvenes y en personas que sufren sonambulismo o algún tipo de trastorno del sueño. De todas maneras, no hay muchos casos documentados”.

¿Pueden despertar durante el acto sexual? ¿Recuerdan lo sucedido?

“Los pacientes con sexsomnia pueden despertar durante el episodio de actividad sexual y, en general, no entienden lo que hacen en ese momento ni recuerdan nada al día siguiente”, responde Sánchez.

Profundizando un poco más, el presidente de la SES explica que los individuos pueden despertarse espontáneamente o ser despertados por otra persona. “En ese momento, se encuentran sorprendidos de estar masturbándose o intentar consumar un acto sexual con la persona que duerme con él o ella o con otra. No son conscientes de lo que están haciendo, no estaban soñando nada, y algunos se avergüenzan. A la mañana siguiente no se acuerdan de lo que han hecho”.

Por otro lado, la pareja o la persona que observa al sujeto en un acto de sexomnia se da cuenta de que no está despierto.

Imagen de
El Mundo